X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de febrero y se habla de Selecta ere encuesta electoral financiación autonómica
GRUPO PLAZA

entrevista con el gestor valenciano

Ricardo González: "En GPM International Capital no nos casamos con ningún valor"

15/01/2018 - 

VALÈNCIA. GPM International Capital, fondo de inversión gestionado por el valenciano Ricardo González, completó un brillante 2017 situándose entre los más rentables del panorama financiero español. De ahí que este diario haya querido conocer las claves, los valores que nutren este fondo, las pautas que sigue, además de abordar otras cuestiones sobre la marcha de los mercados financieros, la retirada de estímulos monetarios del BCE...

-¿Qué balance hace de la marcha del fondo que gestiona durante el pasado año?
-El balance ha sido bueno tras acumular unas plusvalías netas de más del 15%, lo que ha situado a GPM International Capital como uno de los fondos de inversión más rentables en 2017. Podría haber sido incluso mejor si los mercados europeos hubieran sido capaces de mantener el buen tono mostrado en el primer semestre, pero el mercado europeo no dio para más; de ahí que nos centramos (especialmente en la segunda mitad del ejercicio) en inversiones en EE UU y Hong Kong, dos de los mercados más fuertes en el mundo que nos permitieron casi triplicar la rentabilidad del MSCI World en euros (5,64%).

-El listón lo ha dejado muy alto para superarlo este año pues...
-(Se ríe). La verdad que sí pero sigo trabajando con la convicción de saber que las estrategias cuantitativas que seguimos en GPM International Capital son muy sólidas en el largo plazo y que jugamos con las estadísticas a nuestro favor para consolidar a GPM International Capital como uno de los mejores fondos de inversión en los próximos años. Esa es la razón por la que tengo invertidos en GPM International Capital mis ahorros y donde periódicamente cada año invierto los ahorros conseguidos en el año anterior.

-¿Cuál es la clave para haber logrado dicha rentabilidad?
-Al final la clave no es otra que la disciplina en las estrategias que seguimos y que han demostrado ser ganadoras históricamente. Invertimos en los mercados y sectores que mejor lo están haciendo en el mundo, y dentro de ellos tomamos posiciones en los valores más destacados. Siempre damos mayor peso en cartera a los mercados y sectores con mejor comportamiento y eso hace que cuando el mercado global sube, nosotros subamos más y que cuando el mercado global cae, nosotros caigamos menos.

-¿Cuáles son las principales posiciones actuales del GPM International Capital?
-Actualmente los mercados más fuertes en el mundo son Estados Unidos, Japón y Hong Kong y son precisamente en dichos mercados donde estamos centrando nuestras inversiones desde hace meses; aunque siempre estamos atentos y si Europa es capaz de fortalecerse, no descartamos incrementar nuestra exposición al Viejo Continente. Por sectores nuestras principales apuestas actuales son tecnológicas y financieras. En tecnología mantenemos posiciones en empresas como las americanas Synopsys y Texas Instruments, la alemana Nemetscheck y el fabricante de circuitos impresos con sede en Hong Kong Camsing International Holding. Por su parte, nuestras principales apuestas financieras son los bancos HSBC Holdings PLC y BOC Hong Kong Holdings junto a las aseguradoras estadounidenses American Financial Group, Essent Group y Marsh & McLennan. También tenemos posiciones en la empresa financiera belga KBC Ancora.


-Por cierto, ¿qué tiene en cuenta a la hora de entrar y salir de un valor?
-A la hora de entrar, lo principal es que sean activos que rindan a un ritmo superior que la media. Precisamente tomamos posiciones en este tipo de mercados y valores sobresalientes porque son los que más probabilidades de hacernos ganar dinero tienen. Ahora bien, hay que tener claro que este es un mundo de probabilidades y no de certezas absolutas, por lo que en el momento en que alguno de los valores en cartera no sigue un rumbo favorable para nuestros intereses es liquidado. Desde GPM International Capital no nos casamos con ningún valor. Los valores que son capaces de mantener sus tendencias alcistas siguen con nosotros, puesto que es síntoma de que nos están haciendo ganar dinero, pero si cualquiera de ellos no sigue el rumbo previsto es liquidado y sustituido por otro que cumpla nuestras exigencias de inversión.

-¿Cómo se presenta 2018 a la hora de gestionar su fondo?
-De cara al futuro la ruta está clara: seguir con disciplina nuestros modelos de inversión cuantitativos, ya que han demostrado que a largo plazo aportan una rentabilidad superior a la de los índices con una volatilidad menor.

-¿Y cómo ve a los mercados este año?
-Nuestros modelos indican que hay que tener una predisposición alcista de cara al próximo ejercicio. Los indicadores de amplitud muestran que el ciclo alcista en el mercado rector (Estados Unidos) goza de buena salud, lo que unido al escaso atractivo de la renta fija hace que los flujos monetarios internacionales sigan respaldando el ciclo alcista en la renta variable. Es precisamente el escaso atractivo de la renta fija el principal artífice del ciclo alcista actual y mientras no veamos incrementos notables en los rendimientos de la renta fija, el escenario más probable que barajo es que el ciclo alcista actual siga vigente en el medio plazo, más allá de los naturales movimientos de consolidación a corto plazo propios de los mercados de valores. Ahora bien, como siempre sucede, los mercados de renta variable tienden a moverse en la misma dirección, pero con diferencias en su rendimiento: suelen subir y bajar de forma muy similar, pero en diferentes porcentajes, ya que hay unos mercados más fuertes que otros. En GPM International Capital siempre monitorizamos los movimientos mundiales y nos situamos del lado de los activos que mejor se comportan dentro del actual panorama alcista.

-¿Con qué gestión se siente más cómodo: con la pasiva o la activa? ¿Qué aportan ambas?
-Sin duda con la gestión activa, pero una gestión activa bien hecha, no cualquier gestión activa. El gran problema de la gestión activa es que durante muchos años ha ido ligada a un modelo de gestión bastante pobre, ligado principalmente a grandes y acomodadas entidades financieras. En la actualidad somos cada vez más entidades independientes -fuera de los grandes holdings- los que sabemos que para ganarnos nuestro espacio debemos hacer las cosas muy bien. Cuando no puedes competir por infraestructura de captación estás forzado a ganar cota de mercado ofreciendo un mejor producto. Si no tienes la red de distribución de un gran banco para captar dinero, no te queda otra que ofrecer valor a los partícipes en forma de buenos resultados para que sean ellos los que vengan a ti.


-Y sobre la gestión pasiva o indexada...
-Hay que tener claro que la gestión pasiva está de moda ahora porque el ciclo alcista es evidente, pero cuando vengan ciclos menos favorables -como sucedió en 2008-, con rachas de pérdidas en la gestión pasiva que en muchos casos llegan a superar el 50%, muchos inversores que siguen este tipo de estrategias se darán cuenta de que el sufrimiento supera el umbral que esperaban. Los americanos, que nos llevan mucha ventaja en el mundo de la inversión y gestión de activos -allí la gestión pasiva se puso de moda en 2004 y aquí no ha llegado hasta hace pocos años-, observaron en el anterior ciclo en renta variable que duró desde 2002 a 2008 cómo los inversores autodenominados 'pasivos' tendieron a mostrarse pasivos cuando había que ser activos -fin de ciclo alcista en 2007- y activos cuando había que se pasivos -justo en la peor racha de pérdidas en 2008-.

-¿Por qué?
-Esto tiene su lógica porque mientras el mercado sube es muy cómodo estar sentado sintiéndose el más listo de la clase pensando que pagas poco por la inversión, pero cuando vienen mal dadas y observas que siendo 'pasivo' has perdido más del 50% de tu patrimonio invertido -y ves en los diferentes medios los titulares que te hacen pensar que la situación va a ir a peor- como ser humano te entra el miedo y terminas tirando la toalla. Eso por no hablar de que en muchos casos la capacidad de ahorro de las personas y su situación económica durante las recesiones no es la misma que durante los ciclos expansivos, lo cual termina por forzar a muchos inversores a retirar su inversión con fuertes pérdidas justo en el peor momento.

-¿Y qué sucede en su caso?
-Como gestor activo soy consciente y no dejo de lado que una de las claves para batir al mercado es precisamente evitar los grandes ciclos bajistas como el de la crisis financiera o el estallido de la burbuja puntocom. Al respecto me gustaría recalcar que, aunque GPM International Capital es un fondo de renta variable durante los grandes mercados bajistas las inversiones en renta variable las neutralizaremos y la exposición del fondo será dirigida principalmente a activos refugio como bonos soberanos. Nuestro objetivo principal es preservar el capital en los momentos bajistas de los mercados tales como 2007-2008 y 2000-2002 entre otros. Este detalle es clave para entender cómo a largo plazo seremos capaces de superar a los índices y la gestión pasiva con una volatilidad menor, ya que en los grandes mercados bajistas -no confundir con retrocesos pequeños dentro de ciclos alcistas-, mientras los mercados retroceden, el patrimonio del fondo mantendrá exposición neutra a renta variable y exposición positiva a la deuda soberana, cuyo comportamiento tiende a ser positivo ante el 'pánico' de los mercados de valores y de ahí la correlación inversa.

-Lo que les posibilita neutralizar la exposición a bolsa...
-Esto nos permitirá obtener una ventaja notable con respecto al promedio del mercado. Mientras el mercado cae, nuestro patrimonio neutraliza la exposición a renta variable y permanece expuesto a activos de mínimo riesgo, reduciendo la volatilidad y preservando nuestro capital de cara a un nuevo ciclo alcista. Esta política de gestión otorga al fondo una ventaja notable con respecto al mercado tras un gran mercado bajista y de cara al nacimiento de un nuevo ciclo alcista. Mientras los mercados han perdido gran parte de su valor, el fondo será capaz de preservar el capital partiendo con una ventaja notable de cara al nacimiento de un nuevo ciclo alcista en la renta variable, en la que la estrategia sobre las bolsas de valores vuelve a ganar protagonismo, reiniciándose así un nuevo ciclo.


-Por cierto, ¿estamos ante una moda por la gestión pasiva?
-Siempre que estemos en un ciclo alcista la gestión pasiva estará de moda entre los inversores inexpertos que no hayan experimentado el lado amargo de este tipo de inversión. Ya sucedió en el ciclo alcista de 2002 a 2007 con la proliferación de los ETFs en EE UU y más de 10 años después es cuando esta moda llega a Europa. Pero no debemos olvidar que los ciclos tienden a repetirse y como sucedió en 2008 llegará otro ciclo bajista en el que el inversor -que se vio encandilado por las 'noblezas' de la gestión pasiva en tiempos mejores se dará cuenta de que no todo es tan bonito como se pintaba y que las rachas de pérdidas de la indexación; además de ser muy grandes, son muy duraderas, mermando la confianza en este tipo de inversión. Para mí la gestión activa bien hecha tiene una gran ventaja con respecto a la gestión pasiva y es que gracias a la gestión activa se sufren rachas de pérdidas menores, lo que a la larga ayuda a obtener mejores retornos.

-Pónganos un ejemplo...
-Imaginemos un ciclo bajista donde un inversor pasivo ha perdido un 50% de su inversión por la caída de los índices... aunque solo solo hay que remontarse hasta 2008 para ver un ejemplo. En cambio, una gestión activa medianamente bien hecha logra salirse a tiempo de ese mal ciclo acumulando pérdidas de apenas el 15% -podría ser incluso menos de ese 15%, pero a modo de ejemplo lo dejamos así-. El inversor pasivo deberá ganar un 100% para recuperar su inversión porque si pierdes el 50% de tu inversión debes doblar capital para recuperarte de las pérdidas. Para ganar un 100% y recuperar el capital que tenías antes del mercado bajista, los mercados y tu cartera van a necesitar varios años de alzas. Y no precisamente para ganar dinero sino simplemente para recuperarse de esa racha de pérdidas. En cambio, una gestión activa bien hecha, que apenas sufrió pérdidas del 15%, tan solo debe ganar un 17,65% para recuperarse de esa racha de pérdidas, una rentabilidad que perfectamente puede conseguirse en dos años -o incluso menos- dentro de un nuevo ciclo alcista.

-Por último, ¿para cuándo barrunta la primera subida de tipos por parte del BCE tras el QE?
Sinceramente no me preocupa tanto el 'cuándo' sino el 'cómo'. Hay que prestar atención a cómo gestionan los bancos centrales las retiradas de estímulos y las subidas de tipos de interés. Comentaba anteriormente que el ciclo alcista actual en renta variable tiene sus cimientos en que la renta fija ofrece unos rendimientos muy bajos. Estos bajos rendimientos de la renta fija se deben fundamentalmente a la compra de deuda por parte de los bancos centrales y a que los inversores muevan sus inversiones hacia la renta variable para buscar obtener rendimientos a sus ahorros.  Si los bancos centrales retiran los estímulos o empiezan a subir los tipos de interés de forma muy acusada, el dinero que ha fluido a la renta variable en los últimos años, por el escaso atractivo de la renta fija, podría iniciar un viaje de retorno que crearía inestabilidad en la renta variable. 

-¿Y si esa retirada y subida de tipos se hace escalonada?
-Si esa retirada de estímulos y subidas de tipos de interés por parte de los bancos centrales se alarga en el tiempo y se produce de forma muy escalonada, los rendimientos de la renta fija se mantendrían más tiempo en niveles bajos prolongando el actual ciclo alcista en renta variable. Ahí es donde va a estar la clave del próximo mercado bajista, en cómo gestionen los bancos centrales esta situación. De momento, la Reserva Federal está haciendo movimientos de forma muy pausada porque son conscientes de que el favorable escenario actual depende en gran medida del entorno que ellos mismos han creado. El BCE debería ser más cuidadoso con este aspecto si cabe, ya que la situación en Europa no es de tanta fortaleza como en Estados Unidos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email