X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de diciembre y se habla de ciegsa JOSÉ CÍSCAR Cine Trattoria da Carlo
GRUPO PLAZA

sus últimos resultados arrojan unas pérdidas de 6,2 millones de euros

Rowsley baja en bolsa un 15% desde que Peter Lim compró el Valencia CF

10/11/2017 - 

VALÈNCIA. En la noche del 24 de octubre de 2014 se cerraba el acuerdo definitivo entre Peter Lim y Bankia, que dejaba a Meriton -patrimonial del empresario de Singapur- como propietario de las acciones del Valencia CF. Lo hizo comprando el 70% del club, que estaba en manos de la Fundación Valencia CF, desembolsando los 74 millones de euros que ésta debía a la entidad presidida ya por José Ignacio Goirigolzarri después de nueve meses de intensas negociaciones.

Horas antes Rowsley (RWS), la principal cotizada del magnate asiático que ya entonces participaba -y de hecho lo sigue haciendo- en el megaproyecto de Iskandar Malaysia como avanzó este diario en diciembre de 2013, echaba el cierre en la Bolsa de Singapur en los 0,156 dólares de Singapur (SGD), al cambio diez céntimos de euro. Un 15,4% por debajo de los 0,132 SGD de ayer, ocho céntimos de euro.

Basta con echar al gráfico adjunto para ver la dinámica bajista de RWS, con un atisbo de recuperación a finales de julio pasado cuando anunció la venta de su participación en Thomsom Medical y TMC Life Sciences a Rowsley. Las tres empresas están controladas por el máximo accionista del Valencia CF y siguen su integración a tres bandas, que en un primer momento llegó a ser muy aplaudido por el mercado por cuanto las acciones llegaron a presentar una revalorización anual del 63% para devolver a los números verdes la cotización de Rowsley.


Sin embargo, la cotización se fue desinflando para volver a pisar terreno negativo como fue contando este diario aunque en las últimas semanas ha logrado enderezar el rumbo y presentar una mejora del 7,3% tomando el cierre de ayer. Una mejora que se traduce en una capitalización, al cambio en euros, de unos 400 millones de euros. O lo que es lo mismo: lo que vale en la bolsa española Liberbank.

Pero el mal tono de ROWS desde que su máximo accionista se hiciera con las riendas del 'club ché' no solo se refleja en el parqué singapurés sino también en las propias cuentas que rinde trimestre a trimestre ante el mercado del pequeño reino asiático. Y como muestra un botón: en el tercer trimestre de 2014 -cuando se convirtió en el nuevo propietario del equipo de Mestalla- ganó 33,3 millones de euros al cambio frente a los 6,3 millones que ha perdido en el mismo periodo de este año, tal y como contó Plaza Deportiva hace una semana.

Rowsley está presidida por un consejero del VCF

Cierto es que dicho beneficio vino por una pérdida de valor razonable de unos 5 millones de euros por una contraprestación de compra. Pero excluyendo dicho atípico seguiría presentando 'números rojos' frente a los 755.000 euros que ganó en el segundo trimestre de 2017,  tal y como publicó este diario.

Sin embargo, la compañía presidida por Ng Ser Miang, consejero del Valencia CF, ingresó en su último trimestre un millón de euros, un 6% más respecto al precedente. Dicho aumento, según informó por hecho relevante al mercado, se debió a las mayores contribuciones de la firma de ingeniería Squire Mech y la consolidación de los resultados de AC Consortium, empresa líder en diseño de industriales en Singapur. Una compra que forma parte de la estrategia de Rowsley para reforzar su negocio de diseño e ingeniería.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email