X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la asociación cree que la nueva política con los bultos de cabina vulnera derechos del pasajero

Ryanair contesta a la Unión de Consumidores por el equipaje: "La acusación no tiene fundamento"

16/01/2018 - 

VALÈNCIA. "Estas acusaciones no tienen fundamento". La aerolínea de bajo coste Ryanair no ha pasado por alto la decisión de la Unión de Consumidores de la Comunitat de crear un formulario para facilitar las reclamaciones contra la compañía a raíz de su nueva política de equipajes, que obliga a pagar un suplemento a los pasajeros que quieran seguir llevando en cabina un segundo bulto de mano, algo que hasta ahora podían hacer sin coste adicional siempre que se ajustase a las medidas máximas.

Según explica la aerolínea irlandesa, la nueva política de equipajes ha sido acogida de forma "positiva" por parte de sus clientes. La empresa justifica que la medida "es justa, acelerará el embarque y eliminará el riesgo de retrasos causados porque haya demasiadas maletas a bordo".

La compañía explica que sus clientes pueden seguir viajando con dos bultos sin coste adicional –uno pequeño y otro de medidas máximas de 55 x 40 x 20 cm– pero, si no se pagan los 5 euros del servicio de Prioridad de Embarque, el bulto de mayor tamaño es bajado a la bodega en la puerta de embarque "completamente gratis". El objetivo es "eliminar retrasos y mejorar nuestra puntualidad, que es líder en el sector", justifican.

Precisamente este martes la compañía reconocía que sus datos de puntualidad de diciembre son sustancialmente peores que hace un año, una tendencia que ha ido acompañada de un aumento de las reclamaciones de los pasajeros.

Cae la puntualidad

En concreto, el índice de puntualidad de la compañía que dirige el controvertido Michael O'Leary ha pasado del 84% de hace un año al 79% del pasado mes de diciembre. La firma justifica esa "ligera" bajada de cinco puntos en una causa excepcional: las nevadas que obligaron a cerrar aeropuertos los días 10, 11 y 27 de diciembre. Sin tener eso en cuenta, la puntualidad sería del 82%, asegura.

A ello se une que las reclamaciones han pasado de 1,38 por pasajero en diciembre de 2016 a 3,15 el mes pasado. Aún así, destaca que son "sólo tres reclamaciones por cada 1.000 pasajeros".

Por otro lado, Ryanair destaca que junto a los cambios en la política de equipaje en cabina ha reducido la tarifa e incremento el tamaño permitido para el equipaje facturado, unos cambios que le supondrán un coste de hasta 50 millones de euros anuales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email