X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

las posiciones cortas marcan máximos del año y van camino del 5%

Sacyr se dispara en bolsa un 18% en el último mes y medio pese a los 'cortos'

11/05/2018 - 

VALÈNCIA. Sacyr cerró ayer en bolsa en los 2,500 euros en lo que fue su quinta subida consecutiva -en paralelo a la del Ibex 35- tras publicar que su beneficio trimestral subió un 11% gracias al negocio exterior y Repsol. La constructora presidida por Manuel Manrique ganó 35 millones de euros hasta marzo pasado; mientras se ha revalorizado un 18,26% a lo largo del último mes y medio como se observa en el gráfico adjunto.

Así, el pasado 23 de marzo Sacyr cerró en los 2,114 euros frente a los 2,500 euros de ayer, lo que ha impulsado su capitalización hasta la frontera de los 1.360 millones de euros y, de paso, a elevar su revalorización anual hasta el 8,22%. Todo ello mientras las posiciones cortas se han disparado hasta máximos anuales, según la última comunicación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Concretamente los 'cortos' alcanzaron el 4,73% a fecha 27 de abril, la cota más alta desde el 4,98% del pasado 22 de diciembre. Hasta cinco bajistas tenían desvelada su identidad en el capital social -por aquello de igualar o superar el mínimo legal del 0,50%-, con AKO Capital al frente con el 1,21%. A continuación aparecían JP Morgan Asset Management (0,88%), AHL Partners (0,68%), el clásico entre los clásicos Marshall Wace (0,66%) y Systematica Investments (0,51%).

Por otro lado, Sacyr garantizó la vuelta del grupo al pago de dividendos anuales "recurrentes", que se materializarán a través de 'scrip dividend', el sistema por el que los accionistas pueden elegir cobrar la remuneración en acciones, en efectivo o en una combinación de ambas opciones. Así lo indicó el presidente del grupo, Manuel Manrique, quien señaló que la compañía pretende pagar un dividendo a cuenta a finales de ejercicio y otro complementario en verano, una retribución que, en conjunto, arrojará una rentabilidad total anual de "entre el 4% y el 5%".


De esta forma, Sacyr pretende "trasladar a los accionistas" la "solidez" que asegura presenta la compañía tras las medidas de gestión que viene implementando en los últimos ejercicios. "Sacyr es hoy una empresa más fuerte y segura como así lo indican sus resultados", aseguró Manrique durante la presentación a analistas de las cuentas trimestrales. "Por ello, restauramos de nuevo una política de dividendos normalizada", remarcó el presidente de la compañía.

Sacyr ya ha abonado a los socios un pago mediante 'scrip dividend' los dos pasados años, después de que en 2015 recuperara la retribución al accionista suspendida en 2011. No obstante, a partir de este ejercicio pretende recuperar el reparto de dividendo anual tradicional y recurrente. La compañía realiza este anuncio coincidiendo con la reestructuración realizada recientemente en el consejo para adaptarlo a la composición de su accionariado y tras la petición realizada por uno de sus accionistas, José Moreno Carretero, de contar con más representación.

Procesos abiertos de desinversión

En el plano operativo, Sacyr tiene abiertos "varios procesos" de desinversión de activos del área de concesiones en el marco de se estrategia de rotación de activos, según detalló el director financiero del grupo, Carlos Mijangos. "Es también una forma de levantar recursos para nuevos proyectos", apuntó. Asimismo, se refirió al grupo de autopistas españolas Itínere para indicar que la constructora y el resto de socios minoritarios en la compañía, Kutxabank y Abanca, prevén para después del verano el laudo del proceso arbitral que instaron en la Cámara de Comercio de Madrid contra el fondo estadounidense Corsair con el fin de superar el bloqueo que afecta al proceso de venta de la participación del 55,4% que suman en el capital de la concesionaria.

El bloqueo deriva de las reticencias que pone a la operación Corsair Capital, el fondo estadounidense al que Citi Infrastructure traspasó la gestión de su cartera de infraestructuras, que tiene un 38,8% de la concesionaria en la que también participa Liberbank con el 5,8% restante. Con esta iniciativa, promovida en julio de 2017, ya los tres socios buscan hacer valer la mayoría que tienen en el capital de Itínere y que Corsair cumpla su compromiso de facilitar la venta. Se trata de Sacyr, que tiene una porcentaje del 15,45%, Abanca, con un 23,8% y Kutxabank, con otro 16,2%.

Demetrio Carceller (izquierda), Manuel Manrique (centro) y José Moreno Carretero
Por otro lado, Sacyr afronta el enfrentamiento de dos de sus primeros accionistas, Demetrio Carceller y José Moreno Carretero, respecto al reparto de poder en el consejo de la compañía, una situación que se saldará en la próxima junta de accionistas del grupo, convocada para el próximo 7 de junio. El empresario José Moreno Carretero ha solicitado añadir un nuevo punto del orden del día a dicha asamblea de Sacyr. Su objetivo es cambiar media docena de artículos de los estatutos de la constructora con el fin de optimizar su buen gobierno, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Moreno Carretero realiza esta petición después de no ver atendida su petición de tener un segundo sillón en el consejo de Sacyr en la reciente remodelación de este órgano de gestión que la empresa acometió hace unas semanas y que se aprobará en la junta. El empresario cuenta con una participación del 5,5% en Sacyr que se elevaría al 16% en el caso de ejecutar el porcentaje adicional que tiene de forma directa, a través de derivados y otros instrumentos financieros.

La 'batalla de los sillones'

De su lado, Demetrio Carceller, actual primer accionista del grupo, con un porcentaje total del 14,23% al sumar la participación sindicada del grupo canario Satocán, ha informado al consejo de Sacyr de su intención de comprar acciones del grupo equivalentes a un 5,5% adicional de su capital social.

Con la toma de este porcentaje, con el que alcanzaría el 20% del grupo, Carceller estaría buscando contrarrestar la intención de Moreno Carretero de lograr más peso en el consejo de Sacyr, según detallaron las mismas fuentes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email