X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Sanidad planifica abril y los turnos en 2018 en Alzira, que pasa este domingo a gestión pública

31/03/2018 - 

VALÈNCIA (EP). La conselleria de Sanidad ya tiene planificadas toda la actividad quirúrgica, de consultas y de pruebas diagnósticas durante este mes en el Departamento de la Ribera, que este domingo pasa a la gestión directa, así como todos los turnos de los trabajadores durante el año 2018. Además, han dado instrucciones y han mantenido reuniones con la hasta ahora concesionaria para que con la reversión a la gestión pública no haya incidentes en los sistemas informáticos.

El contrato de privatización de la gestión del departamento de salud finaliza así este domingo tras 15 años de concesión administrativa a Ribera Salud y, a partir de ahora esta área de salud será de gestión pública directa. De este modo, este domingo finaliza un proceso de reversión que se inició hace un año y medio cuando fue anunciado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en Les Corts el 16 de septiembre de 2016 y que ha estado marcado por la conflictividad judicial. Ribera Salud ha acudido hasta en nueve ocasiones a los Tribunales para tratar de paralizarlo sin éxito.

Asimismo, en este periodo se han sucedido el cruce de acusaciones entre la Conselleria de Sanidad y la concesionaria. Así, si la consellera Carmen Montón ha recriminado en numerosas ocasiones a Ribera Salud su "falta de colaboración" en este proceso y la judicialización de este proceso, la empresa ha replicado que no solo han mantenido una colaboración "leal" , sino que el hasta ahora gerente, Javier Palau, en su última rueda de prensa señaló que han tenido que soportar de la Administración "actitudes poco elegantes" con "desplantes, insultos, desprecios y calumnias".

Sin embrago, el pasado miércoles el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, la consellera de Sanidad, Carmen Montón, y el consejero delegado de Ribera Salud, Alberto de Rosa, mantuvieron una reunión en la que se puso de relieve que en el período de transición tras la reversión la prioridad, tanto para el Ejecutivo valenciano como para la hasta ahora concesionaria serán los pacientes.

En ese sentido, desde Conselleria han explicado que sus responsables de los sistemas informáticos llevan dando instrucciones desde hace un año, contenidas en las normas de reversión, y han manteniendo reuniones con la concesionaria para que no haya ningún incidente a partir del día 1.

Así, han aclarado que hay programas informáticos que ya compartían, como el Abacasis en primaria, y que tienen preparados planes de contingencia por si en los sistemas que hay que sustituir para unificarse al resto de departamentos de la red pública surgiera algún problema. Además, han hablado con los proveedores para poder seguir usando los antiguos si fuera necesario mientras se completa el cambio.

Asimismo, la hasta ahora directora general de Alta Inspección y nueva gerente, Isabel González, junto con el comisionado y personal de la conselleria, se ha reunido con todos los jefes de servicio del hospital de La Ribera en medio centenar de encuentros para planificar la actividad asistencial tras la reversión.

Así, ya están planificados todos los turnos de los trabajadores de La Ribera durante el año 2018, así como la actividad quirúrgica, de consultas y de pruebas diagnósticas durante el mes de abril "con normalidad".

Plantilla

La plantilla del departamento arranca con 1.423 trabajadores con la condición de personal laboral a extinguir, 254 temporales y 310 trabajadores estatutarios. Además, está prevista la contratación de 303 nuevos trabajadores más para reforzar la plantilla a lo largo de 2018.

El personal estatutario fijo en situación de excedencia tendrá ahora un plazo máximo de tres meses a partir del 1 de abril de 2018 para decidir si optan por el reingreso como personal estatutario o por mantener su condición de personal laboral, según el decreto del 23 de marzo aporbado por el pleno del Consell.

Del mismo modo, Sanidad ya ha contactado con todos los proveedores para garantizar la continuidad de la actividad a partir de este domingo y a lo largo de diciembre se han ido publicando en el DOGV las licitaciones sobre diferentes servicios y prestaciones.

Así, además del inventario del hospital o el dimensionamiento de las inversiones, ya se ha licitado la alimentación, el gas natural, la electromedicina, el mantenimiento, la lavandería, la gestión de residuos, la limpieza, la vigilancia, los gases medicinales y se está tramitando la cafetería.

Asimismo, también se ha licitado un acelerador lineal, un PET-TAC, una actualización del mamógrafo, tres equipos digitales de radiología general y dos ecógrafos. Sanidad invertirá 5,7 millones este aña y 2,1 millones en 2019 para mejorar las infraestructuras y el equipamiento, tanto en el hospital como en Atención Primaria.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email