X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Seguimos pensando en alzas dentro de los mercados de renta variable

El analista de XTB analiza la última reunión de la Reserva Federal de EE UU, que mantuvo los tipos pero que dejó abierta la puerta para endurecerlos el mes que viene

7/05/2018 - 

MADRID. La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) dejó los tipos de interés sin cambios, apuntando que la inflación está cerca del objetivo perseguido por la misma. Los funcionarios del banco central norteamericano no modificaron los tipos de interés, reconociendo que la inflación está cerca del objetivo sin indicar ninguna intención de desviarse de su ajuste gradual de la política monetaria. La inflación sobre una base de 12 meses se espera que se acerque al objetivo del 2%. El comité espera que las condiciones económicas evolucionen de una manera que garantice los aumentos graduales adicionales en las tasas. Es posible que los funcionarios hayan indicado su disposición a permitir que la inflación supere en cierta medida su objetivo del 2 por ciento.

El FOMC también notó la debilidad en el crecimiento en el primer trimestre, eliminando la referencia que hizo en la declaración de marzo acerca de que el panorama económico se había fortalecido en los últimos meses. Pero se logró equilibrar al ver un fuerte crecimiento en la inversión empresarial. El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayó levemente al 2,96% después del comunicado. El crecimiento económico americano se enfrió en el primer trimestre a un ritmo anualizado del 2,3% después de sacar un promedio de más del 3% en los tres trimestres previos.

Es poco probable que los comentarios de la FED cambien las expectativas de los inversores, ya que las previsiones de que los legisladores eleven tipos de interés por segunda vez este año, cuando vuelvan a convocar en junio, es más que probable. Los funcionarios no modificaron su opinión de que los riesgos a corto plazo para el panorama económico parecían más o menos controlados. Eso indica que los responsables políticos aún no están listos para acelerar drásticamente el camino que han proyectado para el aumento gradual de los tipos.

La Reserva Federal elevó su tasa de referencia tres veces el año pasado, mientras que también comenzó a recortar lentamente su balance. Los funcionarios indicaron en marzo que esperan un total de tres o cuatro alzas en 2018. La reunión de dos días del FOMC siguió a la publicación de datos el lunes que mostró que, la inflación medida por el indicador preferido del banco central,  había alcanzado su objetivo del 2 por ciento después de estar por debajo de ese objetivo casi todos los meses desde abril de 2012. Los responsables de las políticas apuntan a mantener la inflación cerca del objetivo al tiempo que se garantiza un empleo sostenible máximo y se preserva la expansión económica de Estados Unidos. Y no hay que olvidar que en estos momentos es la segunda más larga jamás registrada.

El crecimiento interanual en el índice de precios de los gastos de consumo personal alcanzó el 2% en marzo desde el 1,7% en febrero. El salto fue impulsado más por las caídas de precios en telecomunicaciones y productos farmacéuticos en el año anterior que por los recientes aumentos de precios. Estas expectativas son positivas para seguir pensando en alzas dentro de la renta variable.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email