X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA A LA EX VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y ASpIRANTE A LIDERAR EL PP

"Ximo Puig se rasgaba antes las vestiduras con la financiación y ahora ya no tiene tanta prisa"

1/07/2018 - 

VALÈNCIA. La ex vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (Valladolid, 1971), decidió semanas atrás dar el paso de presentarse como candidata para presidir el PP y, con ello, convertirse en la líder de la oposición frente al Gobierno de Pedro Sánchez conseguido vía moción de censura descabalgando a Mariano Rajoy.

Al margen de las cuestiones relacionadas con el proceso, Santamaría analizó este sábado para Valencia Plaza la actualidad política desde la llegada de Sánchez a La Moncloa así como sus planes de futuro si consigue convertirse en la presidenta nacional del PP.


-¿Cuál es su plan para frenar el ascenso de Ciudadanos, algo que preocupa a los afiliados del PP?
-Para empezar hay que decir que Ciudadanos ha sido el cooperador necesario en la moción de censura. Colocaron la alfombra que fue la que pisó Pedro Sánchez para pactar una moción de censura con los populistas, los independentistas y dos señores de Bildu.

-Pero Ciudadanos no votó a favor de la moción, pese a que tenían muchas ganas de que se convocaran elecciones...
-Se les vio la ansiedad política y esto sirvió para desestabilizar al legítimo gobierno que había ganado las elecciones. Le hicieron el trabajo a Sánchez y son unos de los responsables de que nos gobierne con populistas e independentistas.

La ex vicepresidenta del Gobierno posa en el Paseo de la Malvarrosa. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cómo planea recuperar al votante de centro y centro-derecha que se ha ido a Ciudadanos?
-Una de las fortalezas de mi candidatura, y así lo dicen las encuestas, es que puede recuperar mucho votante que en algún momento se ha planteado votar a Ciudadanos. Creo que está en nuestra mano recuperar a ese votante netamente PP que busca a un partido fuerte, que practica la ejemplaridad y nacido de la cultura del esfuerzo y del trabajo.

-¿Cree que fue un error estratégico que se votara de forma tan inmediata la moción de censura? Quizá dejar más tiempo hubiera dado lugar a discrepancias entre las fuerzas que se planteaban respaldarla...
-Estamos viendo que pactos y pagos por la moción de censura ha habido. ¿Qué más prueba queremos que la disposición a acercar a los presos de ETA, a los de la Generalitat de Catalunya, ceder la televisión pública a los populistas de Podemos para que implanten modelos televisivos propios de otras latitudes...? Tiempo para concesiones y dejarse grandes pelos en la gatera parece que sí que tuvieron y lo estamos viendo. No fue un apoyo gratis a la moción de censura y la corrupción fue una excusa. Le regalaron el gobierno y ahora Sánchez parece dispuesto a regalar muchas cosas que afectan directamente a la unidad de España.

-Sabe que la reforma de la financiación es un asunto fundamental en la agenda valenciana. Tras muchas críticas a Rajoy, nos hemos encontrado con que Sánchez ha rechazado de plano afrontar la reforma en esta legislatura.
-Esto era algo que antes corría mucha prisa y ahora ya se han olvidado ¿no? (ironiza). Nosotros dejamos todos los estudios hechos, los papeles analizados con los expertos, el comité técnico convocado, habíamos empezado las conversaciones... antes Ximo Puig y Vicent Soler sacaban el tema de la financiación en todos los debates rasgándose las vestiduras con gran aparatología y ahora no urge.

Sáenz de Santamaría durante un momento de la entrevista en el restaurante La Ferradura. Foto: KIKE TABERNER

¿Cuál va a ser la posición del PP sobre esto si usted es la presidenta?
-Nosotros dejamos el asunto enfocado. Creemos que el modelo debe hacerse con consenso entre partidos y comunidades bajo una premisa fundamental de que todos los ciudadanos tengan derecho a los mismos servicios públicos vivan donde vivan. Nosotros ya le planteamos este asunto a Sánchez para avanzar en el modelo y parecía que los socialistas querían, o al menos Susana Díaz sí quería. Ahora Sánchez está dejando en evidencia a todos los que en su momento se sentaron con el Gobierno a analizar el esquema de la financiación.

-¿Qué opina de la gestión que está haciendo del PSPV-PSOE de la detención e investigación sobre el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez?
-Esto demuestra una vez más que al PSOE solo le importa la corrupción cuando puede utilizarla como arma arrojadiza contra los demás. Que siga Jorge Rodríguez como presidente de la Diputación es la prueba del algodón.

-València fue noticia recientemente por la acogida del Aquarius autorizada por el Gobierno de España. ¿Cómo ve este movimiento de Sánchez? ¿Qué opina de este giro en la política migratoria?
-Sánchez es más de gestos que de gestión. La crisis humanitaria que se vivió en València se vive en las costas andaluzas todos los fines de semana y no aparece nadie del Gobierno. En la política migratoria hay que aplicar la claridad de ideas. No es posible que en València hubiera un gran despliegue mediático y en Andalucía las fuerzas y cuerpos de seguridad y las ONG hagan cada fin de semana este trabajo sin ninguna atención del gobierno socialista. Esto no son fotos, son vidas humanas.

-Hablando de fotos, Sánchez ha tenido unas cuantas últimamente... en el avión con las gafas de sol, las manos, haciendo running...
-La del avión, el helicóptero... me recuerda a mi hijo con sus juguetes de Playmobil. '¡Mira mamá, el avión, el helicóptero...!'. Y lo de enseñar las manos... enseña mucho las manos y poco la cabeza. Lo que digo, es muy de gestos y poco de gestión.

-¿No han dado PP y PSOE demasiadas concesiones al PNV, y en su día a CiU, a cambio de gobernar?
-En nuestro caso, aprobamos medidas que beneficiaban a todos los vascos, no a los nacionalistas vascos. Pero insisto, que el apoyo a los Presupuestos o a la moción pueda ser el acercamiento de los presos de ETA es para mí una línea roja que ofende a las víctimas y también a los que consideran que todos los españoles -al igual que los reclusos- tienen que ser iguales ante la ley.

-Si en el futuro necesitara los votos del PNV, ¿volvería a pactar con ellos?
-Creo que en el PNV hubo una falta de personalidad, se subieron al carro de la actualidad. Los socialistas deberán explicar lo que ha negociado con el PNV y ellos deberán explicar a sus votantes qué hacen en el mismo saco de Podemos y de Bildu.

-¿Cree que podrá acabar la legislatura Pedro Sánchez tal y como pretende?
-Una cosa es lo que uno quiera y otra lo que consiga.

-Si es presidenta del PP, ¿cuál será su estrategia en el Congreso frente a la mayoría en precario de Sánchez? Lo digo porque quizá se puede optar por una oposición frontal o una más maleable para conseguir alianzas que dejen en entredicho a Sánchez.
-No soy de contar mis estrategias (ríe). Pero diré que no vengo de nuevas, llevé la estrategia de 2008 a 2011 y no lo debí hacer mal porque ganamos por mayoría absoluta. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email