X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

voces discordantes con el ayuntamiento

Taiat Dansa se moja y denuncia la "subjetividad" de los criterios de ayudas a escénicas del Ayuntamiento

17/01/2018 - 

VALÈNCIA. Apenas han pasado siete días desde que el Ayuntamiento de València presentase las ayudas directas a las artes escénicas más cuantiosas de su historia. Medio millón de euros que, por tomar una referencia cuantitativa, es el triple de lo que el mimos Consistorio repartía hace tres años. 200.000 euros más que en 2017. Sin embargo, la cantidad no parece tener relación con la percepción por parte de una de las compañías con mayor presencia internacional de la ciudad: Taiat Dansa han aprovechado su comparecencia en la presentación de un ciclo de l'Institut Valencià de Cultura para denunciar "los criterios subjetivos y cuestionables" de dichos apoyos.

Las socias y directoras de la compañía, Mertixell Barberá e Inma García, se han excusado por utilizar "una buena noticia, una muestra más de lo apoyadas que nos sentimos por parte del IVC, para denunciar una situación lamentable". Así se ha expresado en concreto Barberá consultada por este diario para detallar a qué se ha referido con la idea de los "criterios subjetivos y cuestionables": "el tema de las ayudas ha sido la gota que ha colmado el vaso. No entendemos la política que está haciendo Acció Cultural en muchos sentidos y desde hace tiempo. Pero el tema de las ayudas es flagrante, porque ni siquiera hemos obtenido la puntuación necesaria para pasar a la segunda ronda de la elección de proyectos".

Foto: ESTRELLA JOVER

Barberà ha descrito que, en las valoraciones objetivas, "hemos obtenido puntuaciones por cuestiones que eran innegables. Por ejemplo, cuantos más bailarines hay en escena, mejor puntuación, y la obra (Man Ray, se exhibe en el Principal del 2 al 4 de febrero) tiene nueve. Por ejemplo, por apoyo a la creación de la mujer, que como somos dos mujeres, también. Sin embargo, en todas las demás áreas, nos hemos llevado un 0. Todo lo que tiene que ver con criterios artísticos ha sido de 0. Propuesta artística, 0. Aportación social, 0. La obra, que habla de la dominación del artista sobre la modelo, que abunda sobre un tema social no solo de actualidad sino desgraciadamente vigente, ahí nos hemos llevado un 0".

Cabe destacar que el espectáculo cuenta con la producción del Festival Grec de Barcelona y el Ballet de la Generalitat. Motivos por los cuales Barberá destaca que están agradecidas, "y recibimos muchos más nóes que síes, por eso nunca nos hemos quejado de un no por la negación de unas ayudas. Ahora bien, esto es otra cosa... Y si lo contamos de manera pública es porque hemos intentado entender por qué y qué ha pasado, pero no hemos recibido una explicación. No nos explican qué ha pasado y, encima, sabemos que otros proyectos con mucho bagaje y proyectos potentes también se han quedado fuera".

De hecho, en la propia rueda de prensa, Verónica García de Titoyaya –otra de las compañías de danza más estables de la Comunitat– admitió encontrarse en una situación similar. Barberá asegura a Valencia Plaza que no le importa mojarse: "lo hago porque es injusto, porque no es una situación nueva con Acció Cultural de mala relación y porque, como muchas veces he hablado con profesionales compañeros, no creo que tengamos nada que perder". En ese sentido, cree que es posible que no haya más denuncias de este calibre, "aunque me consta que hay no pocas compañías cabreadas con la política general de la concejalía".

Foto: ESTRELLA JOVER

Acció Cultural, concejalía comandada por la edil María Oliver, portavoz del grupo València en Comú, posee la competencia de artes escénicas, bibliotecas y patrimonio. Esas son las áreas dentro de Cultura que están escindidas del área general de Cultura que maneja Glòria Tello. En las últimas fechas ha pasado a manejar el Espai Mutant, espacio que pertenecía a la concejalía de Innovación –tras una auténtica resituación de competencias y ediles–, a la que ha rebautizado como La Mutant. Con todo, ese teatro lleva cerrado más de un año, algo que Barberá ha calificado de "bochorno".

Ha añadido a este diario que a la situación de cierre se suma "el despido de sus trabajadores sin la menor explicación. Me parece más que indignante. No podemos entender como un espacio del que nos hablaba la gente por España, cuando actuábamos, un espacio que había logrado tener una identidad propia en muy poco tiempo, ha sido sepultado por una decisión de cambio político... ¡además, sin que haya cambiado el gobierno! Y lo hace para proponerse ser la imitación de algo que ya existe, el Mercat de les Flors, cuando había obtenido una personalidad propia. Me parece bastante patético".

La directora de Taiat Dansa ha querido insistir en que esta comunicación pública "llega después de no haber podido entablar una conversación normal con sus responsables. Como Taiat Dansa y como responsables del Festival 10 Sentidos se nos han acumulado las experiencias negativas. Hemos intentado tener reuniones tanto con María Oliver, como con Ximo Flores y especialmente con Olga Álvarez, pero no hay comunicación posible. Esto no es una pataleta, porque como ya he dicho, no tenemos una pataleta con cada negativa a un proyecto, pero sí queremos denunciar una situación que nos parece grave. No sé si otras compañías y colectivos lo harán, pero nosotras creemos que es importante decirlo, porque hace mucho tiempo que no entendemos las políticas culturales de esta concejalía".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email