X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al gerente de imed valència

Tomás (IMED Valencia): "Muchos tenían dudas pero han visto que somos un adversario considerable"

10/05/2018 - 

VALÈNCIA. Una nueva alternativa llegaba el pasado año a la ciudad de València tras más de 20 años sin ninguna apertura de hospital privado. Imed Valencia abría sus puertas después de 17 meses de obras en un proyecto que, después de muchos años parado, parecía destinado a quedarse en el olvido. Sin embargo, el grupo valenciano -con 12 años de trayectoria y muy enfocado a Alicante- finalmente consiguió sacar adelante la apertura de este centro ubicado en el término municipal de Burjassot y, de momento, están satisfechos del resultado.

37.000 metros cuadrados en los que se invirtieron 27 millones para el equipamiento mientras que dos fondos estadounidenses desembolsaron 75 millones para construir el edificio. Durante su primer año se atendieron más de 170.000 consultas externas y se realizaron más de 7.000 intervenciones quirúrgicas. El que fuera su director financiero, Pedro Tomás, se encuentra al mando del centro tras el cese de su primer gerente, Sergio García, a los dos meses de ponerse en marcha. 

- Llegó dos meses después de ponerse en marcha el hospital con el primer gerente. ¿Eso añade presión?

- El reto en sí ya generaba suficiente presión. Yo ya estaba en el proyecto porque era el director financiero. Habíamos hecho equipo y conocía a todo el comité de dirección, a las personas que componían la empresa y al equipo central con las directrices que nos marcaban. En ese sentido, daba vértigo porque era un proyecto que estaba arrancando y de repente hay que cogerlo en marcha, pero el haber estado en los meses previos ya ayudó bastante a que lo pudiera asumir sin problemas. 

- Como director financiero, ¿cómo se asume el reto de abordar un proyecto de estas características?

- Nosotros habíamos hecho un estudio de mercado potente y habíamos visto que, comparado con otras ciudades importantes en España, capitales de provincia, el número de camas privadas hospitalarias frente al número de habitantes y el número de asegurados era inferior, por lo que sí que veíamos que había cabida. De hecho, la rápida acogida que hemos tenido y el buen desempeño de este año han confirmado que cabía otro hospital privado en València.

 
- ¿Han cumplido sus previsiones?

- Estamos muy satisfechos y la verdad es que los números han sido excelentes. No lo decimos nosotros, lo dicen las compañías de seguros con las que trabajamos y nos lo dice el colectivo médico, que se generaron dudas sobre este proyecto porque estuvo en obras durante muchos años y no sabían si se iba a poder completar o no. En frente también teníamos grupos fuertes que estaban haciendo las cosas muy bien. 

La verdad es que estamos contentos, se han cumplido las expectativas y sabemos que abrir un hospital no es proeza de unos meses, sino que todavía queda camino. Al final nos encontramos con un proyecto enorme, con un modelo de gestión sanitaria distinta, siendo unos desconocidos en València. Mucha gente tenía dudas sobre cómo iba a arrancar el proyecto y hoy se han dado cuenta de que iba tan en serio como que somos un adversario considerable. 

- ¿Cómo han conseguido captar al paciente?

- Pasa en muchísimos servicios y muchísimas actividades, pero en un hospital, que pasa por la salud, más todavía. Tenemos una inversión en marketing y comunicación importante para existir en València, para que se nos posicione, pero nadie lleva a sus hijos a un hospital por verlo en la publicidad.

En Alicante la marca se conoce, se sabe cómo trabajamos, pero aquí éramos desconocidos para el colectivo médico, para las compañías y sobre todo para los pacientes. Me acuerdo que subíamos en un taxi y por probar le decíamos: "¿me puede llevar usted al hospital IMED? Y decían, ¿dónde?". Pero hace tiempo que eso es distinto y ver cómo en doce meses lo hemos conseguido nos hace estar muy satisfechos.

Hemos dado el servicio desde el principio a los valientes que quisieron venir a probarnos y se quedaron sorprendidos con la atención, con la organización, con los tiempos y en cómo está estructurado para facilitar en la medida de lo posible la experiencia. A partir de ahí el boca a boca. 

- ¿Qué tipo de paciente acude al hospital?

- Fundamentalmente son residentes en nuestro ámbito geográfico. Como estamos pegados a València, abordamos a mucho colectivo que vive en la ciudad y luego toda la zona metropolitana. Se han cumplido las expectativas de tener mucha atracción de pueblos como Rocafort, Godella, Burjassot, L’Eliana, en general toda la zona de la pista de Ademuz, una zona residencial donde hemos conseguido posicionarnos muy bien. 

- ¿Siguen aumentando los seguros de salud?

- El negocio asegurador va creciendo en los últimos años y cada vez hay un mayor colectivo de gente. Ya no solo lo contrata directamente la familia, sino que es un elemento de retribución en las empresas que se utiliza mucho y que está volviendo tras la crisis. Con esto la base de pacientes a los que llegamos se amplía mucho más. 

- Vithas ha retomado la construcción del hospital privado en Malilla. ¿Queda espacio para más hospitales privados?

-Para nosotros se ha cumplido la previsión de València. Sí que es cierto que el sector sanitario, sobre todo por el elevado componente tecnológico que tiene, requiere fuertes inversiones. Entiendo que otros grupos tomen decisiones en base a los proyectos actuales que hay en la ciudad. 

- ¿Tiene IMED planes de expansión en la provincia?

- Recientemente anunciamos la adquisición de los centros de Gandia y Alcoi. Este modelo le funciona muy bien al grupo. Tener clínicas satélite del hospital de referencia. Esto ocurre con Teulada y el Hospital de Benidorm, con Torrevieja y el Hospital de Elche. Gandia era una plaza idónea porque tiene una masa de población importante durante todo el año, además del aumento de verano por el residente vacacional.

Seguimos mirando. De momento tenemos un proyecto de hospital en Alicante, que está en trámite de licitación. Tenemos un proyecto en Murcia y queremos ver más opciones. Hemos visto que nuestro modelo funciona y que es posible hacer más cosas. 

- ¿Han incorporado novedades desde que se puso en marcha el hospital?

- Prácticamente empezamos con todos los servicios cubiertos aunque sí que es cierto que uno de los últimos en incorporarse ha sido la radioterapia, con la puesta en marcha del acelerador, que es una tecnología compleja que requiere de mucha tramitación por el Consejo Nacional de Seguridad Nuclear. Lo que sí que hemos hecho es seguir ampliando los servicios que ya prestábamos además de comprar más equipamiento para quirófano, porque la actividad quirúrgica ha aumentado, o la contratación de más profesionales. 

- Es habitual oír el comentario de que la sanidad privada es peor que la pública.

- Como en todos los ámbitos son complementarios y tienen necesidades y situaciones distintas. Somos un elemento más en el ecosistema y todos tenemos el mismo objetivo. Para nosotros no hay un dilema, ambas son complementarias y necesarias. 

- ¿Tienen trato con la Conselleria de Sanidad?

- Con la Conselleria tenemos una relación fluida y muy positiva. Estamos a su disposición en todo aquello que pueda pedir. Lo que hemos hecho ha sido presentarnos como una alternativa más en València para poder trabajar. 

- Finalmente no han optado al concurso de resonancias en València, sí en Alicante. ¿Por qué?

- Se trata de una decisión a nivel grupo, a nivel de estrategia, y así se ha valorado a nivel general. 

-Esto es un proyecto muy grande, ¿en qué año será posible recuperar la inversión?

- Una actividad o un negocio como un hospital de estas dimensiones es como un hotel. Tú lo que requieres es una curva de llenado con un nivel de actividad suficiente para que se puedan cubrir gastos. Estamos muy satisfechos de este primer año y el crecimiento ha permitido ese llenado incluso antes de lo previsto. A nivel de cumplimiento del plan financiero, los accionistas están contentos. 

- ¿Qué atrae al paciente de IMED València?

- El modelo de atención integral. El hospital tiene un cuadro médico propio y no se vincula tanto con los profesionales como con el hospital. Tenemos un cuadro médico fantástico pero el paciente se fideliza con IMED. Tenemos toda su historia y ese es modelo que tiene la sanidad pública. Al final saben si has venido de Urgencias por qué ha sido o si un dermatólogo te ve puede vincular cosas que ha visto otro especialista porque toda la información está compartida para el servicio del paciente. 

- ¿También tienen especialistas que no son de su cuadro médico propio?

- Apostamos por un cuadro propio, pero es un hospital que está abierto a que venga a trabajar cualquier cirujano o ginecólogo, por ejemplo, que pueda estar trabajando en cualquier clínica en València. Ya tenemos un elevado número de médicos que viene aquí a hacer cirugía o a hacer sus partos. De esta forma la gente no tiene por qué cambiar de médico para ser atendido en IMED. 

En este sentido, todos los doctores son bienvenidos a trabajar con nosotros, y eso es algo que el paciente se lo puede plantear a su médico. El modelo es un poco a la carta y puede ser de cualquier especialidad e incluso disponen de nuestro equipo de matronas o de anestesistas, por ejemplo. Actualmente tenemos entre 50 y 60 médicos trabajando de manera regular en esta modalidad. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email