X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La constructora ya aspira a cinco grandes contratos en latinoamérica

Torrescamara en Perú: de perder un contrato por el fenómeno de El Niño a optar a reparar sus daños

Foto: EVA MÁÑEZ
15/09/2017 - 

VALÈNCIA. La constructora valenciana Torrescamara trata de rehacerse en Perú. Los efectos del fenómeno de El Niño en 2016 provocaron que la administración del país guardara en un cajón el suculento contrato de 450 millones al que aspiraba la firma junto a Stadler Valencia y FGV para la construcción y explotación de dos líneas de tranvía en la ciudad de Trujillo, pero la compañía busca hacer de la necesidad virtud y opta ahora en el país a la reparación de algunos de los efectos provocados por el fenómeno meteorológico.

Se trata de los contratos que promueve el estado bajo la fórmula de APP (asociaciones público-privadas) para actuaciones relacionadas con el tratamiento y la depuración de aguas. Según explica Juan Cámara, presidente de la compañía, este "plan saneamiento" lo componen más de 30 contratos cuyas adjudicaciones sumarán "miles de millones". Torrescamara optará a alrededor de 6 de ellos relacionados el saneamiento, la distribución y la potabilización de agua en las zonas en las que Torrescamara tiene más presencia en la nación.

También en Perú, Torrescamara opta junto a la Renfe italiana y un socio local a la renovación del ferrocarril de Huancayo, un tren que discurre a 4.000 metros de altitud ubicado en el sur del país -donde el Gobierno sí está dispuesto a acometer un proyecto ferroviario-.

Un nuevo tren en Uruguay

Por otro lado, Torrescamara opta en Urguguay a la construcción de una vía férrea de 350 kilómetros para conectar un área industrial de nueva creación con Montevideo, también mediante APP; y a se mantiene en el pulso para la construcción de una línea de tranvía de Bogotá y otra en Paraguay, como viene informando este diario. En total son cinco los grandes contratos a los que aspira en Latinoamérica.

Por lo que respecta a sus últimos resultados, Torrescamara registró en su balance un descenso en la facturación de más del 30%, si bien Juan Cámara matiza que las cuentas individuales de la sociedad no consolidan los ingresos registrados por la construcción de los talleres del AVE a la Meca a través de la firma Cart ni los de sus filiales Logitren o EMR.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email