X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El juzgado suspende de forma cautelar la retirada de sus DERECHOS políticos

Turró recupera su voto en Urbem a tres semanas de la cumbre por el control de la promotora

29/05/2018 - 

VALÈNCIA. El empresario Carlos Turró ha recuperado su voto a tres semanas de la junta en la que aspira a tomar el control de la promotora Urbem. Hasta ahora no podía hacerlo dado que su filial Inversiones Mebru tenía retirados sus derechos políticos al estar sus acciones pignoradas -dado que la mercantil se encuentra en concurso de acreedores-. Pero el empresario ha logrado revertir esta circunstancia por vía judicial. En concreto, el constructor ha tumbado un artículo que entregaba su voto a sus acreedores, que se da la circunstancia que son las hermanas Pastor -sus socias y rivales por el control de Urbem-.

La modificación estatutaria la comunicaba este lunes la propia Urbem a través del Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme). En el anuncio la promotora informaba de la "suspensión cautelar del acuerdo sexto de la Junta General de la sociedad celebrada el 23 de junio de 2017, relativo a la inclusión de un artículo '8bis' en los estatutos sociales". "Se estima parcialmente la solicitud de medidas cautelares realizada por la defensa de Inversiones Mebru", rezaba la comunicación.

Dicho artículo había sido modificado por la familia Pastor, que es quien ostenta actualmente la dirección de la promotora. La ostenta pese a estar en minoría accionarial tras la sentencia del Supremo que tumbó las ampliaciones de capital realizadas hace años por José Pastor -una victoria judicial que certifica a la concursada Inversiones Mebru, filial de Cleop, como la máxima accionista de Urbem con un 55,2% de las participaciones-.

Con el propósito de hacer valer esta mayoría para lograr el control de la empresa, Turró llevaba meses reclamando una junta extraordinaria de accionistas para la elección del administrador único de la empresa, y tal junta fue convocada hace unos días por los Pastor tras una breve travesía por los juzgados.

Turró ya había avanzado en los tribunales para conseguir la convocatoria de la junta. De hecho el juez encargado del caso autorizó al administrador concursal de Inversiones Mebru a que solicitara su convocatoria. Tal intención fue recurrida entonces por la familia Pastor con el argumento de no correspondía al administrador convocar dicha junta, pero el magistrado respondió que el administrador no le tiene que pedir al juez de su concurso que le atribuya los derechos políticos, entre los que está el de pedir la convocatoria de junta a otro juzgado.

20 o 21 de junio

La familia Pastor, que entendía que para ejercer los derechos políticos el administrador sí tenía que pedir al permiso al juez, recurrió esta decisión a una instancia superior y estaba pendiente de pronunciamiento. Pero, finalmente, la actual administradora única de Urbem, Vicenta Pastor, convocó de motu propio la junta extraordinaria que contará, como punto único del orden del día, la elección de un administrador único, tal y como reza la convocatoria oficial. Su celebración está prevista para el 20 de junio en primera convocatoria y para el 21 de junio como segunda oportunidad.

En cualquier caso, la celebración de tal junta no es el único obstáculo que le queda por salvar a Carlos Turró para tomar el control de Urbem. Pese a que la justicia tumbó las ampliaciones de José Pastor a través de Regesta Regum, el actual concurso de acreedores en el que se halla inmersa Inversiones Mebru supone que el administrador concursal también deba velar por los intereses de sus acreedores, entre quienes se encuentran precisamente las hermanas Vicenta y Maribel Pastor, que compraron a Caixabank buena parte de la deuda de Mebru -que tiene las acciones de Turró en Urbem como garantía-.

El as en la manga con el que contaba la familia Pastor y que le podría haberle animado a convocar la junta era precisamente que los estatutos de Urbem, tras haber sido modificados en 2017, establecían que el voto en la junta correspondía a los acreedores cuando los socios tienen sus acciones pignoradas.

De haberse dado esta circunstancia se antojaba imposible que las hermanas Pastor votaran para que el presidente de Cleop accediera al poder, de modo que Vicenta Pastor habría sido reelegida en el cargo. Pero finalmente el juzgado ha estimado de forma cautelar la petición de Turró y su filial Inversiones Mebru podrá ejercer sus derechos políticos. Eso sí: quien lo hará será su administrador concursal puesto dado que la mercantil se encuentra en concurso. No obstante, los intereses de ambos parecen alineados en esta cuestión: llevar a Turró a la presidencia de Urbem.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email