X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Un exdirectivo de Feria Valencia "olvida" por qué se gastó 830 euros en un club de Costa Rica

21/09/2017 - 

VALÈNCIA. Carlos de Vargas y Enrique Calomarde, exdirector general y exsecretario general de Feria Valencia, respectivamente, exprimieron a tope sus tarjetas corporativas. Entre los dos cargaron durante años al recinto cientos de miles de euros en gastos de representación. El ritmo no bajó ni si quiera cuando ya caía a plomo la facturación de la institución, que ha tenido que ser rescatada por la Generalitat para limpiar una deuda de casi 600 millones de euros.

El dispendio incluyó desde puros, entradas para el fútbol o los toros, lujosos regalos con destinatario desconocido a infinidad de facturas en hoteles y restaurantes. Algunos de esos gastos tienen tan difícil justificación que este jueves, en su comparecencia ante la comisión de Les Corts que investiga la gestión durante su etapa, optaron directamente por alegar una amnesia repentina para no tener que dar explicaciones.

Tanto Calomarde como De Vargas, cuyos sueldos en Feria Valencia llegaron a superar de largo los 120.000 euros anuales –gastos de representación al margen–, alegaron que tanto sus retribuciones como los cargos de las tarjetas corporativas eran aprobados por los órganos de gobierno y defendieron que eran razonables atendiendo a la importancia de las relaciones públicas para captar negocio pero trataron de escabullirse cuando les interpelaron por las facturas más controvertidas.

Fue el caso de una factura de nada menos que 830 euros emitida desde Costa Rica por Atlantis Enterteinment. El diputado del PSPV José Muñoz, que aseguró que se trataba de un gasto realizado en un club, le pidió explicaciones a quien fuera secretario general de Feria Valencia entre 2006 y 2012, pero Calomarde simplemente dijo "no recordar nada" relacionado con ese pago.

"Nunca he cargado gastos personales como gastos de representación", se defendió Calomarde, quien sostuvo que algunos cargos de su tarjeta son abultados porque él asumía el pago de las invitaciones a empresarios que viajaban con Feria Valencia para tratar de hacer negocio en el extranjero. Fue el caso de los viajes a Moscú –14.000 euros– y Dubái.

El diputado José Muñoz fue, junto a la representante de Compromís en la comisión, Teresa García, el más incisivo en las preguntas sobre los gastos con las tarjetas. Mientras, el PP calificó la comparencia de "tercer grado" porque a Calomarde, abogado de profesión, también se le inquirió por su actividad privada. En concreto, el diputado socialista le preguntó si estaba orgulloso de su trayectoria profesional en el recinto ferial porque omitió la referencia a los seis años que ocupó la secretaría general en su perfil de la red profesional LinkedIn.

Doce tarjetas regalo de 900 euros

El exdirector general también reconoció que los doce miembros del comité ejecutivo ferial eran agasajados una vez al año con una tarjeta regalo de 900 euros para que cada uno "se comprara lo que quisieran en el Corte Inglés". Calomarde dijo que ese sistema ya estaba instaurado cuando él llegó.

Foto: I. CABALLER

García, por su parte, también le afeó el gasto realizado en ese club y cifró en 1,7 millones de euros el dinero que Calomarde habría recibido a lo largo de toda su trayectoria en Feria Valencia, incluidos los gastos de representación. Parte de ellos son los 164.000 euros que se le abonaron como indemnización por despido en 2012. "Lo que me correspondía por ley", se defendió.

Al respecto, el diputado socialista le reprochó que meses antes de salir de Feria Valencia con la máxima indemnización posible entonces –45 días por año trabajado– hubiera impulsado un ERE en el que se aplicaron indemnizaciones calculadas con 38 días por año trabajado.

A Calomarde, que dijo que se consideraba "bien retribuido", también le falló la memoria a la hora de explicar con exactitud cuál era su retribución en Feria Valencia. Comenzó diciendo que al principio eran 4.000 euros brutos mensuales que se incrementaron a 6.000. Después se corrigió a sí mismo para precisar que eran "netos".

"No era el sueldo más alto ni mucho menos", remarcó Calomarde, que reconoció que sus emolumentos no se vieron afectados por las recortes que comenzó a aplicar la institución ferial a raíz del desplome de su facturación en 2009. En cualquier caso, dijo que la decisión sobre su salario correspondía a sus superiores.

Respecto a los sobrecostes denunciados por la Intervención de la Generalitat en las obras de ampliación, que pasaron de 325 millones inicialmente a 586, justificó que el proyecto se encareció durante la ejecución porque se tuvieron que realizar obras adicionales encargadas por la Conselleria de Urbanismo.

Tampoco le pareció "anormal" que empresas proveedoras participasen en la selección de personal que iba a ser empleado de Feria Valencia, en alusión a la entrada como directora de Marketing de Cristina Olmedo, que fue fichada por Orange Market, que también le pagaba parte del sueldo.

Gastos aprobados

Por su parte, quien fuera director general de Feria Valencia de 2006 a 2012, Carlos de Vargas Gómez-Pantoja, rechazó que en la institución hubiera tarjetas black y, como Calomarde, subrayó que "jamás" usó la visa para gastos personales. Dijo que cualquier gasto "estaba justificado". Por ejemplo, cuando se le preguntó por regalos de Loewe dijo que, si fue aprobado el gasto, pasó por el departamento económico financiero y contaría con el visto bueno del tesorero.

A ello añadió que todos los gastos se llevaron a cabo con "procedimientos transparentes" y se justificaban las facturas que se mandaban al departamento financiero que indicaba dónde imputar el gasto.

Respecto a las invitaciones a comer a miembros del PP y a la esposa del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la celebración del Congreso Nacional del PP en 2008, indicó que la comida con la mujer de Rajoy fue por "mera cortesía" y el resto se "le pasaría dentro de la factura que se le pasó al PP" por aquel acto, aunque no lo aclaró.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email