X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de noviembre y se habla de fe religión JUVENTUD financiación autonómica Skate diseño Casa vella
GRUPO PLAZA

consecuencias del referéndum del 1-o

Un informe policial cuestiona a los Mossos: en 41 centros 'cerrados' hubo más síes que censo

19/10/2017 - 

MADRID (EP). Un informe policial sobre el dispositivo desplegado durante el referéndum del 1 de octubre en Cataluña contradice los datos de los Mossos d'Esquadra al comprobar que en 41 de los 99 colegios en los que dijeron que habían detenido la votación, luego la Generalitat contabilizó más síes que personas figuraban censadas.

En el informe, al que ha tenido acceso Europa Press, se cuestiona los datos ofrecidos el 11 de octubre por los Mossos. Este cuerpo dijo que el 1-O detuvo la actividad de votación en 99 centros y se incautaron de más de 400 urnas, sumando en este último dato las actuaciones llevadas a cabo en centros que no se llegaron a abrir. En total, la policía catalana habló de 149 centros en los que se impidió la votación.

Por el contrario, el informe destaca que 50 de los 99 centros de votación en los que actuaron los Mossos se corresponde a localidades con un único centro de votación que, a pesar de que afirmaron haber detenido la votación y que por tanto no debería haber recuento, la Generalitat ha dado como dato oficial que sí ha existido recuento de votos. Es más, de esos 50, en 41 la Generalitat ha contabilizado más síes que personas figuraban censadas.

Tras estos datos, el informe -basado en las diligencias remitidas al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC)- concluye que hubo "connivencia" entre la Generalitat y la cúpula de los Mossos para "maquillar" la actuación de la policía catalana. Argumenta que el objetivo fue que la policía catalana pudiera sostener que sí cerró centros de votación, cumpliendo con la orden judicial.

Los organizadores del referéndum, añaden, pudieron defender que habían celebrado un referéndum y la Prefactura de los Mossos, por su parte, "aportar al TSJC unos datos de sus actuaciones a modo de justificación". El informe dice que hubo "utilización partidista" de los Mossos.

"En ningún caso" en la actuación de los Mossos en los 99 centros se puede deducir, según este análisis, que hayan impedido que se contabilizara por parte de los organizadores del referéndum votos a favor del sí. Entienden, por tanto, que la actuación de la policía autonómica se limitó o bien a incautar una parte del material y dejar otra parte para que se pudiera seguir votando, o bien solamente se incautó el material una vez se contabilizaron los votos.

Municipios sin resistencia

Al cruzar datos de esos 99 centros de votación con el censo de anteriores elecciones se comprueba que solamente tres de ellos tienen más 4.500 censados, ocho son centros de 2.500 a 4.500 censados, siete son centros de 1.500 a 2.500, 79 son centros de menos de 1.500 censados y dos de ellos no figuran en los listados de locales que la Generalitat había introducido en las diferentes aplicaciones informáticas que habilitó para que los ciudadanos supieran donde debían votar.

El censo previsto para estos 97 centros de votación suma solamente un total de 93.905 personas, y son centros ubicados mayoritariamente en poblaciones pequeñas o, en su caso, en localidades no vinculadas a la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) u otras organizaciones afines al movimiento secesionista.

El 2 de octubre, fuentes policiales consultadas por Europa Press hablaban ya abiertamente de "encerrona pactada". Sospechaban que, al contrario de la Policía y la Guardia Civil, los Mossos habían actuado en aquellos centros de votación en los que, previamente, sabían que no se iban a enfrentar a la resistencia de cientos de personas contrarias a que se cumpliera el mandato judicial de impedir el 1-O.

Centros precintados pero con síes

El análisis policial señala otros aspectos como que tras la publicación supuestamente oficial del recuento de votos por parte de la Generalitat se ha podido comprobar que en todos los municipios donde se localizaban estos centros de votación la propia Generalitat ha publicado un número de votos a favor del sí y que, en algunos de ellos, el número de los síes es superior al propio censo electoral.

Incluso, hay tres localidades con dos centros de votación en los que los Mossos afirmaban haber intervenido y que, a pesar de lo anterior, la Generalitat afirma en sus resultados oficiales que sí que se han contabilizado síes. Por este motivo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuestionan el relato de que la policía catalana consiguió detener la actividad de votación allí donde actuó.

El análisis incluye las "innumerables" pruebas documentales, incluyendo vídeos, en los que se evidencian supuestas malas praxis como que las urnas fueron entregadas a los miembros de los Mossos que durante toda la jornada, según ellos, habían custodiado el centro de votación para, posteriormente, trasladarlas a comisaría.

Estas pruebas, recalcan, demuestran la "connivencia" entre los organizadores del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional y las órdenes impartidas por la cúpula de los Mossos a sus agentes. En este sentido, recuerdan que sindicatos como SPC y SAP ya han pedido responsabilidades a los responsables de la cadena de mando de la policía catalana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email