X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LA ARTISTA GRABÓ EN VÍDEO SU DENUNCIA

Una participante de las residencias de Las Cigarreras denuncia una agresión sexual por parte de un tutor

27/07/2017 - 

VALÈNCIA. El pasado viernes la compañía Tanim Escenas Comunes realizó una performance en el centro cultural alicantino Las Cigarreras para denunciar una supuesta agresión sexual recibida por parte de una de sus integrantes. Ese actuación era solo la consecuencia de un hecho de gravedad sobre el que el Ayuntamiento de Alicante no se había pronunciado públicamente después de transcurrir varios días del suceso. No obstante, este miércoles el concejal de Cultura responsable del centro de creación contemporánea, Daniel Simón, aseguró a este diario que lamentaba "mucho la situación" y añadió: "la denuncia está interpuesta y el caso en manos de la justicia. A partir de ahí, nosotros colaboraremos en todo lo que pudiera ser necesario".

El supuesto ataque, descrito con todo detalle en el auto y los vídeos que registraron su narración en público, se realizó el jueves 20 de julio "a las 16:50 horas". En ese momento, el comisario de las Residencias A Quemarropa Javier Duero habría aprovechado un momento para llevar a cabo la agresión; dice el auto: "ella se encontraba con una camiseta y en bragas en la lavandería del albergue, situada en la última planta, en cuclillas, junto a la ropa donde metía la ropa para realizar la colada. En el mismo espacio de la lavandería se encuentra el espacio de donde salió Javier Duero. Desde la distancia la compareciente le dijo que más tarde tenían que hablar de su trabajo artístico que tenía que realizar al día siguiente. Y la compareciente se giró y siguió en cuclillas para terminar de poner en marcha la lavadora. Javier se acercó, se quedó al lado derecho, se agachó, puso la mano derecha sobre el muslo derecho de ella y la otra se la puso en la espalda y la fue deslizando hasta que le tocó el culo por encima de las bragas. A continuación, le metió la mano por debajo de la camiseta y le fue acariciando la espalda de forma ascendente. Todo mientras le hacía comentarios a ella sobre el trabajo que tenía que realizar y le decía si no estaba segura sobre el mismo. Que ante esta situación la denunciante se separó rápidamente y le dijo que no era eso y que solo quería reflexionar sobre el trabajo. Entonces él se retiró. Aproximadamente media hora después se encontró al acusado y se disculpó excusándose en que llevaba tiempo sin ver a su pareja y que se subía por las paredes".

La organización 'sacó' de las residencias al supuesto agresor esa misma tarde

Después, Carmen Tomé comentó lo sucedido con sus compañeros y con la organización y ésta última decidió que esa misma noche el comisario ya no pasaría la noche con los residentes. Estaba previsto que estuvieran cinco días y el jueves pasado, fecha de la supuesta agresión, era el cuarto. Tomé destaca en la denuncia que Duero es una persona "con mucha relevancia en el mundo artístico y capacidad para decidir la carrera profesional de un artista y piensa que al denunciarlo le puede perjudicar a ella profesionalmente". La supuesta agresión no tuvo testigos directos, pero sí una persona que pudo dar prueba fehaciente de que ambos estaban solos en la lavandería en ese momento. La función del comisario en estas residencias es la de mentorizar y tutorizar los proyectos artísticos

Tomé, que este miércoles acompañó la publicación del vídeo con una extensa carta, también ha declarado públicamente que el hecho está "contextualizado en un marco que potencia no sólo la gravedad del mismo, sino la indefensión a la que me veo sometida.
Siendo él un hombre y yo una mujer en una sociedad marcada por la desigualdad
; estando semidesnuda en la lavandería del albergue que alojaba a las participantes de la residencia; en un espacio profesional, mientras él ejercía una figura de autoridad, contratado para ofrecernos formación en la residencia artística en la que yo había sido seleccionada; siendo él una persona con una posición privilegiada, que representa una figura de poder dentro del mundo del arte, como crítico, comisario y mediador cultural. Una persona que puede abrir o cerrar las puertas de cualquier artista en el ámbito laboral".

La artista denunció "para sacar del espacio encajonado en el que se pretendía dejar este grave suceso"

La denuncia fue interpuesta en la misma ciudad de Alicante y su lectura se hizo pública en la inauguración del cierre de las residencias del Centro Cultural Las Cigarreras. No obstante, Tomé va más allá en la carta y asegura haber sentido la necesidad de dejar constancia del hecho para "sacar del espacio encajonado en el que se pretendía dejar este grave suceso. Para hacerlo en un primer momento colectivo; formalizándolo después, apelando a la responsabilidad de la gestión de una actividad como ésta, llamando a la organización; y en ese tercer momento de la exposición, haciéndolo público. Creo que la responsabilidad de generar contextos en los que nadie pueda agredir impunemente a nadie, es de todas. Nos corresponde a toda la sociedad organizar las estructuras necesarias para que todas estemos a salvo, activando así a todas las interlocutoras que forman parte de ella".

En este sentido, Tanim decía desde el comunicado no hacerse "cómplice de ninguna agresión a través del silencio". Y añadía: "esperamos, animamos, instamos a Residencias A Quemarropa, al centro Las Cigarreras Creación Contemporánea, al Ayuntamiento de Alicante, a las Asociaciones de Artistas y al Colectivo de Profesionales, a que formulen conjuntamente un protocolo de actuación ante situaciones de agresión semejantes, que garanticen el compromiso con la seguridad y la integridad de las personas que participen en los espacios y actividades que gestionen". En este sentido, el concejal Simón aseguró que sí espera generar más herramientas para que este tipo de situaciones no sucedan. Algo que aseguró a este diario que trabajará con A Quemarropa.

Tomé vincula su denuncia jurídica y pública con la coherencia de su trabajo para Tanim, compañía de la que es fundadora. Aun así, en el comunicado puntualizó: "Tanim no es un proyecto que se haya generado para dedicarse a la denuncia social. Tanim es un proyecto dedicado a la improvisación interdisciplinar no jerárquica. Que plantea fórmulas de horizontalidad, compromiso, libertad y responsabilidad dentro de la escena, dentro de los espacios de creación. Por coherencia con la esencia del proyecto Tanim y por la mía misma, nos ponemos al servicio de la visibilización, la reivindicación y la lucha que requiera confrontar cualquier forma de opresión. Sin dejar por ello de centrar nuestro trabajo en la labor que veníamos generando".

Este diario trató de contactar durante este miércoles con el acusado por distintas vías, pero no lo logró. Habiendo transcurrido varios días de lo sucedido, de su exposición pública y especialmente cuando la propia agredida emitió su comunicado y vídeo, Valencia Plaza no quiso permanecer en silencio, aunque su voluntad sigue siendo la de contrastar la acusación con el único testigo alternativo de los hechos; el supuesto agresor.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email