X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Unidad circunstancial

Infantil, torpe y triste. La manipulación e instrumentalización por parte de los independistas en la manifestación del ¡No tinc por! no consigue acallar el grito unánime contra la violencia y a favor de la paz. Querían una imagen de los representantes del Estado, -El Rey, el Gobierno-, rodeados de estelades y abucheados y ya la tienen y ¿Ahora qué?

27/08/2017 - 

La señal televisiva la distribuía TV3, el canal autonómico con lo que ello supone.  Menos mal que había imágenes realizadas y personalizadas de las otras cadenas que han retransmitido la convocatoria. Estelades y pancartas colocadas estratégicamente daban la sensación de que Felipe VI presidía una manifestación independentista con el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, los Ministros, Presidentes Autonómicos, Alcaldes,… arropando nada menos que a Carles Puigdemont. Este barullo independentista no ha conseguido solapar lo que había de verdad entre los manifestantes. Emocionantes esos carteles con significativos mensajes a favor de la paz, en contra de la islamofobia con muchísimos musulmanes en las calles de Barcelona y con la gente de  a pie. A pesar de los abucheos y pitadas contra el Rey y el Gobierno, también ha habido aplausos. Y en un día como este lo más importante era la unidad que no por ser precaria y circunstancial con encerrona incluida a los representantes del Estado, ha sido lo más significativo.

Me quedo con el mensaje unívoco del ¡No tinc por! como defensa de la vida, de la paz y la libertad. “El Cant dels ocells” del chelista universal Pau Casals cerraba un sobrio homenaje a las víctimas y a los que las ayudaron. Los textos elegidos de dos poetas excelsos como Federico García Lorca y  Josep Mª Segarra han puesto el mensaje, sin controversias políticas.

Aprender de los errores. Tras la masacre yihadista es el momento de la reflexión y la autocrítica. No se deben repetir alguno de los errores que hemos visto en el previo, durante y después de lo acontecido.

  • El Juez Fernando Andreu ha tenido que poner orden. El magistrado ha delimitado las competencias de cada cuerpo de seguridad en la investigación como policía judicial. Se trata de compartir información de forma ordenada. Nada de comunicaciones oficiosas y así extraer lecciones para el futuro.  El CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado), dependiente del Ministerio del Interior,  será quien coordine toda la investigación. Los Mossos campo de acción en Cataluña, la Guardia Civil con los explosivos, móviles, redes sociales y la Policía Nacional claves internacionales.
  • Compartir información. El Imán se les escapó a todos. Había antecedentes desde hace tiempo. Se le pinchó el telefóno en 2005, aparecía vinculado a varias operaciones yihadistas, estuvo en prisión por narcotráfico, se relacionó con miembros de condenados por el 11M, por no decir los numerosos viajes hechos por España, Bélgica, Francia, y fundamentalmente Marruecos. Han fallado los canales de comunicación entre los distintos cuerpos de información y seguridad.
  • Alcanar. Paradigma de lo que no se debe hacer. No sé si ha habido inexperiencia o celo profesional de defensa de Los Mossos. No se autorizó la intervención de los Tedax de la Guardia Civil, máximos expertos en explosivos y tampoco se dio crédito a  la jueza de Tortosa que algo intuyó. Además de las más de 100 bombonas, los 500 litros de acetona, también se encontró documentación del Imán y un manuscrito en árabe que no se tradujo hasta después de los atentados.
  • Disparar a matar. Pocos han dudado de la eficacia policial de Los Mossos a la hora de reducir a los terroristas y por ello les felicitados y nos felicitamos. Me pregunto aunque sea políticamente incorrecto, si no hubiera sido mejor disparar no a zonas y órganos estratégicos sino a zonas no vitales. Ahora solo queda como testigo el superviviente de Alcanar.
  • Instrumentalización de Los Mossos con el procés al fondo.  Carles Puigdemont ha hecho gala de eso que está tan en boga como es la postverdad. Con sus incursiones en la prensa internacional ha tergiversado la realidad. Por no decir la instrumentalización a la que ha sometido a la policía autonómica. En su crítica al Gobierno ha asegurado “les dijimos que no hicieran política con la seguridad, pero tenían otras prioridades”. Aclaración. La EUROPOL como organismo policial europeo trabaja con representantes de cada Estado miembro. Y cada país tiene a su vez una oficina o comisión policial en la que están representados los distintos cuerpos de seguridad. En España esta oficina dependiente del Ministerio del Interior es dirigida por la Policía Nacional que es el enlace de los demás cuerpos, incluidos Los Mossos y la Ertzainza. Y es aquí donde se van a ampliar los cauces de comunicación con los Mossos. Es sabido del problema que se ha planteado en varias ocasiones en las respectivas Juntas de Seguridad autonómicas que solicitan el aumento de plantillas que chocan con lo que señala la Constitución. Lo que no puede ser es que se  conceda como prebenda política la pertenencia a este organismo como ha ocurrido con la Ertzaintza tras el pacto del Gobierno con el PNV.
  • Cruce de acusaciones sindical. Los comunicados de los sindicatos mayoritarios de la Guardia Civil y Policía ( AUGC Y SUP) y también de FEPOL de los Mossos han dado una sensación de desconcierto e incertidumbre. Epítetos como deslealtad, miserables, envidiosos no ayudan. Dan un mal mensaje público y revelan la falta de coordinación de los cuerpos policiales por decisiones de los responsables políticos y de los respectivos mandos policiales. No sobra nadie hay que superar la desconfianza.

Los protagonistas

Sin duda los protagonistas han sido las víctimas, los ciudadanos solidarios, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los sanitarios, los trabajadores de emergencias, protección civil , los comerciantes, los taxistas, los musulmanes y la respuesta de la sociedad con generosidad y convivencia. Pero por su influencia repaso el papel desempeñado por nuestros representantes políticos. 

  • El Rey. En su sitio como Jefe de Estado. Es su obligación y deber. Representando a todos los ciudadanos españoles. Sin precedente; nunca antes un Jefe de Estado-Monarca-, encabezó una manifestación. Y en estos momentos, la decisión no era fácil, ya que algunos quieren debilitar al Estado y forzar la Constitución. Los abucheos y la pitada va en el sueldo. Felipe VI sabía a lo que iba. Como ya escribí la semana pasada este es su particular 23-F.
  • Mariano Rajoy. El Presidente del Gobierno ha adoptado  posición institucional. Ha minimizado el claro enfrentamiento con la Generalitat. No ha querido discrepar porque la unidad es precariaNo descarta reformas en el  Código Penal si ayuda a los jueces. Asegura que la comunicación entre administraciones y cuerpos de seguridad ha sido “fluida y constante”. Lo cierto es que la cercanía del 1-O ha contaminado la respuesta. Se ha acusado a Rajoy de estar contemplativo sin hacer nada o por haber dejado hacer a Puigdemont. Creo que ha habido contención. Nadie podrá acusarle de encender la mecha y buscar enfrentamientos. Tiene en mente lo ocurrido en 2004. Perdió las elecciones por la nefasta gestión política de Aznar y sus Ministros tras los atentados de Atocha.
  • Carles Puigdemont. El President de la Generalitat ha jugado con el momento doloroso. Mezclar las aspiraciones independentistas con la unidad ante el terrorismo, podrá ser una oportunidad política para él y sus asimilados, pero es mezquino. Ha querido aprovechar la situación con una inusual actuación en medios de comunicación internacionales. Ha contaminado el duelo. Reventar la manifestación de solidaridad y unidad de las víctimas, los cuerpos de seguridad, los ciudadanos, los políticos con el Jefe del Estado a la cabeza,-mal que le pese-, califica al personaje. La inapropiada e inoportuna o táctica entrevista en el prestigioso Finantial Times a pocas horas de la manifestación revela la molestia que le provoca la presencia del Estado en Barcelona, con el Rey, el Presidente del Gobierno y demás líderes políticos.  En pleno dolor hablar del procés, asegurando que el Estado no lo va a frenar y confirmando que ya tiene 6.000 urnas, como poco oportuno no es.
  • Ada Colau, La alcaldesa de Barcelona,  se ha volcado en la vertiente social y defensa de los colectivos ciudadanos. Equidistante de Puigdemont sí entró al juego de la CUP con la organización de la manifestación. Propuso tras las peticiones de los cupaires pero también creo que por convencimiento,  una primera cabecera con representantes sociales de la “gente” que ayudó a las víctimas (mossos, guardias urbanos, guardias civiles, policías nacionales, bomberos, personal sanitario, emergencias, protección civil,  taxistas, comerciantes…). Solución según se mire estratégica. Bien que estos colectivos tengan una posición predominante, pero me pregunto si era necesario “esconder” a los representantes del Estado, se adivinan las intenciones políticas disfrazadas con carácter social. Sí hay que reconocerle que pidió que las estelades no coparan la manifestación, mientras que Oriol Junqueras las promocionaba.
  • Josep Lluis Trapero, el Major de los Mossos d´Esquadra. Éxito de marketing en situación de crisis.  Es un buen comunicador y profesional, aunque cometió algunos errores, suponemos que por la premura de la investigación en tiempo real y como después hemos sabido. Aseguró que la situación estaba controlada y que no había posibilidades de un nuevo atentado. Horas después tuvimos los sucesos de Cambrils. Y después hemos sabido la actitud cuando menos bisoña en el Chalet de  Alcanar. Por cierto su jefe político, Director de Los Mossos,  Pere Soler ni se le ha visto. Asumió el protagonismo el Conseller de Interior, Joaquín Forn que por momentos no estuvo afortunado.
  • Soraya Sáenz de Santamaría. La Vicepresidenta auxiliada por el Delegado del Gobierno, Enric Millo, Delegado del Gobierno en Cataluña comandó la representación del Gobierno central con numerosas reuniones con todas las administraciones.
  • Oriol Junqueras, Vicepresidente de la Generalitat. Extrañamente o tácticamente en segundo plano. Apenas se le recuerdan declaraciones aunque sí presencia.
  • Juan Ignacio Zoido, Ministro del Interior. En la retaguardia aunque tuvo su metedura de pata al declarar desarticulada la célula. Ha tenido que bregar con las descoordinación policial.

El Gesto 

Sin duda el abrazo entre lágrimas de los padres del pequeño Xavi de tres años muerto en La Rambla, con el Imán sustituto de Rubí es lo más reconfortante que se ha visto estos días. Han transmitido  emoción, generosidad, convivencia, solidaridad y amor. El dolor  de los padres de  Xavi necesitaba el abrazo de un musulmán y perdonar y comprender. Ha sido un auténtico símbolo de paz. Hemos visto también a muchos musulmanes en la calle en contra del terrorismo y llorando de una manera sentida. Rezos especiales en todas las mezquitas, abrazos interculturales…son gestos que nos ayudan a superar el dolor y a reconocernos como sociedad para orillar cualquier ataque de  islamofobia que hay que erradicar.

Contra el odio y el terror, humor

 Los españoles somos únicos con nuestro sentido del humor. Qué oportunidad nos ha dado Daesh con su vídeo reivindicativo. Y por dramático y paradójico que parezca, sus imágenes con “El Cordobes” el yihadista Pérez hijo de La Tomasa (Tomasa Pérez Mollejas) ha provocando auténtica creatividad y conmoción humorística en la RRSS y en Youtube. Los memes, los vídeos, han tenido el mérito de sacudirnos los demonios y reírnos de los terroristas. Nunca de las víctimas y su dolor. Se ha minimizado la barbarie de  los asesinos y  se les desprecia con el humor. Es una especie de catarsis de grupo,  inteligente y creativa. Ironía desde la más honda tradición hispana de Quevedo, Cervantes,…

El Tablero

Tras el dolor y el duelo por las víctimas del terrorismo la vida política sigue y de qué manera. Continuarán los ecos de la barbarie yihadista y sus derivadas policiales y sobre todo políticas por mor de la instrumentalización que los independentistas han hecho de esta tragedia, incluida la manifestación del sábado. Esta semana Puigdemont, Junqueras y compañía (la CUP y asimilados) vuelven a lo suyo si es que alguna vez lo dejaron.  Queda un mes escaso para el pretendido referéndum así que se afanan en su tramitación y publicitación no solo en el interior sino también en el exterior. Mientras tanto, Mariano Rajoy y el PP se enfrentan al enésimo capítulo de la corrupción. Habrá pleno de Congreso sobre Gürtel con el Presidente y más adelante si el PNV consiente también tendrá que acudir a la Comisión de Investigación. Se me hace cuando menos extraño que además de este asunto no haya otros que destapen la febril actividad de sus señorías. También  se ha programado una semana de comparecencias ministeriales. Parece que se acabase el mundo, como si no hubiera un mañana. La explicación técnica es que esta semana finaliza el período de sesiones. De todos modos este furor parlamentario podría haberse ordenado a partir del 1 de septiembre. El choque político entre unos y otros va a ser inevitable.

  • CATALUÑA: El martes nueva reunión de la Mesa del Parlament de Cataluña. En el orden del día nada se adivina, pero podría surgir la Ley de transitoriedad o la Ley de referéndum. ¿O se esperará como quisiera su Presidenta, Carmen Forcadell a que el Govern dilucide el asunto con un decreto gubernamental? El Gobierno de España y el Tribunal Constitucional están pendientes para actuar. Mientras tanto, sorprendentes y tácticas manifestaciones de Marta Pascal, Coordinadora del PDeCAT. Asegura ahora que “a partir del 2 de octubre el PDeCAT no hará nada más con la CUP”. Pues si estábamos en esas ¿porqué llegar hasta el 1-O?  Puigdemont enloquecido quiere gestionar el poco tiempo que le queda para sucumbir ante la CUP que le apremia para convocar el referéndum. De ahí la instrumentalización de todo lo ocurrido tras los atentados de Barcelona y Cambrils.
  • PP: Semana trascendente y ajetreada. Mariano Rajoy tiene el lunes una cumbre en París, con su homologo, francés Enmanuel Macron, la alemana  Angela Merkel y el italiano, Paolo Gentiloni.  Habrá cambios en la agenda pactada. Se implementarán medidas contra el terrorismo yihadista. El miércoles comparecencia en el pleno del Congreso para el Presidente del Gobierno que tendrá que responder sobre Gürtel.  A priori, presencia cómoda sin enfrentamientos directos más allá de las intervenciones desde el estrado. ¿A quién beneficia el pleno? ¿Teatralización y postureo de la oposición? Y todo  gracias al PNV. Quien lo iba a decir, o no.  En su justificación, los vascos dan la sensación de que a lo mejor se lo piensan para que Rajoy comparezca también en la comisión de investigación como pretende Ciudadanos. Lo veremos. El fin de semana presencia de Rajoy y la dirigencia nacional del partido en Valencia en una cumbre interparlamentaria. Y como es tradicional inauguración de curso político en Pontevedra. 
  • PSOE: Discreción táctica de Pedro Sánchez y los suyos. Al menos eso es lo que percibo. Vacaciones extensas de Sánchez y algún que otro desaguisado con sus portavoces. Óscar Puente diciendo que se exagera con lo que está ocurriendo en Venezuela. El caso es que han estado desaparecidos en combate, aunque con la comparecencia puntual por los atentados. Y en la reintrée esta semana podremos ver al líder socialista pidiendo la dimisión de Rajoy por la corrupción y luego apoyándole en el asunto del secesionismo de Cataluña. O sea nos instalamos en plena esquizofrenia.
  • UNIDOS PODEMOS: Pablo Iglesias y su mando en plaza. Además de dirigir a Sánchez en el parlamento, también tiene tiempo para liarla en su formación. A cuenta del Comité de Garantías al que quiere laminar, unas cuantas delegaciones territoriales se le sublevan. Los podemitas  de Pablo rechazan las nuevas medidas sobre posibles filtraciones de las desaveniencias internas. El caso es que en su Vistalegre II no se hablo del asunto y mucho menos se  decidió ninguna medida. Será que Pablo no ve convenientemente reforzado su liderazgo/caudillismo. En fin, las cosas del poder unipersonal.
  • CIUDADANOS: Albert Rivera otra vez en la equidistancia. En la Diputación Permanente ante la solicitud  del pleno de Rajoy por Gürtel, se abstuvieron; prefieren el cara a cara en la comisión de investigación. Aseguran que Rajoy “nos echará su discursito”,-Miguel Gutiérrez dixit-; en fin una de cal y otra de arena. Es decir, apoyo al Gobierno en cuestiones de Estado (terrorismo, presupuestos,…) y leña con la corrupción y la regeneración. A eso se le llama rentabilizar el voto de centro. No sabemos con qué resultado. Las encuestas dicen que de momento les es rentable.

Las cuitas valencianas

 La vertiente valenciana del terror yihadista. En València y Alicante y otras ciudades turísticas de nuestra Comunidad los políticos acuciados por lo ocurrido en Cataluña se lanzan a colocar elementos disuasorios en zonas muy concurridas. Bolardos y cualquier otro impedimento. Y al mismo tiempo los sindicatos policiales piden que se elabore un protocolo y plan específico contra el terrorismo yihadista de cara a Las Fallas. Aseguran que en las últimas fiestas se vieron desbordados por la gran aglomeración.

Policía autonómica con los agentes de las policías locales. Pues lío en el debate político. El proyecto que recoge el Estatuto,-a debatir en otoño en el parlamento-, supondría sumar a los policías locales a la Unidad Adscrita de la Policía Nacional que ahora conforma la Policía Autonómica con 400 agentes. Se establecería un cuerpo de seguridad de más de 10.000 agentes con un coste de varios cientos de millones de euros para las arcas de la Generalitat. Enric Morera, President de la cámara autonómica reivindica “policía propia para avanzar en el autogobierno”. Cuando menos oportunismo político. De verdad que suscribirse al rebufo de lo ocurrido en Cataluña como oportunidad a rentabilizar políticamente, como poco es inapropiado, sin entrar en mayores análisis. Y claro, respuesta desde el  PP. El Presidente de la Gestora en València-ciudad, Luis Santamaría sentencia: “eso es fomentar el independentismo”. Y los profesionales del asunto que son los que saben también se manifiestan. Los sindicatos policiales lo ven técnicamente difícil porque afirman que se minimizaría la efectividad en la seguridad de los municipios y además muestran dudas de cómo se financiaría el nuevo cuerpo policial.

 El liderazgo del PP. Amortiguados por los calores estivales, los populares y sus enredos internos  esperan al otoño para marcar agenda. La situación del PPV se aclarará, o mucho me equivoco, no hay Congreso provincial a la vista. Mientras tanto la situación nacional señalará las candidaturas. De momento, Pablo Casado, Vicesecretario de Comunicación del PP ha anunciadoIsabel Bonig es la persona idónea para liderar la candidatura al Consell. Cuenta con todo el apoyo de la dirección nacional”. Pues hala, una cosa menos…que se olviden algunos de sus pretensiones. 

Lío en Podemos. Antonio Estañ,  ha cogido con fuerza su liderazgo en la formación. Como aperitivo otoñal y en plena canícula veraniega se enfrenta al todopoderoso Pablo Iglesias igual que otros compañeros de las distintas territoriales podemitas a cuenta del Comité de Garantías. Y detalle no menor,  Sandra Mínguez deja la política.  Mínguez, ex diputada de Podemos y laminada en su día por Antonio Montiel como secretaria de organización,  decía en Facebook: “He dado tanto que me he vaciado. Me he quedado sin fuerzas necesarias para seguir”. ¡La dureza de la política!

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email