X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EL TINTERO / OPINIÓN

Unos votan y otros vetan

Los votos son los que son y los vetos son los que están. En esta calurosa semana de julio, el bochorno lo producen los “líderes” políticos que bajan en votos o escaños y suben en humos

10/07/2016 - 

Vuelta a la normalidad. Bueno, a la de los últimos meses, a saber: gobierno en funciones, elecciones, resultados repartidos (como el Gordo) y reuniones internas, externas y a este paso sempiternas. Algunas de las palabras que no se cansan de repetir los políticos que salen a la palestra son: acuerdo –aunque a estas alturas sólo veo el del Botànic–; diálogo –será de besugos, porque llevan así desde enero–; consenso –uno de los mantras más exitosos de la democracia, se vota y las mayorías parlamentarias pueden y deben ejecutar su programa–; reformas estructurales y otras ideas que suenan bien, muy bien pero que están alejadas de la realidad, de las soluciones factibles, del pragmatismo.

La noche electoral las emociones fueron encontradas, se pasó del infarto al salto (de alegría) en pocos minutos, la risa cambió de bando dicen algunos. Pero ya han pasado quince días, y vuelve a planear la idea de unas terceras elecciones, que para guasa podrían realizarse el 20-N [coincidiendo con las autonómicas vascas y gallegas]. Viendo y oyendo los argumentos de los partidos que deberían mantener una actitud proactiva a que pueda formarse un gobierno, me viene a la mente el refrán ‘Entre todos la mataron y ella sola se murió’, la democracia claro, parece que pocos quieren asumir la responsabilidad que les corresponde como diputados electos y representantes de todos los españoles. La actitud de muchos de nuestros jóvenes, inexpertos y bravucones políticos, sólo hace que la sociedad se sienta engañada y ninguneada y en consecuencia desconfíe de la democracia representativa, y con razón.

"La actitud de muchos de nuestros jóvenes, inexpertos y bravucones políticos, sólo hace que la sociedad se sienta engañada y ninguneada"

La idea de la gran coalición está descartada y creo sinceramente que es innecesaria, pero la idea de la abstención está cargada de cordura y sentido común. O sino a que se refiere Felipe González cuando afirma: “El resultado del 26-J coloca al Partido Socialista ante esa responsabilidad. Excluyendo la coalición y el apoyo al Partido Popular en la investidura, en caso de necesidad, no debe ser un obstáculo para que haya un Gobierno minoritario.” Este párrafo forma parte del artículo que publicó el jueves en El País bajo el título ‘¿Investidura cuanto antes?’.  

Y desde el lado naranja, en Ciudadanos ya se han hecho mayores o más bien adolescentes rebeldes y no quieren hacer caso a sus mayores, sus ideólogos y fundadores: Francesc de Carreras, Felix de Azúa, Albert Boadella o Arcadi Espada que de manera activa y en diferentes diarios nacionales, consideran un suicido político la actitud de Albert Rivera. Algunos lo califican de “actitud ética y política errónea”, como Boadella y otros como Espada lo definen como “error grave”, quien también considera que en España hay partidos que luchan por la oposición y curiosamente C’s está entre ellos, cuando él considera que debería tener un “papel gubernamental” y presentar un “programa de continuidades y reformas” para alcanzar un pacto con el PP.  Sobre todo ello les recomiendo el análisis del profesor de Derecho Constitucional, de Carreras, titulado ‘La búsqueda de la seguridad’.  

Y cuando los valencianos pensamos “¿qué hay de lo mío?” nos quedamos sin saber a quien decírselo. En los últimos días y desde que el director de este diario lo planteara tanto en el Club de Encuentro Manuel Broseta como en su billete dominical, la posibilidad de que los diputados de Compromís en el Congreso de los Diputados apoyen a Rajoy a cambio de reclamar lo que merecemos en justicia ha cobrado fuerza en diferentes ámbitos de la sociedad civil. Probablemente no sucederá, demostrando una vez más que la política patria está trufada de infantilismo y personalismos.

¿Podem ampliar el Consell?

Pues parece que sí, porque como bien nos anunciaba la vicepresidenta Oltra en la campaña de las elecciones autonómicas, venían a ‘rescatar personas’, y en ello están. Los compañeros de viaje que llevan un año viendo los toros desde la barrera, el partido que lidera Antonio Montiel en Valencia –cualquier parecido con el partido de Madrid es pura casualidad– ha preferido estar en la sala de máquinas para no desgastarse, pero parece que tras el 26J han hecho uso de su derecho a decidir y quizá tengan que tomar parte en el Consell. Importante recordar que uno de los asuntos estrella que se votará el próximo día 14, se debe en gran medida al trabajo de los miembros de Podem, la reapertura del RTVV. 

Y como la contradicción es algo que afecta al ser humano –a unos más que a otros–, mientras los gobiernos del cambio con nacionalistas, comunistas y ecologistas nos dan muchas pistas de por donde van: prohibición de toros en la calle, prohibición de festivales de música en la playa y medidas de gran calado como el ‘Día sin bañador’; media España sigue con interés las fiestas de San Fermín, en el histórico Reino de Navarra donde todo es posible, el auge del nacionalismo-independentismo vasco y unas fiestas en honor a un santo y con los toros –en la calle y en la plaza– como símbolo de su ciudad y de su país.

Noticias relacionadas

el billete

Compromís debe negociar con Rajoy

La aritmética parlamentaria del 26J ha dado una oportunidad histórica a Compromís de hacer valer sus cuatro diputados para negociar con el PP reivindicaciones de los valencianos a cambio de la investidura, siguiendo el ejemplo del PNV 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email