X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de diciembre y se habla de Cine portada financiación autonómica divalterra egevasa
GRUPO PLAZA

La generalitat va a modificar la apertura en festivo en la ciudad por enésima vez

València afronta su sexto modelo de horarios comerciales en seis años

4/06/2017 - 

VALENCIA. El Consell reveló esta semana las líneas generales de su nuevo modelo de horarios comerciales, un escenario con el que pretende acabar con las zonas de libertad total para la apertura de los grandes establecimientos los domingos y festivos. En este caso no se trata de una nueva línea de ataque con perspectivas de materializarse. Consiste en una modificación de la Ley de Comercio que, como tarde, será efectiva a partir del próximo 1 de enero de 2018, puesto que el director general de Comercio, Natxo Costa, va a activar este mismo lunes la cuenta atrás de la burocracia presentando un anuncio de 'normativa en tramitación'. En consecuencia, el año que viene la ciudad de València contará con un nuevo modelo para la apertura dominical, el concreto el sexto en los últimos seis años.

La hoja de ruta marca que la nueva modificación llegue de la mano de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat, según explica el propio Costa. La propuesta del dirigente es establecer dos velocidades: la apertura de alrededor de 30 días anuales -entre Navidad, Pascua, verano y puentes- en los municipios turísticos; y de entre 14 y 16 días anuales -entre Navidad y puentes- para el resto de localidades. El nuevo panorama estrecharía las actuales diferencias entre los alrededor de 60 festivos de libre apertura que tienen las zonas de libertad total y los 10 anuales con los que cuentan los municipios sin ZGAT.

A las asociaciones más representativas del sector, a falta de afrontar el complejo debate para definir con exactitud el número de días y su reparto en el calendario, les suena bien el modelo ideado por Costa, un modelo cuya filosofía ha sido defendida por la Concejalía de Comercio del Ayuntamiento -si bien esta área no se ha pronunciado todavía al respecto oficialmente a la espera de conocer los detalles de la propuesta.

1/ El escenario inicial: solo 10 festivos de apertura

En cualquier caso es segura la llegada de un nuevo modelo, que será el sexto en solo seis años (desde el año 2013) cuando València, como el resto de la Comunitat, contaba con solo 10 festivos anuales de apertura a repartir entre los puentes y los días de mayor consumo.

Pero todo cambió en el mes de septiembre de ese año, cuando la entonces alcaldesa Rita Barberá decretó cuatro Zonas de Gran Alfuencia Turística (ZGAT) en toda la ciudad para cumplir con la modificación de la Ley 1/2004 de horarios comerciales incluida en el Título V del Real Decreto-ley 20/2012 de "medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad".

2/ Barberá da libertad total a 4 zonas

Con este decreto el Gobierno de España imponía la creación de al menos un área liberalizada en las ciudades de más de 200.000 habitantes, pero Barberá echó el resto y dio rienda suelta en València a la práctica libertad total. Las cuatro zonas recorrían casi todas las grandes superficies comerciales de la ciudad. Entre ellas las más controvertidas eran las que incluían el Carrefour y el Decathlon de Campanar -cuyo gancho turístico era el Jardín del Turia- y el centro comercial Arena Multiespacio -sin duda, la más polémica, sustentada en que entonces el Levante UD, cuyo estadio está junto al complejo, disputaba competiciones europeas-. 

Todo ello generó una gran brecha entre el consistorio y el pequeño comercio -partidario del descanso dominical- y despertó las envidias de los centros comerciales del área metropolitana de la ciudad. Tanto fue así que el Consell tuvo que restringir por decreto las condiciones para declararse ZGAT ante las exigencias liberalizadoras de complejos como Gran Turia (Xirivella), Ikea y MN4 (Alfafar), Bonaire (Aldaia) o El Osito (La Eliana).

3/ La justicia amplía a 5 zonas la liberalización

Y por si fuera poco, solo 13 meses después, una sentencia del Juzgado número 1 de lo Contencioso obligó al Ayuntamiento a permitir la apertura en domingos y festivos de la tienda MediaMarkt, situada en la avenida Cortes Valencianas. Se trataba de la única vía que disponía de grandes establecimientos que había quedado fuera de la práctica liberalización total de la ciudad impuesta por Barberá.

Natxo Costa, en su despacho. Foto: EVA MÁÑEZ
La sentencia, muy crítica con el consistorio, aseveraba que Barberá había trazado las cuatro zonas "de forma arbitraria, sin justificación alguna". Para evitar un nuevo varapalo, el Ayuntamiento de Valencia, en la quinta zona que se vio forzado a incluir en el mapa de libertad de horarios, también incluyó en centro comercial Ademuz, que aprovechó enseguida el cambio para abrir sus puertas todos los festivos.

4/ De 5 a 2 zonas: el breve recorte de Ribó

Pero tras el cambio de gobierno en el Ayuntamiento, el nuevo concejal de comercio, Carlos Galiana, se volcó en el asunto para tratar de aplicar el programa de Compromís: eliminar la libre apertura en domingo de la ciudad, ya gobernada por Joan Ribó. En una decisión que, hasta la fecha, supone el máximo consenso alcanzado entre los diferentes formatos del comercio en materia de horarios comerciales. El Ayuntamiento y las entidades representadas en el Consejo Local del Comercio acordaron mantener la libre apertura en dos zonas.

Las zonas elegidas fueron el centro de Valencia -incluidos los complejos de El Corte Inglés y las grandes franquicias de la calle Colón- y el entorno de la Ciudad de las Artes y las Ciencias -con los centros comerciales El Saler y Aqua y El Corte Inglés de la Avenida de Francia-. El acuerdo comportaba el compromiso de no recurrir la restricción por parte de Anged en aquellos lugares que quedaban fuera del mapa: los complejos Arena, Ademuz, Nuevo Centro, el Carrefour y el Decathlon de Campanar y la tienda de MediaMarkt de Cortes Valencianas.

5/ Un recurso impone otra vez las 5 zonas

Pero el cambio solo duró los meses de abril y mayo. Arena Multiespacio, con el argumento de que los centros comerciales no formaron parte del mencionado acuerdo de consenso -que fue el principal error cometido por el Ayuntamiento- presentó un recurso de alzada contra la restricción municipal validada por el Consell, tal y como también hizo El Corte Inglés en Alicante. Ante tales recursos, la Conselleria de Economía encargó un informe a la Abogacía de la Generalitat, un análisis que concluyó que la carencia de audiencia pública en el proceso de restricción invalidaba el mismo.

En consecuencia, la entonces secretaria autonómica de Economía, la socialista María José Mira, se decantó por atender la recomendación del organismo jurídico y aceptar los recursos contra el criterio del conseller, Rafael Climent. Solo dos meses después València regresaba a la libre apertura de la era del PP.

6/ Nueva propuesta: de las zonas a las temporadas

Y el sexto es el modelo que está por llegar, el mencionado al principio de dos velocidades -alrededor de 30 días para las zonas turísticas (festivos de Navidad, Pascua, verano y puentes) y entre 14 y 16 días para las que no lo son (festivos de Navidad y puentes)-.

No obstante, nada garantiza que va a ser el último a corto plazo. En este sentido cabe tener en cuenta que Compromís y el PSOE están impulsando en el Congreso de los diputados una alianza nacional para tumbar la obligación de que existan áreas liberalizadas y que la Generalitat recurrió a los tribunales la liberalización aplicada por el PP en València.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email