X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

en 2012 alcanzó los 964 millones

València reduce en seis años la deuda a la mitad y concluirá 2018 con 460 millones 

16/09/2018 - 

VALÈNCIA. La deuda del Ayuntamiento de València se situará por debajo de los 460 millones de euros al acabar 2018. La cifra supone la reducción en apenas seis años de más del 50% del déficit municipal acumulado. Así lo señalan los datos que maneja la Concejalía de Hacienda del consistorio. Un descenso que será incluso mayor del previsto en el plan emprendido por el Govern de la Nau. 

El regidor de Hacienda, Ramón Vilar, aseguró a Valencia Plaza que la previsión que manejan en estos momentos es que al finalizar el actual ejercicio València sitúe su deuda en los mejores niveles de lo que va de siglo. Una progresión constante ante la que el consistorio reclama estar liberado de la tutela del Ministerio de Hacienda.

La evolución del año ya invitaba a pensar en esa disminución. Algo que es posible en parte por la falta de gasto en inversiones. Una parte del superávit que después se emplea para amortizar deuda es dinero presupuestado que no se gasta, crítica habitual de la oposición municipal del PP y Ciudadanos, que han hecho del incumplimiento del presupuesto uno de sus caballos de batalla.

Ante esta crítica, Vilar resalta el hecho de que esas inversiones, al estar presupuestadas, se cumplirán, y que revertir el dinero del año en amortizar deuda supone además un ahorro al abonar intereses. “Ya no es sólo lo que pagamos y dejamos de deber, sino también lo que nos ahorramos pagar”, recuerda.

Para 2018 Vilar espera rebajar la deuda por encima de lo previsto, insiste, y amortizar diez millones de euros con lo que la cifra de deuda bajará de 468,48 millones de euros a una cantidad siempre inferior a 460. En 2012 la deuda municipal tocó techo y se situó en 964 millones. Esto significa que en seis años València habría reducido su deuda un 52%.

Un descenso que ha sido progresivo y que se inició en la última legislatura del PP, con los consabidos recortes. Entonces la estrategia popular se limitó a reducir todas las partidas presupuestarias en un 10%, sin realizar prácticamente distingos.

Así, el primer año de recortes, 2013, la deuda se redujo en torno al 9% y pasó a ser de 875 millones. Otro tanto pasó en 2014, cuando la deuda se instaló en 784 millones, y en el año de transición de un equipo de gobierno al otro, 2015, en el que se contabilizó que el déficit era de 714 millones.

Fue a partir de 2016, ya con el plan de amortización del Govern de la Nau, que la reducción de deuda se incrementó un par de décimas (9,17% menos de deuda) y pasó a ser 655 millones. En 2017 la deuda se redujo un 11% y se quedó en niveles de 2002 (559 millones).

Ahora, al situarse en la barrera de los 460 millones, supone que la deuda municipal se situará en torno al 50% de presupuesto consolidado, que en 2018 fue de 908 millones. O dicho de otro modo: si València dedicará todo su presupuesto a amortizar deuda, sólo tardaría medio año en pagarla toda.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email