X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la cifra de empadronados, por debajo de 800.000

València ya no crece

9/01/2018 - 

VALÈNCIA. En 1857 València contaba con 106.435 habitantes. 160 años después, el padrón de 2017 ha multiplicado esa cifra por más de siete. Según los datos de la Oficina de Estadística Municipal, en la ciudad viven ahora 792.086 personas. Esta cantidad supone un leve repunte con respecto al año anterior, apenas 453 personas más; con todo, corrobora una leve mejoría que se viene registrando desde 2015, el año en el que menos personas han estado empadronadas en la última década.

Fue en el sexenio entre 2006 y 2011, ambos inclusive, que València registró una cifra de padrón por encima de los 800.000 habitantes, con un pico en 2009 de 815.440. Sin embargo, desde 2013 la ciudad siempre ha contabilizado menos de 800.000 habitantes. De hecho el actual número de vecinos de la ciudad está, por ejemplo, ligeramente por encima de los de 2004. Es decir, como hace 13 años.

El padrón municipal también revela la realidad multicultural de la ciudad. Si bien más del 54% de los ciudadanos son oriundos de la propia València, también se contabilizan un 16,8% de personas procedentes del extranjero (133.827) y un 17,8% del resto de España (141.636).

Los datos estadísticos se hallan disponibles en la web del Ayuntamiento www.valencia.es/estadistica, y constituyen todo un muestrario de la realidad de la ciudad a partir de datos objetivos. Recogidos por la Concejalía de Control Administrativo que dirige Carlos Galiana, este regidor asegura que la voluntad del equipo de gobierno del Ayuntamiento “es que la ciudadanía tenga acceso a la información de lo que ocurre en València, sin oscurantismos y con total transparencia”.

Una herramienta

Según explica Galiana, este anuario es una herramienta que tienen desde las diferentes delegaciones para “afrontar las problemáticas que surgen en la ciudad, y proponer alternativas de solución”. “Es importante tener unas datos que nos han de ayudar a mejorar la gestión de la ciudad, con índices como los relativos a la pobreza, o con asuntos de plena actualidad como los apartamentos turísticos o la satisfacción de la ciudadanía con los mercados municipales”, explica el regidor.

Otro gran valor del anuario es que permite también la reconstrucción de series históricas de importancia, con lo que ello implica de conocimiento de los diferentes aspectos de la realidad de València. Este hecho es el que ha permitido, según el regidor, que el Anuario se haya consolidado como “un instrumento de trabajo tanto para la misma Administración como para los agentes sociales que trabajan la realidad urbana o están interesados” en ella.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email