X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID / OPINIÓN

Desnudos

Foto: EFE

Segunda semana de septiembre y cunde la sensación de adelanto electoral. Y además los líderes se tambalean. Lo de dar un duro por ver quien llega vivo a una próxima candidatura puede ser un auténtico sudoku. El máster de Pablo Casado y la tesis de Pedro Sánchez amenazan nubarrones. La dimisión de la Ministra Carmen Montón no ha servido como estrategia. Sánchez está muy nervioso.

14/09/2018 - 

Todos contra todos. Albert Rivera parece que ha tocado la tecla oportuna para “reviscolar” políticamente. Su ataque en la sesión de control al Gobierno contra Pedro Sánchez dudando de su tesis universitaria ha desatado la histeria. Es más, diera la sensación de cacería de doble sentido. Tras la dimisión/cese de la Ministra Carmen Montón, se aprovecha el “rebufo”. Cobrarse dos piezas, Sánchez y Casado. No sé si es muy ambicioso o pretencioso, pero el debate ya se ha instalado entre los políticos, y lo que es sintomático en los medios de comunicación y la opinión pública. Es decir miedo escénico total. Incluso la Moncloa con los nervios a flor de piel ha emitido un comunicado prácticamente de madrugada para anunciar acciones legales porque algunos medios publican que la tesis del Presidente es un “plagio”. Sin duda en el Gobierno están noqueados y dudan hasta de su sombra. Además de esta reacción, el PSOE de rebote mira a Pablo Casado, y pide su dimisión como responsable popular y diputado por su máster. O sea todos contra todos como si fuera una jugada de ajedrez. ¿Le saldrá rentable a Rivera? ¿Habrá adelanto electoral? ¿Llegaran vivos a la convocatoria Sánchez y Casado?

El máster como cortafuego. Parecía una salvaguarda para el PP la decisión de Sánchez de respaldar a Montón. No contaban con el ataque furibundo de Rivera al Presidente del Gobierno que provocaba la reacción en cadena de los socialistas contra Casado. La verdad es que los equipos de estrategas tanto de Moncloa como Génova no tienen un momento de respiro. Y como la presión es tanta no atinan con sus soluciones. Desde el PP esperaban que Sánchez protegiera a su ministra como garantía de “tranquilidad” para Casado, pero las investigaciones periodísticas, -bendita la profesión periodística-, dieron al traste con el cortafuego. Sánchez se vio obligado a prescindir de su colaboradora. Así que ahora los populares están de los nervios con las próximas decisiones judiciales del Supremo. Y ya se debaten cual sería el momento oportuno de tomar alguna decisión drástica. Volvemos al debate de siempre. Lo de las líneas rojas. Imputación, procesamiento, juicio oral…

Cacería política y ejemplaridad. Llegar a las elecciones, las que sean, -generales, andaluzas, autonómicas, municipales o europeas-, va a ser toda una carrera de obstáculos. Los políticos ya han visto la realidad. Están desnudos. Porque se pone en cuestión lo que hacen, lo que han hecho, no ahora, sino hace tiempo y ya no están a salvo de ninguna investigación. Y parece a lo que se ve que hay mucho armario que abrir y a alguno le ha pillado, pues eso desnudo. Hay quien piensa que se ha abierto una cacería para derribar al rival político. Puede ser, pero en política aunque no todo vale, se utilizan distintas armas para infligir la derrota a tu adversario. Sin embargo nuestros representantes, como garantes de protección de los ciudadanos y para que confiemos en ellos, están obligados a ejercer sus puestos y cargos con ejemplaridad. Ellos mismos se han cansado de exigir responsabilidad política y transparencia a sus opositores y deben aplicarse su misma medicina.

Lo de la normativa universitaria. Los jóvenes universitarios no dan crédito, o sí. Se preparan, estudian, trabajan para sufragarse sus grados, sus másteres y observan atónitos la facilidad con la que algunos y algunas han obtenido sus másteres o han hecho sus tesis. El descrédito y desprestigio se generaliza aunque sea tomar el todo por la parte. Evidentemente no se funciona igual en todos los centros universitarios. Pero el caso del Instituto de Derecho Público de la URJC, a la sazón chiringuito cuasi personal de Enrique Álvarez, se lleva la palma. El daño es tremendo y los estudiantes se sienten perjudicados. El obscurantismo a la hora de facilitar información, la transparencia que no se ejerce y las verdades a medias no ayudan. Los matices que diferencian a los másteres de Cifuentes, -cuanto tiempo parece haber pasado desde su dimisión-, Casado y Montón se van a quedar en la irrelevancia, porque en estos momentos manda la tesis de Pedro Sánchez. Los dimes y diretes sobre si se tiene acceso, si hay copia digital, si se puede consultar y comprobar se han convertido en el centro del debate político. Aunque la normativa ministerial no obliga a que cada Universidad tenga un sistema de detección de plagios, algunos centros los poseen, porque en algunas ocasiones hay quien ha tirado de wikipedia, -la ya ex ministra Montón también-, o ha fusilado párrafos enteros de otros trabajos. Parece que el responsable del negociado universitario, el ministro-astronauta, Pedro Duque, tiene trabajo al respecto. Hace pocas fechas anunciaba que “se estaban revisando todos los másteres con la idea de regular fondo y forma de cómo se realizan”. Por cierto que en toda esta crisis de Casado, Montón y ahora Sánchez no ha pronunciado palabra. Me lo imagino pensando cómo me he metido aquí. 

José Luis Ábalos, el resiliente. A este paso el bastión valenciano en Madrid será solo él, porque el Ministro de Agricultura, Luis Planas que sepamos no ejerce mucho de valenciano. Es conocida la resiliencia política de Ábalos. Siempre está. Más arriba o más abajo, pero está. La verdad es que se festejó mucha la presencia de cuatro ministros valencianos en Madrid, pero al paso que vamos lo del nuevo poder socialista valenciano puede quedarse diluido, aunque siempre nos quedará Ábalos. En esta semana de crisis estudiantiles se le ha visto y oído poco. Vaya forma de festejar los 100 días de gobierno. Hasta el momento, dos dimisiones o ceses ministeriales y unas cuantas rectificaciones clamorosas. Casi parece el título de una película de terror.

El Tablero

  • PSOE: Pedro y lo de trascender en la historia. Además de Franco quiere que su gobierno de izquierdas sea ejemplo para Europa y es un proyecto a largo plazo, nada menos que hasta el 2030. Moncloa admite tropiezos y falta de coordinación dentro del gobierno y el congreso por falta de “maduración”. Lo de pasar de la poesía a la prosa tiene sus riesgos. Para prevenir, encarga encuestas para valorar un posible adelanto electoral incluso en primavera. Las rectificaciones del gobierno han sido su espada de Damocles. La última a cuenta del envío de 400 bombas a Arabia Saudí para evitar la anulación de contratos de Navantia en Andalucía. Su presidenta Susana Díaz puso el grito en el cielo. Era un golpe de flotación ante el casi seguro adelanto electoral, tras la ruptura del pacto de Gobierno provocada por Ciudadanos. Y claro la Ministra de Defensa, Margarita Robles, quedó en evidencia y rectificó. Y mientras los barones de Aragón (Lambán), Asturias (Fernández) y Castilla La Mancha (García Page) se alían con sus homólogos del PP, Feijóo (Galicia), Castilla León (Herrera) y La Rioja (Ceniceros) contra los privilegios nacionalistas. Aseguran que no admitirán “amaños bilaterales con Cataluña” y defiende la constitución la solidaridad y multilateralidad en la relación con el Estado. En fin, todo está muy revuelto y muy abierto. Y en el PSOE se tientan la ropa con desconcierto. No saben por dónde vienen los tiros y de qué calibre son. Ese todopoderoso Iván Redondo (jefe de gabinete de Sánchez) tiene un problema.
  • PP: Pablo Casado necesita una nueva estrategia. La salida de Soraya Sáenz de Santamaría le facilita las cosas. Los populares respiran aliviados por ese flanco, pero todavía tienen abierto el de su líder a cuenta del máster. No duermen tranquilos a la espera de las decisiones del Tribunal Supremo. Mientras, Casado sigue a la greña con Albert Rivera, le acusa de poner en riesgo la convivencia en Cataluña por retirar lazos amarillos. Y ahora están descolocados por la jugada estratégica de atacar a Sánchez con su tesis que de rebote les perjudica. Dos por el precio de uno, todo un clásico en política. En fin, apasionante para el país y preocupante para el PP. Y como hito importante está la próxima designación de candidatos a plazas destacadas. De momento se hace una macroencuesta para conocer preferencias de los electores. Tendrán que acertar si quieren conquistar de nuevo el poder en las plazas perdidas.
  • UNIDOS PODEMOS: El regreso atropellado de Pablo Iglesias. El lío de la candidatura de Manuela Carmena divide a la izquierda de Madrid porque Podemos e IU habían decidido ir juntos y Carmena irá por libre con una agrupación de electores y haciendo su propia lista. Iglesias en este asunto se ve superado porque Carmena es incontrolable. Y casi a hurtadillas ha cerrado unos cuantos acuerdos con Pedro Sánchez para gobernar parlamentariamente en comandita. Lo hemos visto en el tema de memoria histórica, exhumación de Franco, asuntos sociales, pobreza energética y demás. Pero los acontecimientos van muy rápido y pueden superarse estos acuerdos por un adelanto electoral. Iglesias tendrá que cambiar de relato si quiere reverdecer anteriores resultados porque las encuestas no le favorecen mucho y una alianza pactista con un Gobierno tocado a lo mejor no le interesa.
  • CIUDADANOS: Albert Rivera mueve el tablero. No solo con la ruptura en Andalucía. La doble jugada contra Sánchez y Casado, no sé si es un ataque a la desesperada para conseguir cuota de pantalla o es una estrategia estudiada para revertir el bajón demoscópico de los últimos tiempos tras la moción de censura de Sánchez a Rajoy. A Rivera le gusta el juego político y en su fuero interno está convencido de que llegó a la política para ser Presidente de Gobierno. Muchas veces da la sensación de que lanza estrategias atropelladamente y puede perderse en el camino. Es cierto que en sí mismo es una marca, pero no le acompañan eso que en política partidaria se denominan “cuadros”, es decir el equipo escasea, no en su entorno más directo, pero sí en el ámbito territorial. Habrá que permanecer atentos a próximos movimientos, sin olvidarnos de Cataluña donde Rivera y los suyos capitanean la respuesta al independentismo.

Las frases de la semana

Melendi: “No he leído un libro hasta los 30 años” ¡Cuento hasta diez, para no escribir mi reflexión!

Albert Rivera, Presidente de Ciudadanos ataca a Pedro Sánchez: “Usted ha ocultado sus tesis. Hágala pública para que acabemos con la sospecha” ¡Buscando el jaque mate. ¿Habrá arriesgado o acertado?!

Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno, amenazante se dirige a Albert Rivera: “Mi tesis está registrada y es pública. Infórmese usted, viene al Congreso sin prepararse” ¡Muchos nervios y apuntando con el dedo índice!

Pablo Casado, Presidente del PP: “El apaciguamiento en Cataluña ya no es posible” ¡Que nadie se olvide, el problema de Cataluña existe y lo de las tesis y los másteres está bien, pero esto es cuestión de Estado! 

Adolfo Suárez de Illana sobre la posibilidad de reforma de la Constitución: “Mi padre decía que se hace con el café y tortilla en un despacho respetando y escuchando” ¡Una de transición para los tiempos convulsos actuales!

José Luis Ábalos, Secretario de Organización del PSOE y Ministro de Fomento: “El independentismo ha embaucado a toda una Comunidad” ¡Alguien y es el Gobierno debe capitanear la solución, para eso gobierna!

Ximo Puig, President de la Generalitat: “Adelantar las elecciones no debería complicar la renovación del Botànic. Si hay inestabilidad en el gobierno habría que tomar medidas” ¡Indecisión, oportunidad política o estrategia. A Mónica Oltra no le convence!

Patricia Aguilar, la joven ilicitana secuestrada por el líder de una secta: “Si el líder de la secta pudo llegar hasta mi habitación, puede hacerlo con cualquiera” ¡Es una realidad. El mundo de internet puede ser muy positivo y a la vez peligroso!

Noticias relacionadas

Foto: EFE
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Zombies y difuntos 

No quiero ser pájaro de mal agüero, pero entre zombies y difuntos está el juego político. En los tiempos que corren, y en estas fechas más, los muertos resucitados y los zombies reconvertidos en entes reales se disputan el protagonismo

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email