X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

por un periodo de 75 años 

La Generalitat cederá suelo público a cooperativas para construir más viviendas

9/10/2019 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática sigue adelante con sus planes para conseguir más inmuebles en la Comunitat Valenciana. Esta vez su foco está puesto en un modelo que, aunque ahora se ha convertido en todo un fenómeno, cuenta con una larga trayectoria de más de cien años en la autonomía Valenciana. Se trata de las cooperativas de viviendas, entidades sin ánimo de lucro formadas por un grupo de personas que se unen para construir sus casas. 

La intención del departamento que dirige Rubén Martínez Dalmau es lanzar un nuevo concurso para la cesión de suelo público a cooperativas de viviendas para construir más inmuebles en la autonomía y atender a las necesidades habitacionales de la población. Y es que en los últimos cinco años el cooperativismo ha experimentado un importante auge en la autonomía valenciana con un incremento del 40% en el número total de sociedades pasando de unas 96 en 2014 a 130 a fecha del pasado mes de julio de este año, según los datos de la Federación de Cooperativas de Viviendas de la Comunitat Valenciana (Fecovi). Una alternativa a la tradicional compra y promoción que cada vez coge más impulso principalmente por la implicación que tiene el cooperativista en la toma de decisiones sobre el proyecto y las ventajas económicas que ofrece al eliminar la figura del promotor.

Ante la necesidad de más oferta habitacional en la Comunitat, la Conselleria ha decidido apostar por el cooperativismo como una forma de dar salida al suelo parado de la administración, tanto autonómica como municipal, pero con una ventaja: que mantiene la titularidad pública de la parcela, es decir, se cederá el derecho de uso del suelo a las cooperativas para que promuevan sus proyecto durante un periodo de tiempo. "Se trata de fomentar la participación privada pero sin desprendernos de la titularidad de los terrenos", explica a este diario el conseller Dalmau.

La cesión será por un periodo de 75 años "que podría ampliarse dentro del mandato legal hasta los 99 años", apostilla el titular de la cartera de Vivienda en la Comunitat. De esta manera, transcurrido este periodo tanto las viviendas construidas como el suelo formarán parte de pleno derecho del parque público de la Generalitat. Los suelos que se sacaran a concurso procederán de la Entidad Valenciana de Vivienda (EVha), que cuenta con varias parcelas distribuidas por toda la Comunitat, y de terrenos que dispongan los ayuntamientos valencianos.

Línea de financiación propia

Se trata de una iniciativa que ya se puso en marcha en la pasada legislatura, bajo el mandado de la socialista María José Salvador, pero que en esta segunda convocatoria se quiere mejorar para conseguir concitar un mayor interés. Y es que en la primera muchos de los suelos se encontraban en puntos de la geografía valenciana con poca demanda y que no generaron un gran interés quedando incluso desierto el concurso. Entre los cambios que implementará la Consellería están la oferta de parcelas en zonas con alta demanda y la creación de una línea de financiación propia para las cooperativas.

"Queremos que sean suelos que motiven la construcción y tengan un alto valor añadido en zonas donde exista demanda porque en el primer concurso varios quedaron desiertos. Además, debe haber una línea de financiación propia que ayude a llevar adelante el emprendimiento de la construcción y, para ello, estamos explorando varias opciones o bien con el IVF, el ICO e incluso del Banco Europeo de Inversiones (BEI)", detalla Dalmau.

A falta de completar la redacción de los pliegos de condiciones del concurso, lo que sí tiene claro el conseller es que "se primará a las viviendas asequibles". En el caso de la anterior convocatoria, entre los requisitos se exigía que el 50% de los integrantes perteneciera a colectivos vulnerables como víctimas de violencia de género, mayores de 60 años o menores de 35 años. Además, la renta no podía ser superior a 4,5 veces el IPREM.

 

 

Con el objetivo de conocer experiencias de éxito en otras autonomías en materia de vivienda y poner en común líneas de actuación, este martes Dalmau mantuvo un encuentro de trabajo con la alcaldesa de BarcelonaAda Colau. "Queremos conocer de cerca las políticas que se están llevando a cabo en ciudades como Barcelona, Berlín o París de cuyas experiencias queremos tomar nota. Consideramos que pueden ser una aportación para la Comunitat y que puedan contribuir a avanzar en la resolución de los problemas que la vivienda que afectan a muchas personas. El de hoy es el primero de los encuentros de estas características", afirmó el conseller.

En su visita a la ciudad condal, el equipo de la Conselleria aprovechó para visitar el proyecto La Borda, una cooperativa de viviendas en cesión de uso que ha construido un edificio ecológico y sostenible en un solar cedido durante 75 años por el Ayuntamiento de Barcelona. A cambio, la cooperativa paga un canon de 3.900 euros al consistorio. La idea era aprender de estos casos para impulsar proyectos similares en la Comunitat. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email