Buen producto

La casita de Sabino

Sabino Lekanda

València es mediterránea, pero ¿no somos acaso gente de mar? Cánovas huele a Cantábrico y lo hace a un mar de centollos, besugos, erizos, percebes, meros... Todo fresco y salvaje, que traen cada día directamente de la lonja de Bilbao, hasta La Casita de Sabino y se exponen en su gloriosa vitrina. ¿Qué dice la lógica cuando se tiene un producto excepcional? Sabino Lekanda lo tiene claro: tocarlo lo menos posible. Acariciados por las brasas, con una delicada bilbaína, en platos de cuchara o con apenas un golpe de sartén, atestiguan que en esta casa el producto del mar es el rey. Los canutillos rellenos de crema ponen el broche final. 


¿Qué puedo encontrar?

  • Producto

  • Vinos

¿Qué pido?

Pescado fresco del día