Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

TRabajo que desarrollan junto al csic, la UPV y tres empresas

Ozono para desinfectar vagones, la fórmula que estudia FGV para sus trenes 

23/05/2020 - 

VALÈNCIA. Muchas son las fórmulas que se están estudiando desde las diferentes administraciones para conseguir máxima seguridad en el transporte público. En tiempos de coronavirus, la desinfección de los enclaves con mucho tránsito se hace clave en la batalla contra la propagación de la pandemia. Y, por eso, la búsqueda de métodos más eficaces y rápidos se hace prioritario.

Bien lo saben en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) que desde la reapertura de sus estaciones al público han implantado una serie de medidas para minimizar el riesgo de contagio. Y ahora se quiere dar un paso más en la limpieza de los trenes de Metrovalencia y el TRAM de Alicante porque son muchos los usuarios que diariamente utilizan la red pública para desplazarse, especialmente al trabajo.

Así, el ente público, dependiente de la Conselleria de Obras Públicas que dirige Arcadi España estudia la posibilidad de utilizar la tecnología del ozono para desinfectar los convoyes de forma más rápida y menos corrosiva para el mobiliario de sus trenes. "Tenemos que buscar todas las medidas posibles para que la gente confíe en la seguridad del transporte público en la Comunitat Valenciana. Actualmente limpiamos varias veces al día con lejía, pero tenemos que dar un paso más y la idea en la que estamos trabajando es hacer uso del ozono para minimizar al máximo el riesgo de contagio", explica a Valencia Plaza el conseller España.

Foto: EVA MÁÑEZ

Una iniciativa en la que se trabaja en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universitat Politècnica de València (UPV) y tres empresas: Jeanologia, Vareser (Grupo Cyes) y Levantina Ingeniería y Construcción. "Son los expertos los que tienen que guiar a los políticos y no al revés. Por eso, estamos estudiando con el CSIC y la UPV si esa desinfección más profunda sería efectiva", puntualiza el conseller que señala que el objetivo es dar mayor confianza a los usuarios que utilizan el transporte público.

Precisamente Jeanologia, compañía dedicada a la industria del acabado textil, ha reconvertido su tecnología G2, basada en ozono y que emplea para el tratamiento sostenible de los jeans, en un innovador método de sanitización y desinfección para pantallas de protección facial. Y es este método el que ahora FGV estudia utilizar para limpiar de forma más eficiente sus trenes.

Cabe resaltar que el ozono es el mayor antimicrobiano desinfectante y el mayor oxidante en la naturaleza y que, una vez utilizado, se trata y se devuelve limpio a la atmósfera convertido en oxígeno. No obstante, serán los expertos del CISC y de la UPV los que decidirán si finalmente el uso de ese gas resulta igualmente efectivo en este caso.

Medición de la temperatura

Por otro lado, la Conselleria de Movilidad también barajaba la posibilidad de medir la temperatura de los viajeros al menos en las principales estaciones de metro. Aunque la idea no está descartada totalmente, por ahora se ha aparcado por recomendación de los expertos. "No descarto ninguna medida. El control de la temperatura se ha implementado en otros metros como en el País Vasco y tenemos que estudiarlo bien, pero por ahora los expertos no lo ven del todo claro", señala España.

Y es que tendría que tener un carácter voluntario y podría generar más alarma si alguna persona tiene fiebre, un síntoma que, según la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), no determinante para detectar la presencia de coronavirus.  


Foto: EVA MÁÑEZ

Lo que sí pondrá en marcha de forma inmediata FGV será el control de viajeros mediante detección facial para evitar que el aforo se desborde, aprovechando las cámaras de seguridad en estaciones y trenes. Este sistema automatizado de reconocimiento de imágenes no analiza los rostros pero permite contabilizar en tiempo real el número de usuarios y determinar el máximo por convoy.

Además, ha decidido vender en las máquinas expendedoras de algunas de sus principales estaciones de Metrovalencia y el TRAM de Alicante mascarillas y geles hidroalcólicos. Las mascarillas que se distribuyen son de dos tipos, una de modelo quirúrgico, en envoltorio individual, que cuesta 0,95 euros, y otra de fabricación textil reutilizable, que vale 3 euros la unidad. Igualmente, el gel que se ofrece en envases de 100 ml tiene un coste de 3 euros.

Además, se han señalizado los asientos de manera alterna para facilitar la distancia de seguridad y se ha reforzado el personal para realizar conteo en las instalaciones y vigilar los aforos tanto de los andenes como de los vagones. También se ha implementado el uso exclusivo de la tarjeta de crédito para la compra de títulos y, de manera temporal, las gestiones de objetos perdidos, reclamaciones y sugerencias se pueden realizar a través de la página web o la app de la entidad, entre otras medidas.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email