X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de septiembre y se habla de Turismo benidorm PP letsbonus Groupalia
GRUPO PLAZA

la seguridad de la ciudad a debate

A València le faltan 300 policías

31/08/2017 - 

VALÈNCIA. “Falta personal. Las cosas salen como en muchas empresas; por el sacrificio de la gente”. Las palabras son de un miembro de la Policía Local de València. Resumen sucintamente un problema que se podía prever cuándo se iniciaron los recortes con la crisis. Durante más de una década la ciudad de València no realizó oposiciones para este cuerpo. Los funcionarios se iban jubilando y nadie les iba sustituyendo. La consecuencia de ello ha sido el envejecimiento de la plantilla, que en la actualidad tiene una media de edad de 48 años, y la lenta y progresiva pérdida de personal.

Las cifras no son en apariencia preocupantes. La Federación Española de Municipios y Provincias recomienda una tasa de un policía local por 667 habitantes. Por su parte, la Unión Europea, a través de una directiva, recomendaba 1,8 policías locales por cada 1.000 habitantes, lo que viene a ser un policía por cada 556 personas. Teniendo en cuenta que Valencia tiene 790.201 habitantes, y dando por buenas estas ratios, según la UE València necesitaría un mínimo de 1.396 policías y según la FEMP 1.184 funcionarios.

Los 1.600 policías pues que tiene actualmente la corporación podrían parecer suficientes pero no lo son por varios motivos. El primero de ellos es el discurrir del tiempo. Las estimaciones hablan de que la Policía Local de la capital podría perder más de 270 funcionarios en los próximos dos años una vez se aplique la modificación legislativa que les permita jubilarse a los 60 años. Teniendo en cuenta que en la primera oposición en diez años se han convocado sólo 33 plazas, no se cubrirán las bajas y la ratio se situará muy por debajo de los niveles mínimos que marca la Unión Europea. Y después están los que pasarían a segunda actividad, con lo que las carencias en la calle serán aún menores.

Lo ideal serían 1.900 policías

El vaso está medio vacío o tres cuartos vacío, según la perspectiva que se adopte. Fuentes municipales admiten que la cifra ideal de policías locales para València sería 1.900, teniendo en cuenta las circunstancias de la plantilla de la ciudad. Desde el PP, que reclaman más oposiciones para el cuerpo, su portavoz Eusebio Monzó habló este miércoles de 1.800, la cifra más alta que se registró durante los años de gobierno de Rita Barberá. No es la única petición por parte de la oposición. Este miércoles el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, también reclamó un chaleco antibalas para cada agente, una petición que desde el cuerpo no consideran prioritaria.

En el Ayuntamiento de València insisten en que el problema se halla en el corsé que supone la tasa de reposición, que limita las plazas que se pueden ofertar en oposiciones. A ella se refirió el alcalde Joan Ribó tras la Junta de Seguridad que se celebró este miércoles. El alcalde admitió que la plantilla actual está “muy corta” y aseguró que si las leyes de Hacienda lo permiten se incrementarán las contrataciones, que están “muy restringidas”. “Por supuesto que se aumentará”, insistió.

Debate y cuentas diferentes

Pero aquí hay un debate considerable por una cuestión de interpretaciones. Así, al respecto de la tasa de reposición el delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, salió en defensa del ministro Cristóbal Montoro y apuntó en un comunicado que los Presupuestos Generales del Estado permiten en sectores prioritarios como es el caso de la Policía Local una tasa de reposición de efectivos del 100%. “Si el alcalde quiere más policía puede hacer un aumento de plazas”, apuntó. El mensaje está claro; tal cual señaló Monzó a Valencia Plaza, “Montoro no tiene la culpa de todo”.

Igualmente, las cuentas no salen igual según se venga de un lado u otro. Desde el PP aseguran que se podrían convocar más plazas para las oposiciones, en torno a 120. Desde el Ayuntamiento lo niegan. En concreto el concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo insiste en que tienen las manos atadas y la cifra real es mucho más baja. Así, aunque la apuesta del Govern de la Nau es incrementar el personal, en 2017 “nunca se podrían haber convocado más de 89 plazas”, dice. En este contexto, Campillo explicó que de estas 89 plazas 51 han sido reservadas para bomberos y policía, lo que supone casi un 60% de la oferta total. Policía Local y Bomberos suponen el 40% de la plantilla municipal, por lo que la oferta convocada estaría muy por encima de la media. ¿Es suficiente?; hay unanimidad en que no. Las diferencias surgen porque si bien hay miembros del Govern de la Nau que creen que no se puede hacer más, otros creen que sí. 

Hoy reunión del Consell con los sindicatos

Como mar de fondo de este debate, el peligro que supone el yihadismo y que está obligando a replantearse el funcionamiento de los cuerpos de seguridad locales. Tras los atentados de Barcelona y Cambrils UGT solicitó la semana pasada a la Agencia Valencia de Seguridad la convocatoria del Gabinete Técnico para tratar diferentes cuestiones, como el permitir a las policías locales el uso de armas largas. Desde el sindicato informaban este miércoles que Presidència de la Generalitat les había convocado a una reunión que se celebrará hoy.

En ella está previsto que se traten varios puntos entre los que se encuentran la supresión de las patrullas unipersonales en los municipios de la Comunitat, la dotación de más medios de autoprotección, el aumento de los cursos de formación y, cómo no, la agilización de las ofertas de empleo. Y es que la situación de la Policía Local de València, con sus carencias y sus dificultades para cubrir el personal, es un ejemplo y no una excepción porque, al igual que pasa con la Policía Local de la capital y de otras ciudades, sucede también con la Policía Nacional (el SUP aseguraba el año pasado que en toda España faltan en torno a 10.000 agentes) y la Guardia Civil. Con la llegada del terror ha quedado en evidencia que los frutos de la austeridad son magros.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email