X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

FIN DE CICLO

La ADCV, el Colegio de Interioristas y tres entidades más pierden su sede en Las Naves

10/01/2017 - 

VALENCIA. La Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV), la Associació de Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), el Colegio de Diseñadores de Interior de la Comunitat Valenciana (CDICV), el colectivo musical Grup Instrumental y el Colegio Oficial de Publicitarios y Relaciones Públicas de la Comunitat Valenciana dejarán de tener sede en Las Naves. Así se lo comunicó a sus responsables el director de la Fundación InnDEA, Rafael Monterde, entre la última semana del mes de noviembre y la primera del mes de diciembre. El acuerdo que desde 2011 se había prorrogado hasta el pasado año expiró el día 31 y los cinco colectivos se encuentran en distintas situaciones ante una decisión irreversible.

Durante los últimos días, el propio Monterde ha concretado una serie de reuniones para esta misma semana de la que espera "propuestas y proyectos para estancias temporales de estas entidades". En declaraciones a este diario, el ahora también director de la Fundación Crea (que asegura ya ha sido absorbida por InnDEA), elude hablar de una expulsión del espacio, sino eludir "un agravio comparativo con el resto de asociaciones y colectivos de la ciudad que pueden disponer de Las Naves para dotarlas de movimiento y contenidos". La reacción de los afectados es de desconcierto, con casos dispares entre los que hay quienes han empezado a idear algún tipo de proyecto para extender su residencia (ADCV), los que descartan esta posibilidad por la naturaleza de su organización (AVVAC), los que exigen una acreditación documental para su salida (CDICV), los que esperan alguna alternativa antes de que se consume del desahucio (Publicitarios) o los que se resignan (Grup Instrumental).

Aunque todos ellos mantienen cierta prudencia ante una situación que ya avanzó Las Provincias, el último mes la comunicación ha sido "nula". De hecho, los hay que han esperado a que se publicaran unas bases "a partir de las cuales entender qué tipos de proyectos podemos presentar". No obstante, el tipo de relación entre las partes no volverá a ser lo mismo y aunque Monterde no acepta que ese sea el propósito, todos los consultados entienden que las reuniones de esta semana tienen que ver con pactar su salida del "centro de creación contemporánea". "Nosotros, por el momento, todo lo que tenemos son avisos verbales y comunicaciones informales", apunta Amparo Barbastre, gerente del CDICV. "Hemos entendido que no les interesamos, pese a que hemos dotado de actividad al centro. Ahora mismo tenemos un aviso de que nos tenemos que marchar y la sensación es que no hay nada que hacer porque, en cualquier caso, la propuesta es para un taller o una actividad concreta. No tiene nada que ver con la relación que habíamos tenido hasta ahora".

Todos los consultados aseguran que, hasta el pasado mes de diciembre, "la comunicación con Monterde y con el concejal [Jordi Peris] ha sido difícil". "Nos gustaría seguir sumando al centro, pero en cualquier caso ya les dijimos que lo normal es que nos justifiquen de alguna forma que nos tenemos que marchar. Llegamos aquí por un acuerdo del Pleno del Ayuntamiento, no de ningún partido, con una cesión del espacio a cambio de actividades. Sería justo marcharnos con algún documento que nos informe oficialmente de ello". Para Monterde la situación es más sencilla y advierte "que no esperen un burofax"; los contratos de cesión están expirados. De hecho, expiraron en 2015 y se prorrogaron hasta 2016, año en el que la fusión de fundaciones ha ido concretando el objetivo de las mismas, según deja entrever su nuevo director.

"Tenemos claro que, a partir de ahora, no hay sedes de nada. Los colectivos, entidades o empresas que estén allí lo harán vinculados a proyectos temporales", apunta Rafa Armero, presidente de la ADCV. Él mismo asegura que desde la directiva ya maquinan "algún tipo de proyecto para presentar y seguir vinculados", pero, como confirma Monterde, no existen unas bases para hacerlo. En la misma entrevista que hoy se publica en el diario al director de las fundaciones, aboga por seguir utilizando la propuesta individual a sus gestores. ¿Quién decidirá su idoneidad? "El equipo de trabajo interno de las fundaciones. Desde la Concejalía estamos valorando la creación de un comité de expertos externo, además de una convocatoria concreta, pero por el momento se valoran desde el equipo de trabajo de Las Naves y pueden presentarse proyectos como ha sucedido hasta la fecha".

Balbastre y Armero coinciden en la "preocupación" por "lo que entendemos que ha era un centro de creación contemporánea. Ha cambiado de rumbo de una manera importante. De ello se nos informa en diciembre, pero nos tenemos que ir ya", remata el portavoz de los diseñadores. "Si Valencia pierde este centro capaz de acoger a los colectivos y nutrirse de sus actividades con una relación como la que teníamos, exigiremos que lo tenga en cualquier otro punto de la ciudad", añade Balbastre. Desde AVVAC aseguran haberse ofrecido para no tener "un uso exclusivo del espacio". Tanto ellos como Grup Instrumental 'poseen' una sala de unos ocho metros cuadrados, donde tienen parte de la documentación y se reúnen ocasionalmente -no es el caso de las dos asociaciones arriba citadas, con una actividad constante y diaria-. "No queremos que sea un uso privativo, pero nos han advertido de que ese no es el problema, sino que su manera de gestionar el espacio va por otro lado". AVVAC, dado su carácter "sindical", no tendrá una propuesta de proyecto eventual ya que como coinciden dos de sus miembros "supone para nosotros generar una actividad paralela a lo que hacemos habitualmente y a la que no nos vamos a dedicar ahora".

Los mismos califican de "preocupante" el giro y la celeridad del proceso de salida. "Compartir el espacio no era un problema, pero tampoco hemos sentido que nos escuchen en ese sentido". Este colectivo, enfocado a la profesionalización de los creadores de arte contemporáneo, ha enfocado su actividad desde Las Naves, sobre todo, "a un público profesional". Ahora, como apuntasen desde CDICV o ADCV, opinan que "la desaparición de un centro enfocado a la creación y a la cultura como referente es alarmante". Ellos mismos también solicitan que haya un "escrito oficial" que les confirme su salida y, como la mayoría, no tienen "un plan B para tener una sede a corto plazo".

Desde el Colegio de Publicitarios son todavía más cautos y prefieren esperar a la reunión de esta semana con Monterde, aunque admiten que "hay un cambio de paradigma estratégico". En esa situación, no creen tener "una información muy clara, todavía", y aseguran que apenas han tenido dos reuniones para tratar de solventar el tema. Por último, Grup Instrumental, que apenas lleva año y medio en Las Naves, aceptan "cualquier cambio de criterio. Nosotros también hemos aportado contenido como el resto a Las Naves, como el curso de jóvenes compositores de estas últimas Navidades o las anteriores". Consideran el espacio "un sitio ideal, ya que estamos vinculados al desarrollo del arte sonoro y las nuevas tecnologías". Este colectivo, el único referente valenciano que tiene el Premio Nacional de Música junto con el Maestro Joaquín Roddrigo, finalizó el pasado año un proyecto europeo con la Universidad de Birminghan de cuatro millones de euros. Se gestionó desde el centro de la calle Joan Verdeguer. Sus equipos y documentos se irán a parar en las próximas fechas a un almacén a la espera de alguna solución que no preveían tener que buscar hace apenas unas semanas.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email