X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

candidato a la presidencia del Colegio de Médicos de valencia

Agustín Navarro: "La profesión médica se ha pervertido en detrimento de la profesionalidad"

26/11/2017 - 

VALÈNCIA. Queda algo más de medio año para que se convoquen las elecciones al Colegio de Médicos de València y ya empieza a aparecer los primeros candidatos. El primero que quiere disputarse la presidencia con la actual regente del cargo, Mercedes Hurtado, es el doctor Agustín Navarro.

Vicepresidente de la Asociación de Derecho Sanitario de la Comunidad Valenciana, ha desarrollado casi toda su labor profesional en diferentes puestos de responsabilidad en la especialidad de Urgencias, entre ellos el Hospital de Dénia. Actualmente trabaja en Urgencias del Hospital de la Salud.

- ¿Por qué ha decido presentarse como candidato al Colegio de Médicos de València?

- Porque queremos devolver al Colegio las funciones de organización y representación de la profesión de la profesión sanitaria, que ha sido en los últimos tiempos trasladado a otros actores sindicales que no es su función ni su fin participar en el colegio.

- ¿Qué funciones cree que no se están realizando?

- La vigilancia de la profesión. El Colegio de Médicos debe velar por el correcto ejercicio profesional y no tanto por las cuestiones de carácter laboral. Actualmente la junta que hay en el Colegio ha mezclado las cuestiones de carácter reivindicativo laboral-sindical con cuestiones de carácter social y reivindicativo. 

- Pero, ¿por qué no debe entrar el Colegio en cuestiones laborales? Es otra parte de la profesión en defensa de sus intereses.

- El Colegio de Médicos lo que tiene es la función de representación y de vigilancia del correcto ejercicio de la profesión. Eso no quiere decir que no tenga que colaborar con los problemas de carácter profesional, puede participar con los sindicatos, pero eso no quiere decir que sea su fin fundamental. Los sindicatos han estado dentro del colegio haciendo uso para sus intereses.

- ¿Qué tipo de usos?

- Les da más visibilidad y disminuyen la capacidad del Colegio de tener cierto nivel de independencia. Si formas parte de un sindicato concreto, mezclas las cuestiones de carácter corporativo con cuestiones de carácter laboral y no todos los sindicatos representan a todos los médicos. Nosotros somos una candidatura independiente, somos médicos asistenciales con experiencia en el sector clínico y de la gestión, pero no somos sindicalistas. Eso no quiere decir que la gente no pueda estar afiliada un sindicato, pero no puede ser exclusivo de ellos. 

- Hablaba de la dejación de funciones en la supervisión de la profesión. ¿Por qué?

- Ha habido una dejación de funciones porque en estos momentos los médicos estamos muy presionados y los médicos deben tener cierta autonomía e independencia para la ejercer la profesión, no pueden estar mediatizados por temas políticos o empresariales. El sector privado está presionando a muchos médicos para trabajar con unas tarifas y unos honorarios muy limitados.

- ¿Qué propuestas tiene como candidato a la presidencia?

- Queremos luchar de una forma fehaciente contra el intrusismo profesional porque hay quienes hacen actividades que no les son propias de su profesión y queremos potenciar la comisión deontológica del Colegio. El Colegio debería de tener controlados a todos los médicos y sus especialidades, para que no ejerzan en lo que no son especialistas.

También tener una mayor formación para los médicos y participar con entidades de carácter social, como los ayuntamientos. Ser intermediarios con las administraciones privadas para que el ejercicio de la profesión sea acorde al ejercicio de la medicina. En el día a día se va muy deprisa y se dejan de hacer una serie de cosas por falta de tiempo.

- ¿Hay nuevas demandas por parte de los colegiados?

- Los médicos actuales quieren un colegio más eficiente, más tecnológico, más ágil, más rápido y más modernizado. En este momento está transitando pero no tiene esa modernización que debería y debe arropar a todos los profesionales, porque es el que garantiza que el ejercicio de la profesión es correcta. También debería relacionarse con otros entes de carácter profesional como las sociedades científicas, que son las que muestran los ratios de tiempos adecuados de los profesionales para un nivel de actividad asistencial concreta. 

- ¿A qué se refiere con modernización?

- Hay que crear unas estructuras de enlaces con los profesionales que estén vehiculadas por sistemas informáticos mucho más vanguardistas y ágiles con el fin de que operaciones que tengas que hacer con el Colegio puedan ser más rápidas y no tengas que desplazarte para una serie de cosas. 

- La Conselleria de Sanidad es uno de sus interlocutores. ¿Cree que lo está haciendo correctamente?

- La administración es la encargada de diseñar las políticas sanitarias, pero sí que debe ser eficiente en una cuestión como los ratios de personal. No puedes tener un médico en un pueblo cuando se necesitan dos. Hay que hablar con la administración para adecuar los recursos a la población que debe de ser atendida y hay que hacer cultura sanitaria de verdad. No se puede atender a un paciente en primaria cada cinco minutos porque no da tiempo. Si haces la receta y escribes en Abucasis no te da tiempo ni a verle la cara al paciente. La relación médico-paciente se ha desvirtuado. 

Antes veíamos a los pacientes y escribíamos cuatro cosas. Ahora la tecnología tiene una servidumbre asociada. Yo he estado en un hospital 100% digital y sé lo que es tener que documentar toda la información. Nos dedicamos un porcentaje muy alto de tiempo a documentar cosas y es la norma pero hay que tenerlo en cuenta, pero al paciente hay que escucharlo, explorarlo y atenderlo. Y si te dedicas solo a escribir disminuye la calidad de la asistencia. Incluso en algunas ocasiones los médicos se convierten en asistentes sociales, recibiendo a personas que van a allí porque no tienen otra relación social. Y es que en muchas ocasiones la profesión se ha pervertido en detrimento de la profesionalidad.

- Se han incrementado las agresiones a los médicos. ¿Cómo se pueden mitigar desde el Colegio?

- El Colegio de Médicos ha visto disminuida su dotación de servicios, entre ellas la asesoría jurídica. El Colegio debería denunciar, de oficio, cualquier agresión de la que tuviera conocimiento. Debería hablar tanto con la administración pública como con la privada y explicarles que muchas veces esas agresiones se producen por frustración de los pacientes porque no tienen información. 

Hubo una época en la que existían los 'facilitadores', que hacían de vehículo de transmisión de información entre pacientes y profesionales sanitarios. Les explicaban el tiempo de demora, qué se le estaba haciendo a los pacientes, pero ahora esa información no la dan los médicos por falta de tiempo. Se frustran y lo entendemos. Pero no podemos ir a dar información a los familiares que están fuera porque mientras vienen pacientes con situaciones más o menos críticas -hablo en estos momentos de Urgencias, que es donde más denuncias se producen- para dar una explicación. Por razones de motivo económico esos facilitadores desaparecieron a pesar de no ser una figura especialmente cara.

Otra cuestión son los centros de atención continuada, donde a veces no hay nadie en recepción porque enfermera y médico están atendiendo a un paciente y no hay celador. Entonces el que está fuera se violenta porque nadie le da una explicación sobre porqué hay una demora. Todo esto hay que explicárselo a la administración para que se lo comunique a la población. 

- ¿Alguna propuesta más?

- El Colegio también debería mediar con los proveedores de servicios de Sanidad. Hay un aumento de la concentración de los servicios sanitarios de aseguramiento. Empresas que están ganando potencia mientras que los médicos pierden interlocución. Queremos crear una comisión de seguimiento de derechos laborales con los sindicatos y la administración. 

También hay que revisar los baremos en las empresas privadas. Muchos médicos cobran lo mismo que hace 15 años. Los médicos españoles son de los que menos cobran en la Unión Europea. También en la parte pública se deberían de revisar los sueldos. Nos gustaría que la Conselleria revisara la carrera profesional, los niveles de interinidad y reducir los contratos temporales, ya que no es posible que los servicios sean de un día, por ejemplo, y se quiera encontrar médicos cualificados de un día para otro. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email