X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 30 de abril y se habla de BOLSAS DE EMPLEO SERIES ANIMACIÓN MERCADONA PORNO JUSTICIA
GRUPO PLAZA

El primer avión de Flyest, participada al 49% por la firma valenciana, ya está en buenos aires

Air Nostrum vuelve a Argentina con una filial de vuelos regionales tras un intento fallido con SOL

9/03/2017 - 

VALÈNCIA. Air Nostrum regresa a Argentina. Después de un primer intento fallido para operar en el país con la compra de la aerolínea SOL, la compañía que dirige Carlos Bertomeu vuelve a intentarlo como operador de vuelos regionales con la firma de nueva creación Flyest.

El ministro argentino de Transporte, Guillermo Dietrich, recibió personalmente el pasado miércoles el primer avión de esta nueva compañía participada directamente por los accionistas de Air Nostrum a través de la sociedad ILAI, que controla un 49% del capital. El 51% restante está en poder del inversor local Gustavo Cebreiro, que lidera a un grupo de exdirectivos de la quebrada SOL.

Flyest utilizará la licencia operativa de la que era titular SOL. Los dueños de Air Nostrum tomaron una participación del 45% en esta compañía en septiembre 2015 sin desembolso económico y a cambio de la cesión de tres aviones. No obstante, apenas cuatro meses después salieron de su accionariado al romperse un acuerdo con Aerolíneas Argentinas que garantizaba carga de trabajo para la aerolínea. La inversión de Air Nostrum estaba condicionada a la continuidad de esos acuerdos.

El regreso de la firma valenciana dos años después se produce a raíz del proceso de liberalización emprendido por el Gobierno de Mauricio Macri para las líneas de cabotaje que hasta ahora operaba en solitario Austral, filial de Aerolíneas Argentinas.

El proceso de apertura del mercado aéreo ha supuesto la rápida entrada de varios operadores que buscan hacerse un hueco como operadores regionales en un mercado que ha estado cerrado a la competencia durante años. Además de Flyest han solicitado licencia American Jet, Alas del Sur, Flybondi y Avianca o para ingresar o ampliar su presencia en un mercado controlado hasta ahora por la estatal Aerolíneas Argentinas.

Según ha informado Flyest, su operativa incluirá vuelos regulares, chárter y vuelos realizados en régimen de CPA (Capacity Purchase Agreement), un modelo muy extendido en norteamérica y Europa similar al papel que Air Nostrum ejerce en España como franquiciada de Iberia para vuelos regionales.

La compañía valenciana replicará ahora en Argentina este modelo basado en alimentar las rutas de largo radio de grandes aerolíneas operando rutas de baja densidad de tráfico o en horarios de baja demanda.

La entrada de los dueños de Air Nostrum en el accionariado de Flyest, que se concretará en los próximos días, se realiza en parte mediante aportación de piezas y recambios y otros intangibles como la capacidad de acceso a financiación y a compañías de leasing; mientras que otra parte se completará mediante una aportación de capital de los socios. 

Con el Gobierno de Macri de cara

La segunda oportunidad de Air Nostrum en el mercado argentino llega en unas circunstancias sustancialmente distintas a las de su anterior intento. La principal diferencia es que, al contrario que entonces, la participación de inversores españoles en el proceso de apertura de los cielos argentinos cuenta con el beneplácito del Ejecutivo, tal y como demuestra el importante despliegue mediático e institucional que ha acompañado a la llegada de su primera aeronave al país.

Este hecho contrasta con la situación anterior. La entrada de Air Nostrum en el accionariado de SOL se concretó apenas unas semanas antes de las elecciones en las que Argentina cerró una etapa de doce años de kirchnerismo con la victoria de Mauricio Macri. El giro liberal que el nuevo presidente dio al país provocó la sustitución de toda la cúpula de Aerolíneas Argentinas, lo que precipitó la ruptura del acuerdo heredado con SOL y, con ello, el abandono automático del proyecto por parte de Air Nostrum.

Ahora todo es distinto. Si entonces la inversión en SOL contaba con el estigma de haberse cerrado con los kirchneristas aún en el poder, el proyecto Flyest comienza de cero.

Además, la autorización para la filial de Air Nostrum llega apenas dos semanas después de que sus directivos se reunieran con la delegación encabezada por Mauricio Macri en su primera visita de estado a España, una misión con marcado carácter económico en el que se puso el acento en la captación de inversiones españolas para Argentina.

Carlos Bertomeu, presidente de Air Nostrum. Foto: EVA MÁÑEZ

La participación de los dueños de Air Nostrum en la argentina Flyest es su segunda inversión en una aerolínea extranjera. ILAI también es propietaria del 50% de la compañía Amaszonas del Paraguay, a la que Air Nostrum acaba de destinar un segundo avión para ampliar sus conexiones tras superar sus previsiones de facturación para el primer año completo de operativa.

Un proyecto latente para Air Nostrum

La aerolínea que preside Carlos Bertomeu, consciente del potencial de desarrollo de la aviación regional en el mercado argentino, nunca ha abandonado la idea de intentar abrirse de nuevo camino en el país.

De hecho, aunque algunos de los aviones con los que operaba SOL fueron devueltos a España y rematriculados, otros se mantuvieron en Asunción (Paraguay) en el taller de mantenimiento que la compañía utiliza para dar servicio a aerolíneas suramericanas. Es el caso del aparato que acaba de ser enviado a Buenos Aires con la librea de Flyest.

El Plan Aerocomercial que acaba de presentar el Gobierno argentino pretende duplicar el número actual de pasajeros en 12 millones de personas hasta 2019. Uno de los ejes de ese plan es la entrada de nuevos operadores.

Según los datos facilitados por el Ministerio de Transporte argentino, Flyest comenzará a operar este mes con desde cuatro puntos -Buenos Aires, Santa Fe, Mar del Plata y Rosario- y generará 120 empleos directos (pilotos, tripulantes y operarios) y otros 1.000 indirectos. La inversión prevista inicialmente es de 44,4 millones de dólares, según las mismas fuentes, citadas por la Agencia EFE.

Tras recibir el primer avión de la nueva compañía, un Bombardier CRJ200 de 50 plazas, el ministro argentino de Transportes destacó que se ha iniciado la "transformación" para potenciar el transporte aéreo y con él, la conectividad de los argentinos, el desarrollo del turismo y de las economías regionales.

La flota de la compañía estará comprendida por aeronaves del mismo modelo del que acaba de recibir, con una inversión de 5 millones de dólares cada una.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email