X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el documento político de iglesias prohíbe la duplicidad de cargos

Àngela Ballester deberá dejar su puesto en la dirección valenciana de Podemos

15/02/2017 - 

VALÈNCIA. Como si fuera de un castillo de naipes, el terremoto del Vistalegre II -nombre que recibe la Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos-, tiene efectos múltiples. No sólo corta la cinta para que comience la carrera interna en la Comunitat Valenciana entre el sector crítico y el núcleo del secretario general, Antonio Montiel, por ver quién dirige el barco de Podemos en la autonomía. También cambia la composición de los órganos directivos. Y más con la condición sine qua non de "una persona, un cargo". 

Así, con la victoria de la candidatura de Pablo Iglesias sobre la del portavoz en el Congreso, Íñigo Errejón, los movimientos internos están asegurados. Tal como reza el documento político de 'Podemos para todas' del actual secretario general del partido, ningún miembro de la formación puede tener dos cargos de responsabilidad. 

Exactamente en el apartado de "No somos políticos, sino gente haciendo política" señala que los miembros de Podemos se deben blindar "contra la acumulación de cargos para evitar que el partido esté en manos de cargos públicos: en Podemos nadie puede tener más de dos cargos de dedicación intensiva, uno interno y otro externo, salvo en los casos en los que tener un cargo implique tener otro antes (por ejemplo, miembros del Consejo Ciudadano en tanto que secretarios generales o senadores autonómicos)". 

Con esta redacción, con la que la propuesta de Iglesias pretende renovar "la clase o casta política con gente cuyas expectativas no sean tener una biografía política de veinte o treinta años en cargos públicos", la diputada Àngela Ballester, tendría que abandonar su puesto en el Consejo Ciudadano Valenciano -órgano de máxima dirección en Podemos en la Comunitat- ya que fue una de las consejeras electas en este Vistalegre II para situarse en el Consejo Ciudadano Estatal (CCE). La también secretaria de coordinación ejecutiva del Consejo de Coordinación de Podem obtuvo un 20,55% de los apoyos, con lo que consiguió hacerse con el puesto 26 de la lista del CCE. 

Sin embargo, en teoría no sería la única que tendría que elegir entre un cargo u otro. En su situación se encuentran otros como el actual secretario de Organización, Pablo Echenique, que también es el secretario general de Podemos en Aragón y quedó tercero en la lista en las votaciones al Consejo Ciudadano Estatal; sumó un 48,69% de los votos, tan sólo por detrás del propio Iglesias e Irene Montero

Ahora bien, cabe recordar que los secretarios generales autonómicos son miembros natos por derecho del Consejo Ciudadano Estatal, por lo que Echenique podría valerse de esa condición para mantenerse en ambos órganos.

Una situación que se repite con otros miembros del CCE: Meri Pita logró el 30º puesto en la lista del órgano directivo estatal y además es secretaria general de Podemos en Canarias; o en otro caso distinto, Pilar Lima, que es miembro del Consejo Ciudadano Municipal de Valencia y quedó por delante incluso de Miguel Urbán, situándose en el puesto 22 de la lista de consejeros electos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email