X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la firma valenciana monta en polonia su segundo centro de producción de muebles

Así es Maximus, la fábrica de Royo Group para conquistar los baños de Europa

10/11/2016 - 

SZTUM, POLONIA. En la humilde región de Pomerania, ubicada al norte Polonia, la valenciana Royo Group acaba de iniciar la producción de Maximus, la nueva y ambiciosa fábrica con la que la aspira a liderar el sector de los muebles de baño en toda Europa. El ranking lo encabeza en la actualidad la alemana Pelipal con una facturación de unos 150 millones, y la empresa dirigida por Raúl Royo ni siquiera es todavía la segunda -puesto que ocupa la también germana Burgbad-. Aún así, la enseña afincada en Quart de Poblet ya vislumbra la conquista del liderazgo, un asalto que planea ejecutar desde la pequeña localidad de Sztum.

Se trata de un sitio tranquilo, rodeado de bosques y casas de cuento. ¿Qué se les perdió aquí a los Royo? ¿Por qué Polonia, con su frío y sus mejorables carreteras? "Lo que me pregunto yo en realidad es por qué ha venido tan poca gente", reflexiona al respecto el empresario durante la cena que tiene lugar en una pizzeria de la vecina Malbork, donde se encuentra el restaurante que más parece adaptarse al horario de los españoles. Esta localidad también alberga un majestuoso castillo de la Orden Teutónica que los empleados de Royo enseñan como si fuera el de su pueblo -no en vano tienen su hotel de referencia en el lugar-. 

"Este es un país increíble", agrega Raúl. "Nosotros tenemos altos costes de transporte, porque vendemos muebles montados, que es como transportar aire. Buscábamos un lugar en Europa para incrementar nuestra producción y aquí encontramos un país sin casi desempleo, con mucha experiencia en el sector del mueble, una mano de obra fantástica y un nivel de vida con unos costes inferiores a los de España. Polonia es una pasada", resume.

Ante tal expectativa, Royo Group se aventuró en 2008 a montar aquí su primera fábrica en el exterior, denominada Elita. Lo hizo de una forma más humilde que ahora, en una nave de los años 60 y con la participación de un socio local. Ocho años después la planta ostenta el liderazgo del sector en el país con una facturación de alrededor de 15 millones. Tal expansión ha permitido a Royo Grup situar sus muebles de baño en los estantes de importantes distribuidores como Leroy Merlin, Bauhaus, Oby o Bricomarché, para los que fabrica con marca de distribuidor. Pero la empresa todavía quiere ir más allá.

Una mañana en Maximus

Suena el despertador a las 6.30 horas cuando ya ha amanecido en Malbork -aunque el sol, como es habitual en Polonia, brilla por su ausencia-. A sólo 20 minutos en furgoneta se encuentra Maximus, donde comienza la visita con el mercurio tratando de alejarse de los cero grados. Nada más entrar sorprende el amplio espacio diáfano de las naves, gracias a sus imponentes vigas de 28,5 metros de longitud.

La planta está construida como desearía hacerlo cualquier empresario industrial: adaptada específicamente para la producción que allí va a tener lugar. En este caso se trata de una disposición lineal entre las secciones de almacenaje de tableros, corte, chapado, taladrado, lacado, secado, montaje y embalaje.

Royo Group fabricará aquí tanto sus productos más competitivos a nivel de precio -que serán la mayoría- como su gama más alta -la de mayor coste y calidad, que se vende con marca propia-.

Se trata de una engrasada cadena de la que también llama la atención el reducido número de empleados que requiere para su funcionamiento. "Es la última tecnología", explica en perfecto polaco el director de la fábrica, Rafael Paulak, traducido al castellano por el responsable de desarrollo de negocio Tomek Pietrzak -casado con una valenciana-.

Según detallan, la industria ha arrancado con 35 trabajadores y prevé alcanzar los 70 cuando los módulos construidos hasta la fecha se encuentren a pleno rendimiento. Pero la fábrica irá a más. Ha sido concebida para su ampliación con un coste reducido. El terreno ya está dispuesto, sólo hace falta que la demanda de muebles de baño así lo requiera.

Maximus contempla tres fases de crecimiento que sólo requerirían introducir nuevas líneas de montaje y logística, puesto que se nutrirían de la maquinaria ya disponible para fabricar las piezas de los muebles. Ahora se trabaja con un sólo turno, al que se le podría sumar otro más por la tarde e incluso recurrir puntualmente al horario nocturno y a fines de semana si los pedidos así lo requieren.

La nueva fábrica ha logrado modernizar con creces el proceso productivo, pero produce el mismo producto que las plantas de Quart de Poblet (330 empleados) y Elita (350) -al margen de las variaciones de diseño y color que se realizan según el mercado al que se dirigen los muebles-. Su objetivo es, simplemente, seguir expandiendo la compañía dada la buena experiencia en Polonia.

Maximus se dedicará exclusivamente a los mercados de Polonia, Alemania, Escandinavia, Austria, Chequia y Eslovaquia. En cifras, la nueva planta aspira a llegar a los 112.40 muebles de baño y 91.800 kits de montaje en 2020, lo que permitiría al grupo alcanzar una facturación de 120 millones de euros en dicho año -el presente 2016 prevén cerrarlo en 73 millones-.

¿Nueva fábrica a la vista?

Pero... un momento: ¿El líder alemán no facturaba 150 millones? En efecto, faltarían 30 millones para convertirse en el principal referente del mueble de baño de Europa. Preguntado al respecto, Raúl Royo, sin concretar sus planes, desliza que el grupo, al margen de su segunda apertura en Polonia, contempla desarrollar alguna fábrica más antes de 2020 o al menos mejorar la red de comercialización.

La nueva fábrica de Royo Group en Polonia cuenta con 8.500 metros cuadrados construidos sobre una parcela de 50.000 metros. La inversión realizada ha sido de 8 millones de euros entre el suelo, la construcción de edificios y la maquinaria.

La inversión en Elita fue de un total de 15 millones más alrededor de 12 de la adquisición de la participación del socio local con el que empezaron. En total, la inversión realizada hasta la fecha en Polonia ronda los 35 millones de euros, cantidad a la que ha hecho frente la familia Royo con fondos propios y financiación.

Y todo desde 2008, en plena crisis económica española, periodo en el que logró crecer un 20% agregado. Además, durante 2015 y 2016, la mejora de la economía tanto española como europea ha permitido que el crecimiento anual de Royo Group sea de doble dígito hasta recuperar los niveles de ventas en España.

'No' a Ikea, sí a Internet

Royo Group, que también fabrica sus productos en un pequeño "taller" de México DF para el mercado del país, cuenta con 44 años de historia, 720 empleados, presencia en 60 países y un 80% del volumen de negocio fuera de España.

Como curiosidad cabe apuntar que la empresa ha dicho 'no' en varias ocasiones a Ikea, que ha acudido a la valenciana para que le fabrique muebles de baño. Al parecer la firma sueca quería que la totalidad de la planta de Quart de Poblet fabricara en exclusiva para ellos, condición que no convenció a Royo Group. No pudo ser, pero quién sabe de cara al futuro, dada la proyección y el ambicioso plan de expansión de la compañía.

Un campo en el que sí va a aventurarse la empresa va a ser en el de la venta online, uno de los dos canales que va a explorar en 2017 junto al del 'contract' -fabricación a medida para grandes clientes-.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email