X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de octubre y se habla de JUSTICIA INTRAMURS 9 d'octubre Marina d'Or MÚSICA FESTIVAL
GRUPO PLAZA

de la Marina Living LAB a un hotel con apartamentos

Así será la Marina de València en 2022

8/03/2017 - 

VALÈNCIA. La Marina de València ha cogido velocidad de crucero y aspira a salir del letargo en la que ha estado sumida en los últimos años. Con el ser sostenible en mente, la intención es convertirse en un espacio público "vivo y productivo". Así lo explicaba este martes el director estratégico del Consorcio Valencia 2007, Ramón Marrades, en la presentación de la nueva imagen del espacio, creada por los diseñadores valencianos Enrique Casp y Antonio Ballesteros, y del plan estratégico 2017-2022. 

La base del Alinghi fue la elegida para dar el pistoletazo de salida a esta nueva etapa de uno de los espacios más singulares de la ciudad y que, como señaló el gerente del Consorcio Valencia 2007 Vicent Llorens, "no entiendo como en agosto por la calle San Vicente no se puede caminar y a la Marina solo llegaba un 10% de todas las personas que deberían llegar". 

Llorens aseguraba que se trata de un documento "vivo, participativo y abierto" para seguir recibiendo propuestas con el que alimentar el contenido. Marrades señaló la necesidad de no seguir construyendo nuevos contenedores, sino de aprovechar los existentes que se levantaron con la America's Cup. "Se quedaron viejos demasiado pronto".

El director estratégico es defensor de que la competición de vela fue un evento positivo para la ciudad y, de hecho, es simbólico que entre las iniciativas previstas se encuentra la celebración del 10º aniversario de la Copa América, celebrada en 2007. Pero, ¿qué va a pasar a partir de ahora en la Marina de València?

La náutica, el eje estratégico

La náutica será una de las claves en esta nueva etapa de la dársena. Entre las acciones a realizar se encuentra el incremento de los amarres y la mejora de los servicios a través de la gestión por concesión administrativa. También se construirá un polideportivo náutico y la adecuación de un canal de navegación junto al espigón.

A esto le seguirá la construcción de un varadero industrial en la Marina Sur vía concesión administrativa, la creación del primer centro de Formación Profesional en el oficio de reparación de embarcaciones y la introducción en el Instituto del Grau del módulo de formación profesional de monitor de tiempo libre especializado en náutica

Entre las actuaciones también se encuentra el desarrollo de una superficie comercial e industrial náutica  que complemente la oferta del varadero en Marina Sur y la construcción de un poblado náutico para acoger de manera digna el comercio y los servicios relacionados con la dársena deportiva.

Polo de emprendimiento

El emprendimiento es una de las actividades más expandidas en la Marina de València gracias a la recientemente instalada Bankia Fintech by Innsomnia y a Lanzadera y EDEM, escuela de negocios que, junto a la Marina, propusieron a través de una de sus asignaturas estrategias para el espacio.

Pero todavía queda mucho por llegar. Para empezar, la dársena se convertirá en La Marina Living LAB, un espacio de experimentación a escala urbana con el fin de que empresas prueben sus productos. Una de las actuaciones estrella será la de convertir el Alinghi en el espacio de referencia de innovación y emprendimiento, en el que la planta baja será para actos mientras que la primera planta será ocupada por empresas privadas.

Además, se destinará el tinglado número 5 para actividades relacionadas con la innovación mientras que el desarrollo de algunas instalaciones tendrán en mente a los emprendedores, como el uso de la Estación Marítima para oficinas, que iba a ser derrumbada, o que en el parcela hotelera también se incluyan apartamentos para estancias más largas.

La Marina creativa

Sobre el área de cultura, la intención es habilitar un espacio transitorio para grandes conciertos, poner en marcha el Museo de la Mar, destinar el edificio Docks al ámbito de la cultura, realizar colaboraciones para la programación cultural, un programa de residencias y que el Tinglado 4 sea un espacio cultura flexible. 

Para fomentar el turismo y la gastronomía está prevista una embajada de la Marina en la Plaza del Ayuntamiento, la construcción de un hotel que no está previsto hasta 2021, y la mejora de las condiciones de los pescadores tradicionales. 

Sobre la interacción del ciudadano con la dársena, la aspiración es mejorar los itinerarios para peatones y realizar intervenciones puntuales que, como explicaba Marrades, pueden ser de poco impacto, como poner más bancos, pero que generen un retorno muy superior. También es necesario mejorar la movilidad interna y los accesos, realizar un plan de señalización y un plan de gestión del estacionamiento. 

Para empoderar al ciudadano con el espacio, se tiene previsto realizar un consejo de participación, un proceso participativo para dar nombres a los espacios y realizar 'La Marina 2030', un congreso participativo para establecer una visión colectiva del frente marítimo. En el ámbito deportivo está plateado un circuito de running, un plan de deportes al aire libre y dotaciones de ocio infantil.

Sobre plazos, habrá que esperar hasta 2019 para el tinglado 4 se convierta en un espacio cultura flexible o para el polideportivo náutico mientras que para 2020 se tiene previsto el equipamiento cultura y creativo en los Docks, el poblado náutico y el varadero industrial. Al final del camino, en 2021, está el hotel y el tinglado número 5 como espacio de innovación.

Joan Ribó, por su lado, indicó que "la Marina de València, el puerto viejo de la ciudad, inicia un nuevo rumbo con un barco sólido; con las velas desplegadas de la náutica, la implicación ciudadana, el espacio público y la empresa". Apuntó que "el frente marítimo es una nueva centralidad" y subrayó que éste y los poblados marítimos son "la gran apuesta estratégica de la ciudad para los próximos años".

"El aprovechamiento de este espacio significa apostar por un modelo de desarrollo económico que reconcilia la vida de las personas con la generación de valor, la identidad con la empresa, la memoria con la innovación. Desarrollo económico y mejora de la calidad de vida van de la mano", ha afirmado el primer edil, que ha agregado que ese modelo "supone una apuesta por la actividad económica arraigada al territorio".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email