X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Balanzas fiscales: La Comunitat sigue sola en el cuadrante de los perdedores

3/08/2016 - 

VALENCIA. El documento con las llamadas balanzas fiscales 2013 de las comunidades autónomas, hecho público este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, contiene un gráfico muy significativo en el que la Comunitat Valenciana vuelve a aparecer en solitario en el peor de los cuadrantes, en el de los pobres que además tienen que pagar.

En el gráfico, el eje horizontal mide el PIB per cápita regional –la Comunitat es la sexta más pobre, sin contar Ceuta y Melilla– y el eje vertical mide el saldo fiscal per cápita, es decir, la diferencia entre lo que se recibe de gasto público y lo que se recauda en una hipotética caja común del Estado.

En el eje vertical la Comunitat es la cuarta con mayor déficit fiscal, es decir, que da más de lo que recibe con 1.416 millones de euros de diferencia entre lo que recibe (4.445 millones) y lo que aporta (5.862). Este déficit representa un 1,48% del PIB regional.

La consecuencia en el gráfico es que mientras la mayoría de las comunidades se sitúan en el entorno de la recta de regresión, en los dos cuadrantes lógicos –las más pobres son receptoras netas (superior izquierdo) y las más ricas son pagadoras netas (inferior derecho), algunas ricas son receptoras –País Vasco, Aragon y La Rioja (cuadrante superior derecho)– y sólo la Comunitat Valenciana se sitúa en el inferior izquierdo, la de las que tiene una renta por debajo de la media y aún así aportan más de lo que reciben.

Aquí, otra representación gráfica de las desigualdades entre comunidades autónomas:

Tras conocer los resultados del Sistema de Cuentas Públicas Territorializadas de 2013, el conseller de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat, Vicent Soler, reiteró su lamento por lo que considera un trato injusto. "Este informe viene a confirmar desgraciadamente que somos la única comunidad autónoma con una renta per cápita inferior a la media, en este caso de doce puntos por debajo de la media, que además tiene una contribución neta al resto de España, es decir, que tenemos un saldo negativo en nuestra balanza fiscal", afirmó a través de un comunicado.

"Estamos hablando de una gran discriminación donde la Comunitat Valenciana ejemplariza el trato más injusto de todas las comunidades españolas y puede que sea el único caso en toda la Europa occidental donde estos sea así. Una vez más se certifica el maltrato del Gobierno de España hacia los valencianos y las valencianas", añadió.

Relación anormal

El propio Ministerio de Hacienda, en su resumen del informe, explica que la recta que se ve en el gráfico "resume lo que podríamos considerar la relación 'normal' entre renta per cápita y el saldo fiscal agregado en nuestro país" y afirma que, "como cabría esperar, el saldo fiscal tiende a empeorar según aumenta la renta per cápita, de forma que los territorios más ricos generalmente presentan déficits fiscales mientras que los de menor renta suelen disfrutar de superávits". Evidentemente, esta relación en el caso de la Comunitat es anormal.

El informe muestra como Madrid es la comunidad que tiene un mayor déficit fiscal, ya que supera el 9% de su PIB, y duplica a Cataluña, que tiene algo más del 4,5.

Los flujos redistributivos entre regiones, destaca el informe, ascendieron en 2013 a unos 29.000 millones de euros, el 2,9% del PIB y, desde el punto de vista de las regiones receptoras netas (con saldos fiscales positivos), los flujos de entrada representaron un 5,6% de su PIB, mientras que para las regiones contribuyentes netas, los flujos de salida supusieron un 5,9% del PIB.

Así, Madrid tiene un saldo fiscal negativo de 17.591 millones de euros, muy por delante de Cataluña (8.800), Baleares (1.511), Comunidad Valenciana (1.416) y Navarra (176).

Estas cinco comunidades son las únicas contribuyentes netas a la solidaridad interregional, mientras que el resto son receptoras. La que más recibe es Andalucía, con 6.154 millones de euros, seguida de Castilla y León, con 4.612.

En términos de porcentaje de PIB, la que más recibe es Extremadura, ya que supone el 16% de su riqueza, aunque son a las ciudades de Ceuta y Melilla a las que más beneficia, al aportar el 22%.

Madrid también tiene un saldo fiscal negativo en ingresos fiscales de 14.767 millones, así como en gasto público (-2.824), mientras que Cataluña, que también tiene un saldo fiscal negativo de 9.818, en cambio tiene un saldo positivo de 1.018 millones en gasto público, según este informe.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email