X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

se 'autocoloca' 350 millones de estos activos para apelar al bce

Cajamar realiza la segunda emisión de su historia de cédulas territoriales

15/03/2017 - 

VALÈNCIA. Cajamar emitió ayer 350 millones de euros en cédulas territoriales y, tal y como hizo hace mes y medio con 500 millones en cédulas hipotecarias, no las sacó al mercado y sí se las quedó dentro de su balance para apelar al Banco Central Europeo (BCE). Además, al igual que sucedió con aquella emisión, se trata de una sustitución, según ha sabido este diario de fuentes financieras.

La nueva emisión de cédulas territoriales cubre la vencida el mes pasado por valor de 325 millones de euros, que se lanzó a mediados de febrero de 2012 como avanzó entonces este diario. Fue la primera operación de estas características, que fue utilizada de colateral o garantía ante la autoridad monetaria en la 'macrosubasta' de liquidez celebrada quince días después. Con tal motivo Cajamar venía llenando el granero, dado que entre octubre y diciembre de 2011 realizó sendas 'autocolocaciones' de cédulas hipotecarias como también adelantó Valencia Plaza.

Conviene recordar que las cédulas territoriales son un instrumento financiero similar a las cédulas hipotecarias, pero que están respaldadas por los créditos y préstamos concedidos por el emisor a las administraciones públicas, que sirven como colateral o garantía ante el BCE.

Las nuevas cédulas territoriales de Cajamar, que tienen un vencimiento a cinco años, devengarán un tipo fijo del 0,80%, cuyos cupones anuales se abonarán todos los 14 de agosto desde 2018 hasta 2022. Cotizarán en el Mercado AIAF de Renta Fija de Bolsas y Mercados Españoles (BME); mientras que su valor unitario inicial es de 100.000 euros. Un importe propio de inversores institucionales y no de minoristas. 

Pero no hay que olvidar que se trata de una sustitución de la emisión vencida el mes pasado, con el objeto de tener más colaterales (garantías) para la póliza de pignoración con el BCE. Una especie de herramienta que permite estas 'autocolocaciones' de activos para poder obtener liquidez de la institución presidida por Mario Draghi.


Hablando de liquidez, pero en esta ocasión dirigida a las empresas, ayer el Grupo Cooperativo Cajamar, 19 sociedades de garantía representadas por la Confederación Española SGR-Cesgar y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad -a través de la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa)- sellaron un convenio que permitirá la concesión de préstamos en mejores condiciones a más de 3.000 empresas, con una línea de 200 millones de euros.

En concreto, el acuerdo permitirá a los clientes del primer grupo cooperativo español disponer de servicios financieros específicos a partir del aval facilitado por las sociedades de garantía, como pólizas de crédito, préstamos, arrendamiento financiero, 'factoring' y 'confirming', anticipos de subvenciones públicas u operaciones de descuento comercial.

Financiación empresarial

Asimismo, incide en las exportaciones a partir de la financiación internacional, mediante productos como los anticipos de exportación, la financiación de importación, garantías internacionales o créditos documentarios de importación, entre otros.

El convenio también permitirá reforzar la colaboración ya existente entre la veintena de cajas rurales del Grupo Cooperativo Cajamar y las 19 sociedades de garantía que operan en España, con el propósito de fortalecer el tejido empresarial y dar mayores facilidades a su internacionalización.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email