X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

vuelve a la zona de máximos históricos

Centene, dueña del 50% de Ribera Salud, no se achanta ante Trump

29/06/2017 - 

VALÈNCIA. "Centene reconoce que hay incertidumbre de la nueva legislación sanitaria, pero estamos bien posicionados para continuar proporcionando accesible, de alta calidad y servicios de salud culturalmente sensibles a nuestros miembros". Son palabras pronunciadas hace unos días por Michel F. Neidorff, presidente ejecutivo de la cotizada americana que controla el 50% de Ribera Salud. 

Y a fe que el mercado sigue confiando -y mucho- en la compañía de Saint Louis (Missouri), que tiene en los programas de cobertura sanitaria Medicaid y Medicare a sus puntas de lanza en este negocio. Un sector que puso en pie de guerra Donald Trump tras su llegada a la presidencia estadounidense y más después de nombrar a Tom Price, un declarado 'anti Obamacare', al frente de la secretaría de Sanidad.

Conviene recordar que días antes de llegar a la Casa Blanca, el candidato republicano manifestó en uno de sus muchos mítines que "cuando ganemos el 8 de noviembre y elijamos un Congreso republicano, vamos a poder derogar y reemplazar de inmediato el 'Obamacare". Hablaba de la 'mega reforma' sanitaria estadounidense que comenzó a poner en marcha su antecesor Barack Obama, pero que Trump no ha podido derogar (aún) pese a sus intentos ante no alcanzar los apoyos suficientes.


Hace tres meses llegó a tuitear "ObamaCare explotará y todos nos uniremos y montaremos un gran plan de salud para la gente. ¡No se preocupen!". Lo hacía tras haber sufrido un serio revés en la Cámara Baja. “Hemos estado muy, muy cerca. Ha sido (una derrota por) un margen muy pequeño. Pero no hemos tenido ningún apoyo demócrata”, lamentó Trump y calculó que con “10 o 15” votos republicanos más, el proyecto de ley habría salido adelante.

Pero lo cierto es que la cotización de Centene (CNC) ha cogido velocidad de crucero desde su desplome en Wall Street días después de la inesperada victoria de Trump. Así, los 50,68 dólares que llegó a tocar entonces se han convertido se han quedado muy atrás de los más de 81 a los que cotizaba ayer a media sesión, es decir, una escalada de casi un 22%. Una espectacular recuperación que la ha llevado a la zona de máximos históricos y a elevar su capitalización hasta los 14.000 millones de dólares, al cambio 12.500 millones o lo que vale actualmente Bankia en la bolsa española.

Presentará resultados semestrales el 25 de julio

Además, lejos de achantarse, Centene ha anunciado que planea entrar en tres estados más el próximo año (Kansas, Missouri y Nevada), además de ampliar sus operaciones en otros seis donde ya está presente (Florida, Georgia, Indiana, Ohio, Texas y Washington). Para ello Neidorff recordaba que "Centene ha demostrado ejecución disciplinada, la agilidad y la capacidad de navegar con éxito a los cambios de la industria para el beneficio de nuestros miembros, clientes y accionistas".

El próximo 25 de julio CNC rendirá cuentas al mercado -las correspondientes al primer semestre- para los que el conjunto del mercado espera unas ganancias de 1,30 dólares por acción, lo que se traduce en un beneficio de unos 227 millones de dólares. Los analistas se muestran muy confiados en la buena marcha del valor en bolsa y prueba de ello es que de los 17 que la cubren -según Bloomberg- 12 le tienen colgado el cartel de 'compra', 5 de 'mantener' y ninguno de 'vender'.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email