X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

panel de opinión 

Cinco EAFIs de la Comunitat Valenciana analizan el impacto de la MiFID II

18/09/2017 - 

VALÈNCIA. A tres meses y medio para que entre en vigor la directiva europea MiFID II, las empresas de asesoramiento financiero independiente -más conocidas por su acrónimo de EAFIs- andan muy preocupada a la vista del borrador del Ministerio de Economía, que ha caído como un jarro de agua fría a estas empresas. Así lo reconocía públicamente la semana pasada ASEAFI, la Asociación de Empresas de Asesoramiento Financiero, que advertía sobre el perjuicio que va a provocar la transposición de esta directiva que va a poner patas arriba la forma de asesorar.

Actualmente son ocho las EAFIs domiciliadas en la Comunitat Valenciana (cinco en València y tres en Alicante) a las que este diario se ha dirigido para conocer sus impresiones sobre el impacto de la MiFID II. Antonio Bernabeu, Villa & Ibáñez y Youfirst Smart Finance no respondieron a la invitación de Valencia Plaza.

A continuación la visión de las otras cinco EAFIs valencianas de cara a ofrecer a los lectores de este diario una pluralidad de opiniones sobre los 'daños colaterales' que va a provocar la entrada en vigor de este acrónimo que responde a Markets in Financial Instruments Directive o Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros. La misma el Gobierno acaba de transponer y que pone en valor el tener que pagar por recibir asesoramiento financiero, que impide que las EAFIs tengan una red de agentes como los bancos y, entre otros aspectos, que elimina la letra 'i' de independiente del acrónimo para dejarlo en EAF, entre otros aspectos.


Lorenzo Serratosa, cofundador de Kau Markets

-¿Considera que los inversores españoles están preparados para pagar por recibir asesoramiento financiero?

-Tarde o temprano el inversor deberá darse cuenta que un buen asesoramiento financiero tiene un coste, lo mismo que lo tiene un buen asesoramiento fiscal o jurídico. Y que ese coste no necesariamente debe suponer una merma en su patrimonio, sino todo lo contrario. La diferencia en rentabilidad de una cartera bien llevada a otra gestionada de acuerdo a las directrices de tu oficina bancaria o de las noticias financieras puede ser enorme, con lo que realmente pagar a un buen asesor financiero, lejos de ser un coste, es un beneficio para los clientes. Este punto está absolutamente claro en la mente de inversores con más experiencia que los españoles como pueden ser los ingleses o americanos. En España no nos gusta pagar por un trabajo que no entendemos y ahí estamos de acuerdo todos, a mí tampoco me gusta. Por ello pensamos que conforme la cultura financiera aumente el inversor se dará cuenta de lo importante que es contar con un buen asesor financiero, que defienda sus intereses frente a los bancos y otros vendedores de productos financieros. Esto evitará muchos tristes episodios que hemos vivido en este país y que todo el mundo recuerda.

-¿Cómo va a impactar el borrador de la MiFID II sobre las EAFIs?
-Como dice 'El gatopardo' en esa gran novela escrita por Giuseppe Tomasi di Lampedusa: "Algo tiene que cambiar para que todo siga igual". En realidad nosotros no vemos grandes cambios en la industria de las EAFIs provenientes de este borrador. Como siempre sucede, se trata de incluir algo más de regulación en el sector. Una regulación extra que supondrá nuevos costes y molestias, pero que en realidad no creará una mayor protección para el inversor. Creo que con este borrador se pierde la oportunidad de dotar a las EAFIs de la fuerza que necesitan para hacer el trabajo que deben hacer: estar al lado de los inversores para ayudarles en la gestión y planificación de su ahorro y patrimonio, tal y como hace su asesor fiscal o jurídico.

-En su caso particular, ¿qué tiene pensado hacer a la vista del borrador del Ministerio de Economía?
-No pensamos hacer mucho más de lo que ya estamos haciendo: adaptar nuestros sistemas a la nueva norma, cumplir con los nuevos requisitos que la norma nos exija y seguir trabajado y dando servicio a nuestros clientes, que es la finalidad última de nuestro trabajo y en lo que debemos concentrarnos.

René Bauch, cofundador de gCapital Wealth Management

-¿Considera que los inversores españoles están preparados para pagar por recibir asesoramiento financiero?
-No, no lo están pero por el simple hecho de que no han tenido que valorar un servicio que, en teoría, ha recibido sin coste por parte de las entidades bancarias. Y digo en teoría porque no ha habido asesoramiento sino comercialización de productos. En gCapital tenemos muy claro que para lograr transparencia y eficiencia en el asesoramiento deberíamos implementar la prohibición de las retrocesiones, tal y como ha sucedido en los Países Bajos y en el Reino Unido. Cualquier otro modelo solo introduce confusión para el cliente y un marco regulatorio más estricto y cuestionable.

-¿Cómo va a impactar el borrador de la MiFID II sobre las EAFIs?
-El borrador o Anteproyecto de Ley en un primer momento no parece que vaya a facilitar la consolidación y la operativa de las EAFIs.  Uno de los mayores problemas que veo es una permisibilidad no justificada en la prestación de servicios de inversión de forma accesoria por parte de las entidades no sujetas a la ley, que directamente es contraria a la protección del inversor y la transparencia como persigue la normativa MiFID. Otro tema sería la prohibición de tener agentes, ya sean informadores o asesores, que actuarían bajo la responsabilidad de la EAFI; tampoco se explica por la naturaleza del servicio prestado y sobre todo por tener las mismas obligaciones de información antes el supervisor. La transposición de la ley en otros países de la Unión Europea ha permito que las EAFIs puedan crecer a través de redes agenciales y acercar los servicios de asesoramiento a los clientes. Por último, el absurdo e innecesario cambio en la denominación a EAF, que sólo acarrearía confusión para el cliente, despilfarro de recursos monetarios y de tiempo para las EAFIs. Además, la EAFI ya define el modelo que va a seguir de forma muy clara, sea independiente o no, ya que tiene la obligación de informar al cliente de cuál es su forma de cobro de servicios.

-En su caso particular, ¿qué tiene pensado hacer a la vista del borrador del Ministerio de Economía?
-Cuando arrancamos en 2010, gCapital Wealth Management quiso posicionarse como entidad 100% independiente instaurando el cobro por factura a los clientes, tal y como se realiza en algunos países de la UE. Sin embargo, en 2014 introducimos la posibilidad de cobro del servicio de asesoramiento a través de retrocesiones, dado que el cliente minorista no estaba preparado para el pago directo.
En nuestro modelo de negocio post MiFID II seguiremos apostando por el asesoramiento de un vehículo de inversión UCITS para clientes minoristas para simplificar la carga operativa para la EAFI y con un servicio de asesoramiento financiero personalizado a través de carteras perfiladas.


Fernando Ibáñez, cofundador de Ética Patrimonios

-¿Considera que los inversores españoles están preparados para pagar por recibir asesoramiento financiero?

-La realidad es que teníamos grandes esperanzas en que la MiFID II fuera el revulsivo que necesita el asesoramiento independiente para consolidarse entre los inversores, pero la transposición española de la directiva europea va a quedar un tanto desvirtuada, tal como pasó con MiFID I. Existe el riesgo de que los inversores continúen exactamente igual de desprotegidos y mal asesorados, pero firmando un montón más de papeles para descargar de responsabilidad al banco y la gestora y atendidos por un empleado con un título más que, además, le ha concedido el propio banco. No obstante, somos optimistas. Las EAFI llevamos ya 8 años de vida -en el caso de Ética Patrimonios fuimos los primeros de Valencia con el número de registro CNMV 40- y seguimos creciendo, por lo que si un ahorrador quiere realmente recibir un servicio de valor y alineado con sus intereses, tiene una EAFI a su alcance. El tema del pago por nuestros servicios es más complicado porque hay que cambiar un hábito (aunque los costes de comisiones implícitas son mucho más gravosos para los clientes), pero nuestra visión es que valoras un servicios cuando tiene un coste y, además, emitir facturas periódicas nos obliga a estar mucho más motivados para cumplir los objetivos de nuestros clientes.

-¿Cómo va a impactar el borrador de la MiFID II sobre las EAFIs?
-MiFID II va a ser un antes y un después no sólo para las EAFIs, sino para todo el sector del asesoramiento financiero. Supone, evidentemente, mayor regulación, riesgo, coste y burocracia para nuestro trabajo, pero entendemos que los objetivos son dotar al sector de más transparencia y protección al inversor, con los que estamos totalmente alineados. En el caso de las EAFI, estos objetivos significan mayor formación y experiencia exigida a los asesores, la transparencia en el coste del servicio y la obligación de definirse como dependiente o independiente en función del modelo de negocio: si se cobra de los productos financieros o únicamente del cliente. La realidad es que las EAFI ya cumplimos la mayoría de requisitos de MiFID II desde hace mucho tiempo, por lo que entendemos que el mayor esfuerzo va a recaer en las entidades financieras y sus gestoras, con modelos de distribución –no asesoramiento- de productos financieros e incentivos comerciales a sus redes y empleados por colocarlos a los clientes. Lamentablemente, no se han escuchado nuestras enmiendas al borrador, principalmente en lo referente a la posibilidad de tener agentes como todas las demás ESI (Empresas de Servicios de Inversión) registradas en la CNMV, por lo que seguiremos compitiendo con este agravio comparativo. Aun así, hemos hecho un nuevo comunicado desde ASEAFI en este sentido dentro de la Consulta Pública, incluyendo otras reformas de puntos que penalizan nuestra actividad.
 
-En su caso particular, ¿qué tiene pensado hacer a la vista del borrador del Ministerio de Economía?
-En el caso de Ética Patromonios, siempre hemos seguido un modelo muy estricto respecto a la transparencia y los potenciales conflictos de interés, con excelentes resultados en la satisfacción y la fidelidad de nuestros clientes. Por ello, nuestro objetivo es continuar como asesores independientes siempre que sea viable económicamente y no afecte a la calidad de servicio a la que nuestros clientes están acostumbrados. No obstante, consideramos que la mayoría del sector financiero y de EAFI se definirán como dependientes, pues los requisitos para ser independiente son muy elevados y no siempre tienen mucho sentido, si atendemos al pretendido objetivo de protección del inversor. No queremos pecar de desconfiados, pero observamos un exceso de celo y de dificultades para que el asesoramiento independiente se desarrolle en España a pesar de que conlleva evidentes beneficios para el cliente particular, lo que amenaza el sistema actual controlado por los bancos y sus gestoras-. Este exceso de celo ha llevado a la propia CNMV a obligar a las EAFIs a quitar la 'i' de nuestro acrónimo, cuando responde al concepto de financiero y no de independiente.

Alejandro Martínez, cofundador de EFE & ENE

-¿Considera que los inversores españoles están preparados para pagar por recibir asesoramiento financiero?
-El inversor español ya está pagando aunque no vea facturas. La cuestión es a cambio de qué. El desarrollo del sector del asesoramiento financiero prestado por profesionales independientes como los de las EAFIs beneficia directamente al inversor particular, más protegido, y evita escándalos como los que hemos visto los últimos años por no contar con un experto del lado del cliente. En nuestra experiencia, el inversor particular paga encantado por recibir un servicio mejorado que le protege y que acaba reduciéndole los costes globales.
 
-¿Cómo va a impactar el borrador de la MiFID II sobre las EAFIs?
-A las EAFIs nos cargarán de mayores obligaciones y costes, con lo que aumenta el umbral de patrimonio a partir del cual un cliente resulta rentable. Esto deja desprotegidos a un mayor número de inversores y dificulta el despegue del sector. Además, no se nos permite utilizar recursos para desarrollar nuestro negocio y por ende favorecer al sector, como la incorporación de agentes (algo que los bancos pueden seguir haciendo). Por desgracia el principal afectado por la nueva regulación será el cliente, que ni siquiera es consciente de que el debate esté sobre la mesa.
 
-En su caso particular, ¿qué tiene pensado hacer a la vista del borrador del Ministerio de Economía?
-El borrador está diseñado para minimizar el número de EAFIs que puedan declararse independientes. La razón principal es que si utilizan las retrocesiones recibidas para minorar la factura de sus clientes tendrá que declararse 'no independientes', pese a que esto suela producirse a iniciativa de los clientes y no implique ninguna diferencia en cuanto a la toma de decisiones. Por ahora no es nuestro caso, ya que no recibimos retrocesiones de ningún tipo, pero si los clientes lo solicitan son ellos los que marcarán el rumbo y cualquier decisión será la que más les beneficie.

Raúl Aznar, fundador de la EAFI unipersonal del mismo nombre

-¿Considera que los inversores españoles están preparados para pagar por recibir asesoramiento financiero?
-Los inversores españoles pagan actualmente por recibir asesoramiento financiero. La diferencia entre MiFID I y MiFID II es que, hasta ahora, no saben lo que pagan, porque está oculto en las comisiones (retrocesiones) que pagan las gestoras de fondos, propias del banco o de terceros, a los bancos por recomendar sus productos. Con la implantación de MiFID II, las entidades financieras y empresas de servicios de inversión van a tener que informar a los clientes de las comisiones que perciben de terceros por recomendar sus productos. Bien es cierto que, algunas entidades van a publicitar de forma activa, ya lo tienen en su menú de servicios desde hace años, el asesoramiento financiero y cobrar por ello, pero, no creo que los clientes contraten de forma masiva el servicio, ya que no percibimos un incremento de valor frente a lo que hacían hasta ahora. Visto de esta forma, no vemos que los clientes estén preparados para pagar por recibir el mismo asesoramiento financiero que recibían hasta la fecha, de bajo valor añadido. Sin embargo, observamos que se están creando iniciativas, con o sin tecnología de por medio, que ofrecen un asesoramiento distinto, lejos de la mera comercialización de productos y más adecuado a las necesidades actuales de una parte creciente de la población. En estos casos, si creemos que existe un conjunto de españoles dispuestos a pagar.

-¿Cómo va a impactar el borrador de la MiFID II sobre las EAFIs?
-Sin lugar a dudas, la transposición de la directiva MiFID II, tal y como se ha planteado en el primer borrador a consulta pública, no va a ayudar al desarrollo de las empresas de asesoramiento financiero en España. La presión regulatoria se incrementa, lo que implica mayores costes estructurales, en detrimento de la mejora del servicio al cliente y de la propia supervivencia de las EAFIs. Creemos que MiFID II va a impulsar los procesos de concentración de EAFIs y de transformación en agencias de valores, como ya viene ocurriendo desde hace tiempo. Asimismo, en lugar de promover la figura del asesor financiero, como un profesional independiente, la nueva regulación pretende dar continuidad a las actividades y actitudes de entidades que, en lugar de dar préstamos y tomar depósitos, arreglan sus cuentas vendiendo productos financieros con altos costes y baja rentabilidad. La propuesta de modificación de la Ley del Mercado de Valores es una oportunidad perdida para introducir, de forma profesional y masiva, el asesoramiento financiero en España.
 
-En su caso particular, ¿qué tiene pensado hacer a la vista del borrador del Ministerio de Economía?
-Desde Aznar Patrimonio vamos a seguir apostando por el modelo de asesoramiento financiero independiente que nos impulsó hace cuatro años a constituir nuestro despacho. Desde entonces, todos nuestros clientes pagan por recibir asesoramiento, la mejor forma de evaluar y valorar nuestro trabajo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email