X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de ley de vivienda TEMPE inditex AEROPUERTO DE MANISES
GRUPO PLAZA

EL PP TAMBIÉN PRESENTA UNA MOCIÓN AL RESPECTO

Ciudadanos calca la postura del PSPV con el IBI para forzar la guerra en el Govern de la Nau

Los socialistas siguen sin concretar si votarán a favor de su medida o renunciarán a su criterio en aras de la estabilidad

24/09/2016 - 

VALENCIA. El PSPV tendrá que elegir entre susto o muerte en el pleno municipal del próximo jueves. Ciudadanos ha calcado la propuesta que le hicieron los socialistas al alcalde Joan Ribó para suavizar el IBI del pequeño comercio, un acuerdo de mínimos con el que trataron de convencer -sin éxito- a sus socios de gobierno Compromís y València en Comú. Este episodio causó un profundo malestar en la formación que lidera Sandra Gómez, que llevaba tiempo trabajando con los comerciantes para encontrar una fórmula que permitiera amortiguarles el impacto del tributo.

Aprovechando la coyuntura, la formación naranja ha recogido el guante y ha presentado una moción con la propuesta exacta del PSPV que fue rechazada por Ribó. Su objetivo es rescatar esta medida sumando en el pleno los votos de los socialistas a los de la oposición -Ciudadanos y PP, que también ha presentado una moción en busca de rebajar el IBI, aunque un poco más ambiciosa-.

De este modo, bastaría con la abstención del PSPV para que saliera adelante la medida, que permitiría a casi 300 comercios librarse de la subida en el tributo que se aplica desde el presente 2016. Pero la decisión no es nada fácil. Porque apoyar la moción supondría romper la unidad de voto del Govern de la Nau. La disyuntiva es compleja: votar contra su propia medida y fallarle al pequeño comercio o desestabilizar el pacto de legislatura con sus socios Compromís y València en Comú.

Este viernes la decisión del PSPV seguía estando en el aire. Los socialistas en absoluto descartan mantenerse fieles a su criterio, porque entienden que es una propuesta asumible para el alcalde, Joan Ribó. Además, buena parte del grupo municipal considera que la negativa del líder de Compromís responde meramente a un enroque político tras lograr Gómez salirse con la suya en el reparto de las competencias de Joan Calabuig. Tampoco se descarta buscar otro tipo de soluciones para solucionar el choque en el tripartido. Hay margen de tiempo antes del pleno.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email