X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de junio y se habla de apertura en domingo avinatur Cine fraude fiscal SANIDAD
GRUPO PLAZA

construcción colectiva de la ciudad

Civic Fest, el movimiento en Valencia que quiere pasar de la protesta a la propuesta

27/11/2016 - 

VALENCIA. Es la hora de proponer y consensuar. El momento de que la administración se ponga de igual a igual con el ciudadano y le pregunte cómo mejoraría su ciudad. Esta es la actitud que ha querido impulsar la Civic Factory Fest para la ciudad de Valencia, un evento celebrado desde el 2 al 30 de noviembre en la Marina de València, donde la intención es promover el diálogo entre la ciudadanía, la administración pública, la universidad y el sector privado. 

Pretendíamos que fuera un espacio para la construcción colectiva de la ciudad y que técnicos, universidades, la parte privada, los ciudadanos y la administración abordaran de una forma transversal y conjunta los retos de la ciudad”, explica Laura Murillo, coordinadora del proyecto junto con Irene Reig, Jonathan Reyes y Domenico de Siena. “Ya habíamos trabajado de esa forma y vimos que las soluciones respondían mucho mejor”. Durante este mes se ha conseguido establecer un diálogo y ejecutar pequeñas acciones que han propuesto los diferentes grupos de trabajo: ciudad en común, economía cívica, desarrollo social, transición ecológica, ciudadanías emergentes y cultura y creatividad.

Entre las puestas en práctica, una actuación blanda en la Marina, un testeo de bajo coste y de gran impacto. “Se pusieron algunos bancos en la zona del circuito de la F1 para que la gente se sentara frente al mar en el que estuvieron de acuerdo estudiantes de las universidades, técnicos arquitectos y vecinos del barrio de Nazaret”, explica. “Esto dinamizó la zona". 

Otra de las propuestas que realizaron los vecinos de Nazaret es poder cambiar los nombres de los tinglados designados por números a barrios de alrededor, cómo era antes.  “Sería un gesto muy representativo ya que es como volver sentirlos suyos”.  El taller de diagnóstico e intervención blanda que se llevó a cabo en la Marina fue a cargo de Jose Luis Gisbert, profesor del CEU, y Chema Segovia.

Por parte de los empresarios se hicieron propuestas sobre cómo mejorar la movilidad o la señalización dentro de la Marina Real al ser difícil acceder desde Valencia. En el marco de esta propuesta se hicieron desplazamientos, como  su participación en las jornadas Fent Ciutat en Tres Forques. 

En la última semana del foro se abrirá una exposición para mostrar cómo se ha construido cada propuesta y las conclusiones a las que se ha llegado. “La ciudadanía tiene muchas ganas de participar en la Marina e involucrarse en ella,  que no solo sean eventos puntuales sino que cuenten con ellos”, aseguraba Murillo. “A veces con pequeños gestos se puede tener un impacto grande”.

La administración formó parte puntualmente de los grupos con apariciones como la Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad, o la portavoz del Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez. “Desde la administración se está aprendiendo a trabajar esta forma. Siempre se han hecho las cosas con una democracia representativa de votar cada cuatro años pero ahora la gente quiere derechos y responsabilidades. La gente quiere participar en todas sus consecuencias porque participación no es consulta, no es rellenar un cuestionario, sino que hay muchas herramientas que se desconocen por parte de todos”.

A título personal, Murillo reconoció que la administración no debe verse como algo que está por encima del ciudadano, que nos da permiso y que nos lo quita. “La administración debe ser un agente más, al mismo nivel”, reconoce. Sobre el entendimiento entre ciudadanos y empresarios , asegura que tienen posturas bastante distintas, pero si hay objetivos comunes y la dinámica de la mesa se lleva bien se puede establecer un diálogo desde la proposición y no desde la crispación. “Es el momento de pasar de la protesta a la propuesta”.

Alberto Gutiérrez, coordinador de la mesa de Turismo, explica cómo analizaron diferentes aspectos de la labor del turismólogo como abrir nuevos espacios para hacer investigaciones o dar un planteamiento a la visión de ciudad. “El Civic Fest es un espacio muy bueno y conveniente para plantear otro tipo de actividades para hablar del modelo de turismo y abrir espacio de debate”. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email