X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista al secretario autonómico de turismo

Colomer: "Que los vecinos decidan si hay viviendas turísticas o no en su bloque es llegar demasiado lejos"

1/10/2018 - 

VALÈNCIA. Faltan pocos meses para que acabe la legislatura y el Turismo ha sido uno de los grandes protagonistas en el Gobierno del Botànic. 2017 fue un año cumbre, donde el crecimiento de turistas en la Comunitat Valenciana se disparó. Sin embargo, la recuperación de países como Turquía o Túnez sumado a otras circunstancias como el Brexit dan paso a una nueva misión en 2018: la de luchar por aumentar el gasto de los visitantes y la rentabilidad de las empresas valencianas.

El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, ya ha abordado grandes cambios de la legislatura, como la aprobación de la Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad. Una norma que regula uno de los temas más candentes, los apartamentos turísticos, y que ahora está en pleno debate nacional. Sin embargo, la perspectiva del ministerio dirigido por Reyes Maroto de dejar la potestad a los vecinos no es de la filosofía del gobierno valenciano ya que Colomer no cree que deba tratarse al turista como un problema.

- ¿Cómo ha ido la ocupación este verano?

- La ocupación no ha sido la de 2017, pero por contra hay indicadores alentadores y positivos como la rentabilidad en gasto, que ha crecido. También añadiría otra cuestión que me parece muy importante y es el reconocimiento de la diversidad. El turista frecuenta y utiliza más los recursos y productos culturales, gastronómicos, artísticos, museos y en eso también merece la pena poner el acento. La diversificación es un indicador muy positivo. De turistas, el número ha fluctuado especialmente en julio pero ya dijimos siempre que crecer al ritmo del 2017 no es sostenible, ni viable ni deseable. No se puede crecer a dos dígitos cada año. 

- La rentabilidad hotelera ha aumentado de forma significativa. 

- Los hoteleros hacen bien actualizando precios. Después de haber innovado, después de haberse sacrificado, después de haberse renovado, que es lo que ha estado sucediendo en el sector turístico valenciano, es lógico jugar en otra división con unos precios que den más margen de beneficio. Me parece una buena noticia que debería consolidarse y marcar tendencia.

- Desde enero hasta julio los turistas británicos descendieron un 2,9%. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, lo atribuyó a un efecto del Brexit. ¿Se están realizando acciones para revertir esta situación?

En el mercado británico insistimos constantemente. Turismo Comunitat Valenciana es una entidad que no para nunca de promocionarse. Este mes que viene, en la World Travel Market, vamos con un espacio diferenciado, con más fuerza que nunca, con la estrategia de búsqueda de prescriptores, de encuentros, de búsqueda de negocio, de profesionalización. Un stand específico fuera de Tourespaña, con una personalidad propia, jugando fuerte. También nos hemos reforzado en otras ferias especializadas referentes en el mercado británico y tenemos una agencia de relaciones públicas para identificar oportunidades. Hemos intensificado nuestras acciones a partir del Brexit, pero también tenemos que abrirnos a otros mercados. 

- ¿Hay otros mercados en el punto de mira de Turisme Comunitat Valenciana al margen del chino?

- Francia, entre otros. Francia es uno de los mercados en los que tenemos que profundizar nuestra estrategia. Hemos estado en Lyon hace poco de la mano de un acuerdo que hemos realizado con el Misteri D’Elx. Estamos también en el sur de Francia con los cátaros y las bandas de música. Entramos con producto pero vendemos el resto de destino. También haremos una acción con Cámaras de Comercio en lo que queda de año en Francia en el que estamos acabando de determinar la ciudad que vamos a escoger. El año pasado estuvimos en París. El tema de Francia lo venimos trabajando, pero ahora sí que hemos contrastado con el sector que están especialmente interesados. 

- Con la aprobación de la Ley de Turismo y Hospitalidad, ¿se han producido cambios visibles?

- Una ley es medio largo plazo pero contextualiza los cambios y los ejes de transformación. Es nuestro credo, nuestro ideario constante, nuestro libro de cabecera que al final hemos transformado en ley pero las grandes transformaciones de la ley, como la hospitalidad, necesitan recorrido. 

- Con la nueva ley los propietarios de apartamentos turísticos tienen que solicitar la compatibilidad urbanística en el municipio para darse de alta en el registro. ¿Está funcionando bien?

- El tema de la compatibilidad urbanística previa es por una enmienda que presentan los grupos parlamentarios en el último trámite de la ley. Fue una aportación de Les Corts y se tiene que instrumentalizar adecuadamente, pero es la manera de introducir la colaboración y la transparencia y que las administraciones no vivan de espaldas a este fenómeno. Hasta ahora nosotros teníamos el registro de alojamientos, que vivía al margen del conocimiento de lo que le pasa a cada uno en su ciudad. Ahora tenemos que cruzar esos datos y que el ayuntamiento sea consciente de dónde se ubican los alojamientos turísticos.

Me parece un esquema cabal, transparente y necesario para que no se rompan costuras, las capacidades de carga, cómo, de qué forma y dónde deben crecer. Desde el municipalismo y la gobernanza colaborativa debemos de construir ese modelo. En estos primeros compases hay ayuntamientos que otorgan sin ningún problema y hay otros que tendrán que adaptarse o tendrán que tomar decisiones interpretativas. Es evidente que si la ciudad turística quiere tener el guión de lo que sucede está bien que cruce su información con la nuestra. 

- ¿Y han llegado quejas de usuarios?

- Puede suceder que en algún ayuntamiento todavía no tengan o no hayan visto ese trámite. Pero han de saber poder contestar a la petición de si alguien puede hacer una vivienda turística. Es un debate que se está produciendo en toda España pero nuestra legislación dio un paso al frente en Les Corts en disposición de la transparencia y de saber realmente qué ocurre. De momento es pronto para poder hacer un balance. 

- ¿Y cómo le ha ido a Turismo la alianza con las policías locales para ayudar a inspectores? 

- Hemos hecho acuerdo en Dénia, Peñíscola, Gandia pero son experiencias piloto. No es ceder competencias sino compenetrarnos y compartir la misma estrategia turística. 

- Se iba a licitar una empresa para ayudar a la inspección a comprobar que los apartamentos del registro estaban en regla.

- Estamos en la tramitación definitiva para ponerlo en marcha. Hacer cosas nuevas es complicado. 

- En el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se ha puesto sobre la mesa soluciones esta misma semana, como dejar en manos de las comunidades de vecinos el decir si quieren o no apartamentos turísticos en sus bloque. ¿Qué le parece?

- Está encima de la mesa como objeto de una modificación de la ley de propiedad horizontal. Creo que eso requiere bastante serenidad. Eso no es una competencia nuestra porque es estatal. Me parece que como lo han planteado Les Corts, donde permite que la ciudad reflexione sobre dónde quiere tener los apartamentos turísticos, esa ordenación para controlar la capacidad de carga y que se armonice bien la sociedad receptora con el visitante, creo que está en el ámbito que corresponde. 

Que en un bloque de viviendas los propios vecinos puedan decidir si hay apartamentos turísticos tal vez sea llegar demasiado lejos. Sigo pensando que el turista no es el culpable. Que no hay que estigmatizar. Somos nosotros los que tenemos que ordenarlo adecuadamente, pero el turista no es el objeto que tenga que romper la armonía de la ciudad y la convivencia. ¿Es que el turista es más incívico que el residente? Ese debate es muy complicado y yo no me atrevo a otorgar el certificado de buena conducta y civismo al residente en detrimento del turista. 

- ¿Hay alguna propuesta más sobre la mesa del ministerio?

- Estaba la creación de un censo único de viviendas turísticas. Todo lo que signifique introducir transparencia me parece positivo.  

-Hace unos días pasó de ser secretario autonómico de la AVT a ser secretario autonómico de Turismo. ¿Qué novedades va a aportar el decreto de desarrollo de Turisme Comunitat Valenciana respecto a la antigua AVT?

- Estamos estudiando el reglamento, que será de los primeros que aprobemos porque nos hemos dado mucha prisa en avanzar en el Estatuto del Municipio Turístico. La ley mandata reglamentarla, profundizarla, y ahora tenemos que reglar nuestra propia organización: Turisme de la Comunitat Valenciana. Y ahí hay una parte muy importante, que es la creación de un comité estratégico de gobernanza del sector. Podrá influir de manera decisiva en la línea oficial del organismo autonómico. Estará el sector turístico, gente del comité de ética, universidades, cámaras de comercio. Todo el ecosistema público-privado estará en la misma mesa y esa es la gran novedad de la ley. 

-Recientemente el presidente de la Generalitat anunciaba que el aeropuerto de Castellón pasaba a ser de gestión pública. ¿Por qué ha fallado la propuesta de concesión?

- El desenlace va a ser de mutuo acuerdo. Esta concesionaria ha hecho su papel pero ha habido como una especie de desencuentro en la planificación de futuro y quizá agotó su tiempo de estancia aquí. Por eso creo que el mejor escenario posible es un acuerdo pacífico, voluntad compartida, y que Aerocas asuma la gestión del aeropuerto reforzando la estrategia de promoción, garantizando la gestión operativa del aeropuerto, conservando los acuerdos con las compañías y las conexiones que hemos logrado en los últimos tres años y abriendo un horizonte a nuevas oportunidades al poder gestionar tal vez con más compromiso con el territorio y con la provincia de Castellón.

- ¿Ha tenido impacto para Castellón la puesta en marcha del aeropuerto?

- Que la gente la conozca más sí. El aeropuerto tendrá repercusión a medio plazo. Tenemos que ser realistas, rigurosos, con ilusión pero serios. Que el aeropuerto en este momento haya significado la llegada de una masa crítica suplementaria o complementaria a lo que teníamos no creo. Sí nos ha internacionalizado más, hemos abierto una estrategia de promoción de producto con aeropuerto en muchas capitales y a nivel europeo. Estamos sembrado y ganando reconocimiento. El número de turistas, de visitantes, es considerable. Respecto a los pronósticos desmesurados que se hicieron no, pero respecto a otros aeropuertos de España tiene unas cifras interesantes. Pero eso no ha transformado de momento la vida turística de Castellón. 

- La tasa turística parece que volverá a estar de la mano de Podemos en la negociación de la ley de acompañamiento 2019. ¿Cómo lo van a afrontar? 

- Esto es como un debate a perpetuidad. Pero como siempre, muestro mi respeto a aquellos que pueden proponer. Es un tema recurrente, global, experimentado y nuestra posición es la misma y la defenderemos como siempre: argumentando, respetando y tratando de convencer de que no corresponde. 

- Incluso se ha comentado que si hubiera un futuro Gobierno del Botánic Podemos podría pedir liderar el área de Turismo. ¿A usted le gustaría seguir al frente de Turismo?

- No lo sé. No sé que haré en el futuro. No tengo ni idea. 

- Pensando en la Mostra de Turisme del mes de octubre, ¿está dando el turista valenciano más valor al turismo en la Comunitat Valenciana durante esta legislatura?

- Imputarnoslo a nosotros no. Nosotros no somos autores de éxitos. Tendremos nuestra cuota de influencia pero eso es irrelevante para lo importante. Lo importante es que sí y que estamos siendo capaces de valorar más lo que tenemos. Creo que el turismo ha cobrado importancia en el imaginario y en el sentimiento colectivo y cada vez hay más acciones, propuestas, eventos y jornadas de movilización. La sociedad civil tiene afecto por lo suyo y eso a veces se expresa yendo a parar al turismo. El turismo es el escaparate del orgullo, bien entendido. De poner en valor patrimonio, cultura y paisajes, por ejemplo. 

- Ha cobrado importancia la estrategia digital.

- La estrategia digital estamos muy convencidos de que era necesario activarla. Los próximos años los imagino, esté quien esté, reforzando la estrategia digital, las redes, los influencers, los blogs. En ese circuito se moverá el mundo y toda la estrategia la hacemos pensando en que el móvil será la llave.

- Turisme Comunitat Valenciana invertirá 440.000 euros en una macrooperación de marketing en el Palau de Les Arts, con especial atención al mercado chino. ¿Se repetirá una operación similar con otro contenedor cultural valenciano?

- En esa dimensión complicado. Sí en los festivales, en el Misteri d'Elx o la Mare de Deu d'Algemesí. Tenemos una estrategia de fomento no tanto de contenedores sino de acciones culturales y musicales que va creciendo. Pero el tema del Palau de Les Arts merece una esfuerzo adicional. El Palau es un gran contenedor, un gran icono, está en la retina de millones de personas en todo el mundo y a parte la programación operística nos permite llegar a un target que turísticamente nos interesa. Nos interesa que València esté en la programación de los cosmopolitas amantes de la ópera y de la cultura, que viajan y que gastan.

- ¿Se está adaptando el turismo valenciano al turista chino?

- Hemos hecho cuatro jornadas a través de nuestro acuerdo con Cátedra China, que es un partner muy especializado y potente para entrar en el mercado chino. Hemos hecho diferentes charlas para la búsqueda de la certificación de un sello de calidad que tiene prestigio y reconocimiento entre el público chino. Estamos sembrando. Se trata desde certificar restaurantes a aeropuertos, como el de Castellón. Ese trabajo de divulgación, de pedagogía. De que los chinos irán donde se les quiera, donde haya rastro de la hospitalidad que ellos interpretan como tal. En eso tenemos que avanzar y hemos hecho una ronda de charlas y divulgación con la que seguiremos.

-El estudio ‘Análisis del posicionamiento turístico de la actividad musical en la Comunitat Valenciana' instaba a “mejorar la normativa legal y la inseguridad jurídica con la que se encuentran los promotores en la organización de conciertos”. ¿Qué acciones específicas se plantean para asumir este punto?

-Ahí tenemos que continuar trabajando. Una ley Ómnibus integral que resuelva todos los conflictos y cabos sueltos de todos los festivales en todas las casuísticas es muy difícil. Pero sí que hemos ido avanzado. Publicamos un manual para que organizadores tengan toda la legislación concentrada, hay que hacer mucho pico y pala para que el empresario de festivales no se sienta solo ante cinco o seis administraciones. Siempre estaremos tratando de que se entienda que el festival no es un cuerpo extraño, sino que simplemente hay que legislarlo bien. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email