X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la directora general de internacionalización

Compromís lleva su guerra al Consell: Transparencia acorrala a Cucarella y Climent la sostiene

El informe de Transparencia revela incompatibilidades por parte de la alto cargo del Bloc y le enseña la puerta de salida. Desde Economía defienden a Cucarella, que rechaza dimitir, y ningunean el estudio firmado por Aitana Mas

14/07/2016 - 

VALENCIA. Las aguas bajan revueltas en Compromís y por ende, en el Gobierno valenciano. El informe de Transparencia sobre la directora general de Internacionalización de la Conselleria de Economía, Mónica Cucarella, señala una incompatibilidad por ser apoderada de una gasolinera familiar donde se contempla una intervención de descontaminación y desmantelamiento por parte de Agricultura y Medio Ambiente. En las conclusiones del estudio se desliza que, al margen de que haya o no una conducta sancionable, puede existir sobre ello una “responsabilidad política” de la alto cargo, por lo que la decisión sobre su futuro depende de su superior: es decir, el titular de Economía, Rafa Climent.

Al margen del informe en sí, la lectura política de los hechos no es baladí. A principios de semana, otro estudio de Transparencia precipitaba la dimisión de la secretaria autonómica de Sanidad, Dolores Salas, por la contratación de su hija en la Fundación Fisabio. La publicación del documento y la nota de dimisión de la dirigente se sucedieron con apenas 20 minutos de diferencia. Cabe recordar que ese nombramiento dependía de Compromís, en concreto de Iniciativa, el partido al que pertenece la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

En este caso, Mónica Cucarella es miembro del Bloc, la pata mayoritaria de la coalición. Este miércoles se respiraba malestar en las huestes de la formación nacionalista: en general, tanto en la conselleria como en el partido, mostraban un profundo desacuerdo del informe emitido por Transparencia, cuya firmante es la directora general de ese departamento, Aitana Mas, quien además forma parte de la disciplina de Iniciativa.

Aunque son dos asuntos diferentes, la sensación que se respira en el Bloc es de que desde Iniciativa -vía Transparencia- se ha decidido presionar a Climent para que fuerce la dimisión de Cucarella, una maniobra que algunos atribuyen a que la salida obligada de Salas debía ser compensada por otra ‘víctima’ en la formación nacionalista. Una cuestión de equilibrio.El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, Mónica Oltra, y la directora general Aitana Mas

En cambio, otras fuentes del gobierno en este caso de la órbita de Iniciativa, consideraban a preguntas de este diario que ambas actuaciones, aunque distintas, eran consideradas "sencillamente inadecuadas" por lo que la dimisión era la salida correcta para evidenciar una conducta intachable del Consell.

Una cuestión que, por otro lado, también ponían en duda algunos altos cargos, al señalar que se había puesto un listón “demasiado alto” a la hora de forzar destituciones. En este sentido, algún alto cargo socialista recordaba que la reacción crítica de Oltra cuando salió al paso del nombramiento como gerente de Egevasa del economista Alberto Hernández Campa, marido además de la consellera de Carmen Montón, había creado un precedente con el que habría que convivir. Ahora bien, en aquel momento el candidato socialista renunció al cargo, Dolores Salas dimitió el lunes y, de alguna manera, también se espera ahora que el Bloc haga lo mismo con Cucarella.

La directora general de Internacionalización, Mónica Cucarella. EFE

Una situación compleja y delicada. Climent, y el Bloc en general, defiende a la directora general, mientras que el informe de Transparencia deja en el conseller la responsabilidad de destituirla. Cucarella, según manifestó a EFE este miércoles, no está dispuesta dejar el cargo. Con este escenario, la rueda de prensa del Pleno del Consell que tendrá lugar el viernes se avecina tormentosa si no hay cambios: la portavoz del Ejecutivo y vicepresidenta, Mónica Oltra, ya dijo públicamente que no le parecía "explicable" el caso de la gasolinera de Cucarella.

Economía afirma que el de Mas "es un informe político"

Fuentes oficiales de la Conselleria de Economía Sostenible aseguraron a Valencia Plaza que Rafael Climent no va a cesar ni va a pedir la dimisión de Mónica Cucarella tras el informe de Transparencia, porque entiende que en su argumentación técnica no contradice la principal conclusión a la que había llegado su departamento, basada en informes jurídicos: "Si no se ejerce ese apoderamiento, no se incurre en ninguna incompatibilidad".

Cuestionadas sobre las conclusiones del informe firmado por la directora general de Transparencia y Participación, estas fuentes aseguraron que, "si lo firma Aitana Mas, se trata de un informe político", pero que "las conclusiones de la Inspección General de Servicios no contradicen las de la Abogacía delegada (de la Generalitat)". La Abogacía delegada de la Conselleria y la Subsecretaría de este mismo departamento habían llegado a la conclusión citada anteriormente. De ahí que Climent defienda que Cucarella no incurrió en ninguna incompatibilidad.El conseller Rafa Climent y su jefe de Gabinete y portavoz del Bloc, Rafa Carbonell. EVA MÁÑEZ

Sobre la autoridad de la Conselleria que dirige Manuel Alcaraz, las mismas fuentes se mostraron muy tajantes: "Son interpretaciones diferentes sobre los mismos hechos. Toda la información que tenemos de la Abogacía nuestra y de la Subsecretaría es que si no se ejerce ese apoderamiento no incurre en ninguna incompatibilidad. Ese informe es político y tendrá que contrastarse con los informes jurídicos que tenemos".

El informe de Transparencia concluye que sí hubo incompatibilidad en la condición de apoderada de Cucarella, pero matiza que "a efectos de valorar la trascendencia de la incompatibilidad, cabría comprobar las actuaciones efectivamente realizadas en nombre de la sociedad mercantil desde su toma de posesión como alto cargo". A esto se agarran en Economía para considerar que, dado que la alto cargo no realizó ninguna actuación como apoderada, no hubo trascendencia alguna.

Sin embargo, las conclusiones del informe firmado por Aitana Mas son muy claras al establecer que, independientemente de su trascendencia, se produjo un incumplimiento de las normas de incompatibilidades, lo que constituye una "infracción muy grave", que conlleva la destitución.

En la Conselleria destacan que Cucarella era apoderada al haber heredado de su madre, junto a sus hermanas, la participación en la sociedad propietaria de la gasolinera, que administraba su padre. Añaden que la gasolinera dejó de funcionar poco después de su nombramiento como alto cargo -11 de julio de 2015-, por lo que ella no firmó nunca nada como apoderada. 

Estas fuentes destacan que fue el PSOE de Alzira y un acreedor de la empresa los que "movieron el tema" para que se publicará en la prensa. Tras publicarlo Levante, Cucarella "se desvinculó totalmente de la empresa", destacan las mismas fuentes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email