X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

enmienda de la coalición en la reforma de la ley del salud

Compromís pide que Ribera Salud no pueda controlar más de una concesión sanitaria

16/01/2018 - 

VALÈNCIA. Compromís cumplió finalmente con el objetivo marcado de encontrar una fórmula que pueda cortar el paso a Ribera Salud de cara a su futura posición en concesiones como la del Hospital de Dénia, donde la empresa sanitaria posee a priori un derecho de tanteo sobre las acciones que la aseguradora DKV tiene intención de liberar y a las que también podría optar el Gobierno valenciano.

Así, tal y como informó Valencia Plaza, la coalición venía ultimando una enmienda en la reforma de la Ley de Salud para limitar el control que posee la compañía que dirige Alberto de Rosa en las concesiones sanitarias del llamado Modelo Alzira. En este sentido, el texto presentado finalmente este viernes por la diputada Isaura Navarro con la firma de la síndica adjunta Mónica Álvaro sufrió algunas variaciones respecto al que se barajaba el viernes, si bien la esencia resulta la misma.

De esta manera, la enmienda de modificación presenta la siguiente redacción: "Para garantizar la libre competencia y evitar posiciones de dominio, ninguna persona física o jurídica podrá ostentar, directa o indirectamente, en el ámbito de la sanidad pública valenciana, más del 40% de las participaciones o acciones en más de un ente titular de un contrato de gestión de servicio sanitario integral en régimen de concesión de un departamento sanitario".

Alberto de Rosa, consejero delegado de Ribera Salud. Foto: EVA MÁÑEZ

Una medida que, a día de hoy, incapacitaría a Ribera Salud para aumentar su participación en Marina Salud (ahora posee el 35%) dado que la compañía controla el 96% de la concesión de Alzira -cuya reversión es inminente-, y el 100% de Torrevieja y Elche-Crevillente. Es decir, ya poseería una posición dominante más alta de lo permitido si se aprueba esta enmienda, si bien las fuentes impulsoras de la misma subrayaron que no tendría un carácter retroactivo.

En los últimos meses, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha mantenido encuentros con los alcaldes de la zona para conocer sus impresiones sobre el funcionamiento del actual sistema. Para la aprobación de esta enmienda, todo depende del apoyo de las fuerzas del Botánico, PSPV y Podemos, dado que se entiende que una iniciativa de estas características no obtendrá el respaldo de PP, Ciudadanos y los diputados no adscritos.

Sobre esta medida, la propia diputada redactora de la enmienda, Isaura Navarro, destacó que la intención de su grupo es "promover la competencia y así proteger el interés de los usuarios de la sanidad pública y garantizar la máxima calidad en el servicio de salud". En esta línea, subrayó que la limitación se aplica "para dar las máximas garantías en la prestación de este servicio fundamental". 

"Con nuestras aportaciones la Ley de Salud de la Comunidad Valenciana mejora sustancialmente en la atención sanitaria a las personas y garantiza que ninguna empresa concesionaria pueda ejercer una posición dominante con el objetivo de que la sanidad valenciana deje de ser vista como el gran negocio de algunos impidiendo monopolios y oligopolios", afirmó Navarro, para reiterar que el objetivo es "limitar el mercadeo de las acciones y participaciones de las empresas que prestan un servicio público tan relevante como es la sanidad para garantizar la calidad".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email