X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Les corts aprueban la enmienda de podemos a la ley de acompañamiento

¿Cuánto se pagará en la Comunitat por incinerar y verter a partir de 2018?

11/12/2017 - 

VALÈNCIA. Una de las áreas en las que Podemos ha planteado más batalla al Consell en la negociación de los Presupuestos de la Generalitat de 2018 ha sido en Medio Ambiente. Con el SDDR estancado y con pocos visos de prosperar, la formación morada ha visto aprobadas otras cuestiones que para ellos también son "prioritarias". Desde que la brigada de bomberos forestales se incluyan en la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a Emergencias a partir de noviembre de 2018, hasta que la Comunitat Valenciana cuente con un canon por vertidos e incineración.

Aunque el texto original sufrió algunas modificaciones, esta última propuesta fue aprobada el pasado martes en la comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda. Así, la redacción final determina que a partir de 2018, en la Comunitat, se pagará un gravamen por verter en vertederos industriales –la tasa no se aplicará a los vertidos en vertederos municipales– y por la "incineración, coincineración y valorización energética".

Así, la nueva normativa establece distintas cuotas en función del tipo de residuo a incinerar o verter. El gravamen más alto, se pagará por aquellos residuos peligrosos que sean "susceptibles de valorización". Esto es, los que pueden ser reutilizados o reciclados. Con esto, pretenden desincentivar la incineración y fomentar el reciclaje. En estos casos, se pagará 42 euros por tonelada.

La segunda cuantía más alta, de 35 euros por tonelada, se aplica a aquellos residuos peligrosos que no pueden ser reutilizados. En este supuesto, la cantidad viene justificada por la huella que la quema y vertido de estos productos tienen en el planeta.

En el caso de que sean residuos no peligrosos, excluyendo aquellos procedentes de la construcción y demolición, cuando sean susceptibles de valorización se abonarán 30 euros por tonelada; y en caso de que no lo sean, 25 euros por tonelada. Por los restos procedentes de la construcción y demolición, la cuota es de 3 euros por metro cúbico.

Este tipo de gravamen ya se aplica en otras comunidades autónomas como la catalana. De hecho, el importe de cada supuesto fue incrementado en el trámite de negociación en la comisión del martes, ya que parte de la enmienda –la que contemplaba los vertidos en vertederos municipales- fue eliminada. Con el aumento de las cuantías, la responsable de Medio Ambiente y Agricultura de Podemos, Beatriz Gascó, considera que se reducirá "la importación de residuos" de otras comunidades autónomas próximas que sí tienen algún tipo de impuesto. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email