X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Distinguir una marca original de una falsa es más difícil de lo que crees: lo dice un estudio de la UV

1/02/2018 - 

VALÈNCIA (EFE). Investigadores de la Facultad de Psicología de la Universitat de València (UV) han demostrado la dificultad de distinguir marcas originales de sus falsificaciones, y han alertado de la relación entre esta percepción y la posibilidad de sufrir la suplantación de identidad en Internet.

El estudio, llevado a cabo por los investigadores Manuel Perea y Ana Marcet y publicado en la revista "Journal of Experimental Psychology", concluye que el sistema perceptivo humano procesa de manera similar palabras escritas correctamente y las escritas mediante una combinación de letras que simula una única letra (por ejemplo, sarnsung.com en lugar de samsung.com), informa la UV.

"Desde un punto de vista aplicado, nuestros trabajos sobre las dificultades en percibir una palabra (o logotipo) respecto a otros visualmente similares son importantes para que las empresas o bancos sean conscientes de la facilidad con la que se puede engañar a sus consumidores o clientes a través de nombres o dominios web muy parecidos a los originales", explican los investigadores.

"A su vez, los consumidores y clientes han de prestar atención a la hora de distinguir productos y dominios fraudulentos de los genuinos", añaden.

Según Ana Marcet, investigadora predoctoral del Departamento de Metodología y la ERI-Lectura, "los correlatos electrofisiológicos en el cerebro ante por ejemplo mircosoft.com y microsoft.com son casi indistinguibles en los primeros momentos del procesamiento de las palabras".

Esto se debe, señala la investigadora, a que el sistema visual no reconoce con precisión la identidad y la posición de las letras en las palabras.

"Podemos, sin darnos cuenta, introducir nuestros datos en páginas web que creemos legítimas cuando en realidad estamos siendo víctimas de 'phishing' (suplantación de identidad)", explica, "o podemos comprar productos que parecen auténticos cuando en realidad son falsificaciones".

Por su parte, el catedrático de Metodología de las Ciencias del Comportamiento Manuel Perea señala que "estos efectos de similitud visual no se limitan a las palabras escritas (páginas web o nombres de productos), sino que también ocurren en logotipos, como podemos ver en productos que simulan el logotipo de la marca original, o con monedas de otros países que se parecen a las de uno o dos euros".

El estudio concluye que aunque muchas marcas y páginas web se protegen mediante el registro de nombres similares (con gooogle.com el navegador lleva a google.com, por citar un ejemplo), los consumidores deberían estar atentos, ya que el control de las empresas no es suficiente para eliminar el gran número de imitaciones existentes.

La investigación se ha desarrollado en dos experimentos con 66 estudiantes de la Facultad de Psicología de la Universitat de València, en los cuales éstos han tomado decisiones léxicas sobre palabras escritas correctamente y palabras escritas con una combinación de caracteres que simulan una única letra. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email