X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Es la participación que quiere comprar la generalitat

DKV comunica al Consell que ha pactado la venta del 65% del Hospital de Dénia a Ribera Salud

Josep Santacreu, consejero delegado de DKV.
7/04/2016 - 

VALENCIA. El rescate de la concesión del Hospital de Dénia se complica. El consejero delegado de la aseguradora alemana DKV, Josep Santacreu, comunicó este miércoles a la Generalitat valenciana que tiene pactada la venta de su participación del 65% en Marina Salud, concesionaria del área de salud 13 (La Marina Alta), a su socio en esta empresa, Ribera Salud. Así lo aseguraron fuentes conocedoras del encuentro mantenido entre representantes de la empresa y la Generalitat, aunque desde el Ejecutivo valenciano no confirmaron este detalle.

Esta participación del 65% es la que pretende comprar la Generalitat después de que el president Ximo Puig anunciase el pasado 29 de marzo que había ordenado a las consellerias de Sanidad y Hacienda que iniciasen las gestiones para revertir la citada concesión, que vence el 1 de febrero de 2024. Tras explorar las diversas posibilidades de reversión, en el Consell ya son conscientes de que la compra de Marina Salud es la forma menos costosa de recuperar la gestión pública, según confirmó también este miércoles la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, a un grupo de alcaldes de La Marina con los que se reunió.

La revelación de Santacreu se produjo en el transcurso de la primera reunión para abordar este asunto, que mantuvieron, en la sede de la Conselleria de Sanidad en Valencia, Montón; el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicente Soler, y el secretario autonómico de Presidencia, Andreu Ferrer, y por parte de DKV, Santacreu y el director general financiero, Javier Cubria.

La decisión del president Puig llegó después de que los responsables de DKV hubieran mostrado públicamente su disposición de vender su participación accionarial. Sin embargo, cuando la empresa dijo eso ya estaba en conversaciones avanzadas con Ribera Salud para venderle su participación, como publicó Valencia Plaza el pasado 23 de enero.

Ribera Salud, que tiene el 35% restante de Marina Salud, posee además derecho de tanteo sobre las acciones de su socio, como también adelantó este periódico. Es decir, que en caso de que DKV decidiera vender su participación a la Generalitat -si no hubiese llegado al citado acuerdo-, Ribera Salud tendría derecho a quedársela por el mismo precio. En el Consell también conocen esta realidad, puesto que poseen toda la documentación de la concesionaria. 

Las conversaciones ente DKV y Ribera Salud parecen haber llegado a buen puerto y la compraventa se podía haber cerrado este mismo mes. El precio acordado no fue revelado por Santacreu ni los representantes de la Generalitat se lo preguntaron, puesto que se trataba de una primera toma de contacto para comunicar a la empresa lo que ya conocía por la prensa. 

La Generalitat se reunirá con Ribera Salud

El siguiente paso de la Generalitat, según ha podido saber Valencia Plaza, es convocar a los representantes de Ribera Salud para transmitirles el deseo de devolver el hospital a la gestión pública, en este caso a través de una empresa concesionaria, así como conocer sus intenciones.

Además de esta participación en Marina Salud, la empresa que dirige Alberto de Rosa gestiona las áreas de salud y los hospitales de Alzira, Elche-Vinalopó y Torrevieja. Ribera Salud está participada al 50% por Sabadell y el grupo sanitario estadounidense Centene Corporation.

El planteamiento del Consell, que no es definitivo ya que todavía está siendo estudiado desde el punto de vista económico y jurídico por la Generalitat, dejaría a Ribera Salud en una situación incómoda, como socio minoritario de una concesionaria controlada por la administración que ha dado esa concesión. Su única salida airosa, en ese caso, sería que la Generalitat comprara también su parte y se hiciera con el 100%, pero eso encarecería la operación y la Generalitat no está para grandes desembolsos. 

Según un comunicado hecho público por la Generalitat tras la reunión, "el objetivo del Consell es poder llegar a un acuerdo con DKV y someter a control público el departamento de salud de Dénia antes de la finalización de la concesión el 1 de febrero de 2024".

Reunión con los alcaldes de Dénia, Pego y Pedreguer 

Previamente a la cita con DKV, Montón se reunió este miércoles con alcaldes de la Marina Alta, así como con representantes de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en la comarca, para abordar la atención sanitaria en la zona, que tiene como centro de referencia el Hospital de Dénia.

A la reunión asistieron el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, y su concejala de Sanidad, Cristina Morera; el alcalde de Pedreguer, Sergi Farrús; el alcalde de Pego, Enrique Moll; la diputada socialista dianense Rosa Mustafá, y dos representantes de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de la Marina Alta.

También asistieron, por parte de la Conselleria, la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público, Dolores Salas; el subsecretario, Ricardo Campos, y la directora general de la Alta Inspección Sanitaria, Marisa Roselló. En el encuentro se abordaron "las necesidades asistenciales de cara a la mejora de la atención sanitaria en la comarca", según un comunicado de la Conselleria. 

Carmen Montón trasladó a los asistentes la labor de control que está llevando a cabo la Conselleria en las concesiones sanitarias a través de las auditorías que está efectuando la Dirección General de la Alta Inspección Sanitaria. La consellera informó también de la apertura de las negociaciones con DKV.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email