X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

según los datos oficiales de la cnmv

El declive de las sicavs: solo 17 altas y 146 bajas durante 2016

29/12/2016 - 

VALENCIA. Mientras los banqueros privados siguen esperando a que el Gobierno se pronuncie sobre cómo va a quedar la nueva regulación sobre las sicavs -caso de haberla porque ya son muchos años con la misma cantinela-, estos vehículos de inversión están a punto de completar su particular 'annus horribilis' a la vista de la pérdida patrimonial y de accionistas que han sufrido durante 2016. Algo lógico, por otro lado, teniendo en cuenta que el número de bajas ha sido cuantioso y el de altas poco menos que simbólico.

Así, y con datos de ayer martes, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) solo había dado 17 altas de nuevas sicavs en lo que va de año frente a 146 bajas, según los datos oficiales del organismo supervisor consultados por este diario. Unos números que dejan bien a las claras los temores entre los tenedores de estas sociedades enfocadas a los grandes patrimonios -pero accesibles a los pequeños por aquello de cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)- a lo largo de este año. Ni que decir tiene que la incertidumbre sobre cómo puedan quedar las sicavs ha condicionado tales números descendentes.

Conviene recordar que la única propuesta del PP sobre estas sociedades enfocadas a las altas rentas, que ya la llevaba en su programa electoral de diciembre del pasado año, era la de modificar del régimen de las sicavs para garantizar su carácter colectivo. Según dicho programa sólo se computarán a efectos del número de los 100 accionistas, los que tengan una participación superior al 0,55%.  Por su parte, el de Ciudadanos recogía el de mantener un control del carácter abierto de las sicavs para que sean efectivamente de naturaleza colectiva. Todo ello para que cualquier ciudadano -no 'mariachis'- pueda invertir en ellas en las mismas condiciones que los dueños reales de las sicavs. Además de que el control fiscal recaiga en Hacienda y no en la CNMV. 

Mientras que el programa electoral del PSOE abordaba tres aspectos: por un lado, un establecimiento de un porcentaje participación máximo para cada inversor; por otro, valorar la fijación de un período de permanencia máximo de las plusvalías acumuladas sin que tributen; y en tercer lugar, dotar legalmente a la Agencia Tributaria de competencias para supervisar e inspeccionar a las sicavs.


Pero lo que es un hecho es que a 30 de noviembre pasado, según los datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), el número de sicavs se había reducido en los once primeros meses del año un 4% hasta las 3.272; el patrimonio un 3,2% hasta los 32.981 millones de euros; y el número de accionistas casi un 5% hasta los 463.059.

Hay que remontarse hasta el pasado 14 de octubre para ver la última sociedad de inversión de capital variable debidamente autorizada por la CNMV: Seis Global Investment. Al frente de la misma está David Godino Palomares, responsable de la dirección de Auditoría Interna de MediaPro, cuya gestión corre a cargo de Solventis, grupo financiero independiente fundado en 2002. Más de dos meses después no ha vuelto a verse una nueva sicav circulando por España.

El empresariado valenciano no se libra

Los otros 'valientes' que han recibido el visto bueno del supervisor a lo largo de este año -no se incluyen aquellas sicavs que han cambiado de dueño- son Ammus Gestio, Cat Valors, Dafiver Capital, Dragonwyck, Finverki Inversiones, Fuyi de Inversiones, Guañameñe Achinech, Ifimem Inversiones, Jebasa Capital 2016, Kiluva 2015, Northern Cross Investments, Obenque Capital, Oporto Finances, Sant Lluis Flour Mill, Tndes XXI y Verdenace Capital.

Entre las bajas se han visto varias de empresarios de la Comunitat Valenciana como Némesis Tercer Milenio, Tosal Inversiones y Turiagest Global Inversiones, las tres de Miguel Martínez Durban; IVG Ahorro y Faviren Ahorro, del fundador de Panama Jack Antonio Vicente; Nusa Gestión Patrimonial de Marceliano Alfaro, presidente de la constructora Ocide; y, por citar otra, MSP Investment 2000, del empresario alicantino Manuel Sabuco.

Hace un mes, este diario sondeó entre cinco financieros valencianos la posibilidad de que las sicavs estén llegando a su final donde compartían la idea de que todavía es prematuro hablar de ello a la espera de que se pronuncie el Gobierno. De la regulación final dependerá pero mientras tanto los banqueros privados siguen trabajando en otras alternativas como son las transformaciones en sociedades anónimas, fusiones con fondos, fusiones con sicavs luxemburguesas... y disoluciones como está a la orden del día. No hay que olvidar que no pocas están en curso de disolverse, lo que incrementará el número de cierres.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email