X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tribuna libre

El diseño al servicio de la estrategia empresarial

22/09/2017 - 

VALÈNCIA. A falta de un organismo público que promocione el diseño, los diseñadores hemos asumido la labor didáctica de explicar por qué es importante el diseño como herramienta eficaz al servicio de las empresas. Desde READ (Red Española de Asociaciones de Diseño) somos conscientes de la importancia de reforzar el vínculo entre diseño y empresa. Por esta razón no solo dialogamos con instituciones del sector público como el Ministerio de Industria y Energía o el Ministerio de Educación y Cultura sobre políticas de diseño, si no que estamos potenciando de manera constante el binomio “Diseño+Empresa”. Esto es algo que se refleja en los Encuentros Nacionales de Diseño que organizamos de forma anual y que precisamente hoy inauguramos en su quinta edición en Valencia.

A nivel europeo hay un amplio consenso en considerar el diseño como un factor estratégico que garantiza la mejora de la competitividad empresarial, la prosperidad económica y el bienestar social. Sin embargo, en nuestro país aún resulta minoritario este convencimiento en el tejido empresarial.

Está comprobado y así se refleja en estudios como los publicados por la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) “El diseño en la empresa. Casos de éxito I y Casos de éxito II” que el diseño tiene la capacidad de aportar innovación y creatividad en las políticas empresariales y así consigue generar diferenciación en cuanto a posicionamiento, mejora de imagen y apertura de nuevos mercados.

Un desarrollo planificado de productos y servicios, que se centre en las necesidades de las personas y que a su vez ofrezca soluciones innovadoras, viables y sostenibles, solo es posible a través del diseño. El diseño desempeña un importante papel como motor del progreso en la economía, y por supuesto, en la sociedad y la cultura. Además de ser un sector económico en sí mismo.

Si a todo lo expuesto anteriormente se le suma la transversalidad, una de las características definitorias del diseño, y por tanto la susceptibilidad de poder emplearse en todos los sectores y ámbitos de actividad, tenemos como resultado que el diseño es un imprescindible aliado estratégico para la empresa que quiere evolucionar.

Debo incidir en algo que considero importantísimo, y es que el planteamiento del diseño en la empresa debe ir más allá de ser la solución a un problema puntual. Solo se consiguen resultados rentables y provechosos con una gestión del diseño que marque las directrices de una política global. El diseño debe estar integrado en todas las áreas funcionales de la empresa y en sus planes de ejecución para optimizar resultados.

Si a estas alturas aún queda algún empresario que se pregunta: ¿Diseño para qué? Le respondería: Diseño para mejorar la imagen y los productos de su empresa, para establecer una comunicación eficaz con sus clientes y potenciales usuarios, para diferenciarse de la competencia, para tener un mejor control en los procesos, en el marketing y resultados, para crecer, para innovar, para afianzar mercados y abrirse a otros nuevos. Para, por ende, aumentar la calidad de vida de las personas y contribuir a que vivamos en un mundo mejor.

Vicente Gallega, presidente de la Red Española de Asociaciones de Diseño (READ)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email