X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de mayo y se habla de OLIVA Goerlich CENTRO DEL CARMEN caso valmor CVMC
GRUPO PLAZA

tensión por el congreso provincial de valencia

El gato y el ratón: Contelles pide la fórmula del PP de Sevilla y Betoret, la doble vuelta

5/05/2017 - 

VALÈNCIA. Un día más -y ya son muchos- los dos principales aspirantes a liderar el PP provincial de Valencia, el actual presidente, Vicente Betoret, y la portavoz de la Diputación, Mari Carmen Contelles, continuaron este jueves con el juego del gato y el ratón respecto al congreso que debe decidir si el primero continúa al frente o hay cambio en la dirección.

Así, después del fallido acuerdo para pactar el Comité Organizador del Congreso (COC) acaecido el miércoles, ambos referentes expresaron públicamente sus posturas de cara al cónclave que todavía no tiene fecha de celebración dado que ni siquiera está convocada la Junta Directiva Provincial (JDP) que debe ratificarlo. De nuevo, las posiciones aparecieron como agua y aceite, visualizándose las dificultades existentes para llegar a un acuerdo.

Contelles, a través de un comunicado, se mostró "favorable" a negociar una solución similar a la adoptada en el cónclave de Sevilla para desbloquear la cita de Valencia. Una fórmula en la que los contendientes se enfrentarían en unas primarias en la que participarían todos los militantes y donde el más votado sería el presidente del partido, mientras que el que ocupara la segunda posición ofrecería una terna de nombres para ocupar la Secretaría General. El resto de nombres para la candidatura única se conformaría integrándose a personas de las diferentes alternativas basada en la representatividad obtenida a través del voto de los afiliados.

Una solución que, tal y como informó Valencia Plaza, ya se venía estudiando desde la dirección regional y que la propia presidenta del PPCV, Isabel Bonig, consideró positiva. En esta línea, desde Génova también se han mostrado en los últimos días favorable a que se pudiera aplicar este método en Valencia.

Otra visión llegó desde el equipo de Betoret, concretamente a través de su mano derecha y secretario general, Vicente Ferrer, quien mostró la preferencia desde esta candidatura a que se produzca un cónclave a dos vueltas "tal y como marcan los estatutos" con el fin de "defender la democracia hasta sus últimas consecuencias". Así, el dirigente aseguró que a Betoret "no le asusta en absoluto tener que votar dado que ha apoyado abiertamente la democracia interna del partido" si bien, aclaró, le "preocupan las consecuencias que tendría un congreso a cara de perro" porque, a su juicio, el resultado sería "un partido fracturado y dividido".

En esta línea, Ferrer consideró que la alternativa Sevilla -solo hubo una diferencia de 24 votos- no ha proporcionado "estabilidad" y mostró su preferencia por las dos vueltas. "La señora Contelles estaría encantada con ganar ese congreso a cara de perro por un voto porque lo que persigue es la presidencia. En cambio, a Betoret no le causaría ninguna satisfacción ganarlo por 200 si el partido queda dividido porque lo que le preocupa es el partido".

Además, afeó a la aspirante rival que se haya llegado a "insultar" a Betoret en una reunión y se haya "negado" a llegar a un acuerdo "hasta en tres ocasiones". Una afirmación que desde el entorno de Contelles rechazan de plano, asegurando que es Betoret quien está buscando "subterfugios" para no llegar a un acuerdo porque "sabe" que no ganaría las primarias.

Unas posiciones que, en definitiva, indican el intenso pulso que se está manteniendo entre los dos principales candidatos. A priori, estaba previsto que se llegara a un acuerdo en el diseño del COC esta misma semana: la oferta planteada se repartía en cinco miembros del órgano para Betoret, cinco para Contelles y tres para María José Penadés, la aspirante con menos posibilidades a priori. El acuerdo incluía que el presidente y el secretario general serían designados en consenso por la dirección regional y nacional. Esta propuesta, que parecía razonable, se celebró en una reunión el martes con un clima de "alta tensión" según confirmaron diversas fuentes, lo que provocó que al día siguiente Betoret evitara cerrar el acuerdo, acusando a Contelles de haberle faltado al respeto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email