X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de agosto y se habla de CVMC diseño CONSELLERIA DE IGUALDAD AUTÓNOMOS
GRUPO PLAZA

la gestora registra 19 millones de pérdidas estimadas

El Hospital de Manises cierra 2015 con pérdidas por el decreto de libre elección

24/01/2017 - 

VALENCIA. El Hospital de Manises se encuentra en un limbo monetario. Tanto por la encrucijada de liquidaciones que tiene judicializada con la Generalitat como por la jugada que supuso la aprobación en mayo de 2015 del decreto 74/2015 de libre elección. La decisión tomada por el anterior Gobierno, bajo el mando en Sanidad de Manuel Llombart, ha supuesto para la empresa concesionaria, Especializada y Primaria L'Horta Manises SA, unas pérdidas contables de 19,23 millones de euros ese mismo año.

Así lo recogen las cuentas de 2015 de la gestora de Hospital de Manises –propiedad del grupo Bupa Sanitas–, en las que explican como este decreto ha provocado la actualización del Plan Económico Financiero de la concesión público-privada, lo que ha supuesto un impacto negativo para el resultado antes de impuestos de aproximadamente de 40,3 millones.

Con esta normativa, se pasa de aceptar la libre elección de especialidad en solo 12 especialidades a aceptarla en todas las de la cartera de servicios de hospitales públicos. También se elimina la burocracia, con lo cual no es necesario tramitar la nueva libre elección para atenciones derivadas de un proceso inicial. Todos estos acontecimientos han reducido el margen operativo de la empresa que se reflejó en sus últimas cuentas.

Todo en base a estimaciones

Según explican desde la compañía, todas estas actualizaciones se realizan por el criterio de prudencia, pensando en lo que resta de la concesión hasta 2024. Lo cierto es que, conceptualmente, los 40,3 millones de impacto negativo serían como una provisión en la cuenta de resultados, ya que hasta el momento solo tienen estimaciones de los pacientes intercentros pero no datos oficiales de la Conselleria de Sanidad. En conclusión, no saben realmente si son más los que entran o salen acogiéndose al decreto de libre elección.

De hecho, recuerdan que el decreto implicaba la creación de un registro de libre elección, donde constaran estos movimientos entre pacientes pero señalan que todavía no existe y no saben si se están registrando estos datos. Cabe recordar que, según el contrato, cuando un paciente de Manises es atendido en otra área de salud, la concesionaria tiene que pagar a la Conselleria el 100% del coste de esta prestación, mientras que si es a la inversa, la Conselleria paga el 80%. A final de año se deben cruzar los datos y realizar la liquidación por la diferencia a favor de quien resulte. 

Con la posibilidad de movimiento, el Hospital de Manises se ve más perjudicado que otros hospitales que están más aislados y donde es más difícil que haya trasvases. Aseguran que se ha afianzado al paciente de departamento, sin embargo, sí que señalan que los pacientes de fuera se han reducido al cambiar el partido al frente del Consell. Y es que Conselleria les ha dejado de remitir pacientes para reducir las listas de espera. 

Baja la cifra de negocio un 22,75%

La cifra de negocio, a efectos contables, también se ha visto reducida en un 22,75%, descendiendo desde los 148,04 millones a los 114,35. El activo financiero de la compañía también ha mermado 39,5 millones, según se especifica. Con todo este escenario, el grupo Bupa Sanitas, propietario de la concesión, ya provisionó 67 millones por las bajas perspectivas de rentabilidad del hospital. De hecho, como consecuencia de este ajuste, la división de Bupa en España y Latinoamérica sufrió en 2015 una caída del beneficio ordinario del 40%, hasta los 70,1 millones de libras.

Entre otras cuestiones, es a destacar que el auditor de las cuentas no vea ningún problema en no provisionar el pago de las liquidaciones entre 2009 y 2013 que el Hospital de Manises debe a la Generalitat a causa de la falta de acuerdo. Como contó Valencia Plaza, la Conselleria de Sanidad exige un montante de 181 millones de euros, mientras que Sanitas propone una liquidación de 1,69 millones.  Unas cifras que están a la espera de ser resueltas por la vía judicial, pero que no tienen constancia en el presupuesto, a pesar de que el auditor manifiesta la convicción del concesionario de que la resolución será a su favor. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email