X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

agenda cultur plaza

El Museu d'Història de València desvela los paralelismos entre el arte románico y el budista

24/02/2017 - 

VALÈNCIA (VP/EP). El Museu d'Història de València acoge desde este viernes 'Cartografía de los caminos: Dunhuang y el románico en la Península Ibérica', una exposición sobre las semejanzas y paralelismos plásticos entre el arte románico en España y el arte budista de China. Se trata de una iniciativa itinerante, que arrancó el pasado verano en Pekín y que concluirá en primavera en Dunhuang (China), en el marco de la Ruta de la Seda. La concejala de Cultura, Glòria Tello, ha presentado la muestra junto al director del Instituto Confucio de la Universitat de València, Vicent Andreu. La exposición está organizada por el Instituto Confucio, con la colaboración del Instituto Cervantes de Pekín, la Sede Central del Instituto Confucio/Hanban y la Dunhuang Research Academy.

Hasta el próximo 23 de abril se podrá disfrutar de esta exposición que propone un recorrido analítico entre las iconografías de las iglesias románicas del norte de España y las pinturas murales y esculturas del conjunto monumental de los santuarios de Dunhuang, en China. Está comisariada por la profesora titular del Departamento de Historia y Teoría del Arte de la Universidad Autónoma de Madrid y directora del Instituto Confucio de Madrid, Isabel Cervera. La muestra enlaza la iconografía religiosa de las cuevas monacales de Mogao (Dunhuang), una de las paradas legendarias de la Ruta de la Seda, entre los siglos IV y XIV, con la que surgió en el Camino de Santiago durante la época románica (siglos XI y XIII). Tal y como han explicado desde la organización, las obvias diferencias entre ambas expresiones plásticas, tanto en el orden territorial, como cronológico y cultural, se convierten en la exposición en analogías visuales.

Hay que tener en cuenta que nunca hubo contacto directo entre la Península Ibérica y Dunhuang en sus procesos de creación y formación de identidades artísticas. Sin embargo, la densidad de los caminos facilitó el tránsito de ideas, imágenes y objetos. Por eso desde el Instituto Confucio se destacan las "sorprendentes analogías entre el arte de Dunhuang y el románico español". Es el caso, por ejemplo, de las similitudes entre las figuras de los bodhisattvas (seguidores de Buda) y los santos cristianos o las representaciones de músicos y seres celestiales que completan la idealización del supremo conocimiento.

También hay semejanzas en los símbolos empleados en ambas culturas, como son el círculo de la sabiduría (el crismón cristiano y o el mandala budista) o la mano divina, y también en el simbolismo que representa la superación de la muerte, el cordero (agnus dei), y en el que representa la idea de inmortalidad, el ciervo. Igualmente, estas semejanzas se vislumbran en algunas narraciones sobre hechos extraordinarios de naturaleza divina, en las metáforas sobre la vida de las divinidades, santos y bodhisattvas o, por último, en la representación de paisajes y escenas de la vida cotidiana. Las fotografías y materiales de la exposición han sido cedidos por la Dunhuang Academy Research, el MNAC Barcelona, el Museo del Prado (Madrid), el Centro de Conservación del Románico (Boí), la Colegiata de San Isidoro (León), y las Catedrales de Jaca y de Santiago de Compostela, entre otros. Se exponen, igualmente, dos obras del artista Qiu Zhijie (Mapa de la utopía y Mapa de la religión).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email