X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

12,90

El poké ya tiene quien lo sirva en Valencia

Por | 02/12/2016

VALENCIA. Tarde o temprano tenía que llegar. Lo cierto es que no se ha demorado mucho. La fiebre del poké (el poké ball), un preparado con alma de take away que arrasa en Estados Unidos, ya tiene quien lo sirva en Valencia: SushiRico. Esta oferta de cocina saludable se resume en una trilogía fundamental: base de arroz, pescado marinado y mezclum de verdes o algas.

Así pues, la propuesta de SushiRico abre esta posibilidad gastronómica en el Cap i Casal y casa perfectamente con el reto de 12,90: encontrar dónde comer bien con ese techo arbitrario. En este caso, repetimos -tras unas semanas de descanso por la llegada de las Cocinas del Underground- en una propuesta de establecimiento en el que la comida para llevar pesa tanto o más que la propuesta para tomar sentados.

 Sucedió ya con Domèstic (que sigue siendo nuestro take away predilecto), se sumó el Uno del Mercado Central y ahora podemos sumar a SushiRico dentro de esta iniciática trilogía de comidas para llevar fundamentalmente saludables. Como en los otros dos casos, la propuesta parte de socios valencianos cogiendo una iniciativa "que lleva en torno a una década pegando muy fuerte en Miami". Así lo describe uno de los empresarios tras el proyecto, Antonio Arboleya, que destaca que "SushiRico es el primer restaurante en España que reduce toda su oferta a los poké balls y al sushirrito".

Esta última propuesta es la hibridación del sushi en un burrito, ambos conceptos mezclados al 50% tal y como los conocemos aunque con una cantidad más próxima al bocado mexicano muy extendido desde hace apenas unos cursos en California. "Hay otros restaurantes que ya han incluido o algún poké o algún sushirrito en sus cartas, pero nosotros apostamos por estas dos ideas tanto en la comida para llevar como para tomar en el local". Este establecimiento ha abierto en la Calle Ribera número 10. 

Qué comer

Ambas propuestas cuentan con la virtud de ser muy cómodas incluso para tomar en la calle, aunque por lo vivido en apenas una semana desde la inauguración de SushiRico es bastante interesante el sabor de los pescados marinados o de las algas. El producto y el precio se mantienen por el momento en un estadio asequible "y los turistas han sido los primeros en acoger con mucha facilidad la propuesta", apunta Arboleya.

 "A los estadounidenses no hay que explicarles mucho, porque conocen las dos tendencias, pero también hemos tenido turistas europeos que han repetido tres o cuatro veces. Es una buena señal". Por el momento el concepto se ha situado en una de las calles más céntricas dos públicos muy claros: el turista ya citado y el de oficinas en el entorno

El poké, popularizado especialmente en Hawái antes de dar el salto definitivo a Miami, está a mitad de camino del donburi y una ensalada de arroz. En el caso de SushiRico las combinaciones de marinados tocan el atún, el salmón, la corvina y los langostinos. Es habitual que se incluya el aguacate y el sésamo, como sucedería en sus lugares de origen, pero también tienen la Green Bowl que es una de las recetas -verde, con kimchee y col china- más interesantes. 

Nuestra apuesta en cualquier caso, por encima del burrito, sería ese poké verde o el Poke Bowl: arroz, atún, teriyaki, mango, siracha, aguacate, wakame, cebolla frita y cebollino picado. De hecho, aunque metemos las narices en la cuestión de gustos, bien puede servir sin alguno de estos dos (o los dos) últimos ingredientes. Es importante tener en cuenta la cuestión del tamaño. Más allá de completar entre todos los ingredientes un número de proteínas y nutrientes en general muy completos, el tamaño del bowl grande desde luego es para una comida calóricamente sobrada en sí misma. El pequeño, por contra, puede quedarse algo corto dependiendo del cliente.

Por el momento y sobre todo como precedente de una oferta llamada a extenderse en otros locales de la ciudad, combinando el imparable acceso al sushi pero con una fórmula más latina (por el burrito) y con una comida saludable y redonda en el caso de los pokes, no está de más sumarlo a la familia de los 12,90.

FICHA TÉCNICA

Nombre: SushiRico
Zona: Centro
Precio: tanto los pokes como los sushirritos, entre 9,5 y 10 euros. Hay una opción con bebida -de poké pequeño- que cuesta 10,50 euros (para llevar o para tomar en el local).
Dónde está: Carrer de Ribera, 10.
Facebook

Comenta este artículo en
next