X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

PLAZAS DE LIBRE DESIGNACIÓN

El PPCV hurga entre el personal de la Generalitat

El partido en la oposición está llevando a cabo una estrategia fiscalizadora, ahora mediante el control de los puestos de libre designación en las Consellerias, calificada desde la Generalitat de intento de "saturación" y "colapso"

14/11/2016 - 

VALENCIA. El PPCV se está tomando muy en serio la labor de fiscalización que debe llevar a cabo un partido en la oposición. Una de las últimas peticiones parlamentarias que ha registrado el Grupo Popular en Les Corts es un listado del personal de todos los departamentos del Consell. A través de la solicitud, que viene firmada por la coordinadora general del partido, Eva Ortiz, se requiere información detallada sobre "todos los empleados públicos que han prestado sus servicios en gestión económica, contrataciones y asuntos generales de todas las Consellerias de la Generalitat".

Sin embargo, los populares solicitan esta relación detallada de los ejercicios 2013, 2014 y 2015, años –salvo 2015- en los que el PP ocupó la Generalitat. Preguntados por esta cuestión, fuentes parlamentarias del grupo insisten en que este tipo de peticiones "no responden a ninguna sospecha concreta" y simplemente quieren hacer "una radiografía" de la Administración para definir "lo que había y lo que hay". Este último requerimiento, afirman, responde a una relación de "puestos muy estratégicos" que en muchas consellerias son de libre designación. De momento no han recibido respuesta por parte de la Administración, ni negativa ni favorable a elaborar la lista, pero Valencia Plaza ha podido saber que desde el Gobierno autonómico ya están trabajando en ello.

Lo mismo ha sucedido en el caso de las cajas fijas de las Universidades. La semana pasada conocíamos una sentencia del TSJ que obliga a la Generalitat a informar sobre los gastos de las cajas de las universidades, desde 2006 a 2014, por petición del PP. Nuevamente la solicitud hace referencia a los años en los que ellos se encontraban en el Gobierno y no era obligatorio hacer pública la relación, debido a la ausencia de la Ley de Transparencia (19/2013). Al respecto, Educación respondía que era "curioso" que la información solicitada fuera de los años en los que el PP gobernaba y el discurso se hacía extensivo.

En líneas generales, la Generalitat cree que este tipo de peticiones se engloban en una estrategia para provocar una "saturación" de todos los departamentos. En opinión de la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, el PP no busca "controlar" al Ejecutivo con determinados documentos, sino que tiene la voluntad de "colapsar". Así, el viernes pasado hacía referencia a solicitudes de otra índole, como por ejemplo la petición de fotocopia íntegra de todos los expedientes de menores de la Comunitat y de todas las mujeres afectadas por violencia machista. "¿Qué aporta al control del Gobierno saber que a una mujer le pegaron?", reflexionó Oltra.

El PP responde que es "parte de su responsabilidad" como oposición. "Nosotros pedimos datos de muchas cosas, incluida información de cuando estábamos en el poder. Si luego encontramos algo raro, entonces ya actuaremos", explican desde el partido.

Cambio de estrategia

Hasta el momento el PP en Les Corts había optado por la práctica del bloqueo –como la de RTVV con la marcha del hemiciclo, que derivó con que su candidata no saliera elegida, y ahora con el Consell Jurídic Consultiu–, algo que le permitía después acusar de falta de gestión al Consell y a los partidos del Gobierno del Botànic. Sin embargo, desde la semana pasada la maniobra parecía haber virado. La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, sugirió al president de la Generalitat, Ximo Puig, liderar una "segunda descentralización" con la proposición de ley para una financiación justa de los Ayuntamientos de la Comunitat en la que el PP había estado trabajando durante 15 meses.

No obstante, este intento de acercamiento de posturas parece que quedará en algo aislado. Después de 20 años gobernando, el PP ha debido adaptarse a la nueva condición que ocupa en el panorama político valenciano: es el principal partido de la oposición. En un marco casi nuevo para la formación que lidera Bonig, el grupo ha estado hasta el momento tratando de definir una estrategia política que marque los pasos de la nueva situación del partido. De momento, la fiscalización exhaustiva es el método elegido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email