X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

comité federal del psoe para decidir la abstención a rajoy

El socialismo andaluz y catalán se enfrenta a cara de perro… y el PSPV evidencia su desunión

19/10/2016 - 

VALENCIA. La guerra socialista abierta en España por el dilema de si el partido debe abstenerse y permitir la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno o rechazarle y afrontar unas terceras elecciones ha enfrentado a las dos federaciones con mayor número de militantes de España: Andalucía (PSOE-A) y Cataluña (PSC). Un pulso al que la Comunitat Valenciana asiste desde una posición silenciosa y dividida: el propio líder del PSPV y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, manifestó este martes que hablará con sus "compañeros " durante esta semana para tomar la decisión "en el momento oportuno" sobre la postura a tomar. Unos contactos con referentes del partido en la Comunitat que, según fuentes socialistas, ya ha empezado a mantener.

Una posición suavizada respecto al "no" rotundo que el jefe del Consell y su entorno habían defendido en las últimas semanas. Este mismo martes, los turnos de palabra en la reunión del grupo socialista en el Congreso, donde no intervino ningún valenciano, se inclinaron por goleada a favor de la abstención: un viraje impulsado por Susana Díaz desde Andalucía, que ya defiende públicamente 'dejar pasar' a Rajoy, mientras que en Cataluña, el renovado líder Miquel Iceta capitanea la resistencia en el 'no es no'.

¿Y la Comunitat Valenciana? Precisamente el PSPV sufre un problema que algunos ya definen como "clásico" o "connatural" a la formación con sede en la calle Blanquerías: la división en sus filas. Una fractura de sobra conocida que se ha puesto de manifiesto a lo largo de muchos años con distintos actores situados en diferentes bandos. Sin ir demasiado lejos, el pasado Comité Federal del PSOE que implicó la caída de Pedro Sánchez ya presentó una delegación dividida casi al 50% (9-8 a favor de que siguiera el líder). De la misma manera, cuando Pedro Sánchez venció en las primarias a Eduardo Madina, el PSPV se repartió en un 45,6% de los votos para el primero y un 40,8% para el segundo.

Ximo Puig y Susana Díaz juntos en Valencia. EVA MÁÑEZ

Una división que, a juicio de más de un veterano del partido, es la principal causa de que el peso de militancia de la federación valenciana en el conjunto estatal no se corresponda con una notable capacidad de influencia en Madrid. "Nunca vamos todos a una, como los andaluces, con lo cual tenemos un potencial de militancia que no se aprovecha porque no somos determinantes", comentaba este martes un alto cargo del PSPV a Valencia Plaza.

En esta ocasión no parece que vaya a ser diferente. El portavoz del PSPV en Les Corts, Manuel Mata, ya anunció ayer este actuará "con libertad" y según su "conciencia" en el Comité Federal, para remarcar que siempre ha dicho que votará "no a Rajoy", una línea que también seguirá el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri. Curiosamente, tal y como informó este diario días atrás, algunos de los que apoyaron a Pedro Sánchez como el expresidente de la Generalitat Joan Lerma, también miembro de este órgano, se sitúan ahora en la abstención.

Miquel Iceta y Ximo Puig en un encuentro en el Palau

Mientras, está por ver si el líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig, quien ha manifestado una posición clara favorable al "no" en los últimos meses, mantendrá una postura que se enfrenta directamente a la de su compañera, aliada y amiga Susana Díaz, o preferirá ceder en la abstención. Una decisión principalmente simbólica en el escenario estatal, dado que visto lo visto hasta ahora, el voto del secretario general del PSPV no implicará un arrastre global de la expedición valenciana hacia un lado o a otro. 

Los miembros de la gestora también votarán en el Comité Federal

En este sentido, las cuentas parecen salirles a los abstencionistas, que ya vencieron en la anterior votación frente a Pedro Sánchez por 133 a 109 sufragios, a lo que habría que sumar que ya no podrían participar los 17 miembros de la Ejecutiva favorables al ya exlíder que sí tomaron parte en aquella jornada. En cambio, los componentes de la Comisión Gestora, mayoritariamente favorables a la abstención, sí podrán votar a priori en el Comité Federal al considerárseles la actual dirección.

Otro de los debates será, además, la forma de ejecutar la abstención de concretarse esta opción: mientras los andaluces abogan por un posicionamiento de todo el grupo socialista en el Congreso -una manera de colegiar la decisión y evitar ser señalados- mientras desde Cataluña exigen libertad de voto. La otra posibilidad es limitarse a las 11 abstenciones necesarias, e incluso algunos han planteado que se produzca ese mismo número de ausencias, una opción que en determinados sectores del partido se considera "ridícula". "Si hay que hacerlo, habrá que hacerlo y dar la cara", comentó un diputado socialista a este diario.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email